Haz tu caminata con el calzado adecuado

Haz tu caminata con el calzado adecuado

Cada año, hay más de 38 millones de personas que hacen senderismo en EE.UU. Los expertos señalan que muchos lo realizan sin el calzado adecuado, y advierten que si tomaran precauciones, podrían reducir el riesgo de lesiones en el pie y el tobillo.

En un comunicado de prensa del Colegio Americano de Cirujanos de Pies y de Tobillos (American College of Foot and Ankle Surgeons), el doctor Gregory Catalano, cirujano del pie y del tobillo con sede en Massachusetts comentó: "Todos hemos visto a senderistas realizar grandes hazañas, como completar la cresta del Pacífico o los senderos de los Apalaches, y esas historias nos inspiran a realizar caminatas más difíciles o largas".

Catalano agregó que a medida que aumenta la cantidad de personas que hacen senderismo y se enfrentan a terrenos más desafiantes, se observa un aumento de las lesiones en deportistas de todos los niveles. Estas lesiones pueden implicar desde dolor en el tendón de Aquiles y en el talón hasta lesiones más traumáticas, como esguinces y fracturas del pie y del tobillo. También puede haber fracturas por estrés en la pierna, el pie y el tobillo.

El cirujano advierte que algunos senderistas subestiman la gravedad de una lesión. Por ejemplo, primero intentan aliviar el dolor cambiando la forma en que caminan, alterando el paso o cambiando de calzado. Pero en algunos casos, esas medidas pueden provocar más daño.

"Es esencial que los senderistas conozcan las señales y sigan atentos a las lesiones complejas, ya que no buscar tratamiento puede resultar en un daño adicional que puede conducir a un tratamiento y unos periodos de recuperación más largos y complejos", comentó. 

Catalano informa que además de las lesiones mencionadas, los senderistas también pueden sufrir ampollas, moratones, esguinces y fracturas. Pero una preparación cuidadosa puede reducir las complicaciones. Entre los consejos que sugiere en su informe para considerar antes de salir a hacer senderismo figuran:  

  • Usar un calzado resistente diseñado para las condiciones del sendero en que caminará. Asegúrate de que el calzado te quede bien y esté bien amoldado antes de irte a caminar. Así reducirás el riesgo de ampollas, daño en las uñas o dolor en los tobillos y pies.
  • Usa calcetines que protejan la piel, absorban la humedad y protejan del frío.
  • Antes de salir a caminar, trata de estar familiarizado con el recorrido. Y averigua las opciones para obtener ayuda médica. Lleva suministros, como apósitos y vendajes que puedas usar para estabilizar y proteger los pies y tobillos lesionados.

Más para leer

Comparte tu opinión