¿Se puede morir por un golpe en el pecho?

¿Se puede morir por un golpe en el pecho?
El riesgo de golpes en deportes de contacto es más alto por eso se recomienda tener cuidado y usar equipo de protección. | Foto: GETTY IMAGES

Un golpe en el pecho (un golpe por una pelota, con el cuerpo u otro objeto) sin originar una herida donde salga sangre, sin antecedentes de enfermedad cardiaca y que genere un paro cardiaco se le llama “Commotio Cordis” o “Conmoción Cardiaca”.

Este suceso para muchos científicos e investigadores es muy raro, pero que origina debates legales y sobre mejorar los equipos de protección en los deportes. 

Este padecimiento no sucede sólo en los deportistas, también se ha visto en personas que por ejemplo tienen algún choque vehicular y sufren algún golpe con el volante o con la bolsa de seguridad.

¿Todos los golpes son igual de peligrosos?

Afortunadamente no. Se ha demostrado que no siempre la fuerza es el factor determinante para originar un paro cardiaco, fisiológicamente se ha evidenciado un momento específico del latido cardiaco que se llama diástole, es cuando suceden la mayoría de los paros cardiacos por un golpe directo en el pecho.

¿Debo evitar realizar ejercicio por este riesgo?

El riesgo de sufrir un golpe en el pecho y que origine un paro cardiaco y por consiguiente la pérdida de la vida es muy raro y esto no nos tiene que alejar de la práctica de actividades físico-deportivas. 

Afortunadamente ha sido de mucho estudio en investigadores recientes, lo que ha llevado a desarrollar un mejor equipo para protección en deportes que son de alto impacto.

Por el lado del usuario que realiza actividades físico deportivas queda tener en cuenta el riesgo en deportes de contacto y también el tener cuidado de un posible golpe.

Siempre es recomendable la revisión del estado de salud de una persona antes de empezar con actividades físico deportivas para reducir riesgos por problemas cardíacos.

Si bien, este padecimiento es súbito y sin antecedentes, es de suma importancia efectuarse exámenes clínicos 1 vez cada 6 meses para evitar eventos desafortunados.

Comparte tu opinión