Hacer ejercicio es más fácil de lo que crees

Hacer ejercicio es más fácil de lo que crees
Las nuevas pautas dicen que ejercicios sencillos pero constantes, como una caminata diaria, mejoran el estado de salud | Foto: ISTOCK

A fin de lograr un buen estado físico no es necesario hacer grandes esfuerzos, y hasta unos breves períodos de actividad diaria ayudan a mantener una vida saludable, según las nuevas pautas establecidas por el Departamento de Salud de los Estados Unidos.

“Las pequeñas cosas suman y pueden conducir a un beneficio real”, dice la doctora Katrina Piercy, asesora de nutrición y actividad física, quien formó parte del equipo encargado de elaborar las nuevas pautas del Departamento de Salud.

Las pautas antiguas estipulaban que era necesaria una actividad física continua de por lo menos diez minutos. El nuevo énfasis está ahora en lograr que la gente pase de una vida sedentaria a períodos de pocos minutos de movimiento.

“Los mayores beneficios se obtienen cuando alguien pasa de no hacer nada a hacer algo, aunque sea subir las escaleras en lugar de tomar el ascensor. El mensaje central es moverse más y sentarse menos”, expresa Piercy.

Las nuevas pautas establecen un nivel más elevado para lo que se describe como beneficios de salud “sustanciales”. Indican que los adultos deben realizar entre 150 y 300 minutos por semana de actividad física moderada, o entre 75 y 150 minutos semanales de actividad intensa. Uno logra beneficios adicionales si hace ejercicios para fortalecer los músculos por lo menos dos días a la semana.

Uno no tiene necesariamente que planificar sesiones de ejercicios, como trotar o jugar fútbol.

“Estas pautas dejan en claro que uno no tiene que correr una maratón”, dice la doctora Mercedes Carnethon, subdirectora de medicina preventiva en la Universidad Northwestern.

Las nuevas pautas señalan que los niños de 3 a 5 años deben estar activos durante el día, lo que significa un cambio en relación a las recomendaciones antiguas, que se enfocaban en los niños mayores de 6 años.

Los niños de 6 a 17 años deben realizar 60 minutos diarios de actividad moderada a intensa.

El consejo para los adultos mayores es el mismo que para los adultos jóvenes, con una diferencia: A los mayores se les aconseja combinar el entrenamiento, un fortalecimiento de músculos más ejercicios aeróbicos. “Para los adultos mayores, una actividad física con múltiples componentes hace la diferencia en la prevención de caídas y la disminución del riesgo de lesiones si ocurre una caída”, dice Piercy.

La actividad física también es beneficiosa para el cerebro, mejora el sueño y reduce el riesgo de demencia, depresión y ansiedad, según las nuevas pautas.

Más información sobre actividad física:

¿Puedo perder peso si el único ejercicio es caminar?

Comparte tu opinión