Cómo hacer gel desinfectante para manos casero

Cómo hacer gel desinfectante para manos casero
Los principios activos en la mayoría de estos productos son alcohol isopropílico, etílico o propílico. | Foto: GETTY IMAGES

En los últimos días, los geles desinfectantes de manos comenzaron a escasear en mercados y farmacias. Por temor al nuevo brote de coronavirus (COVID-19) el desabastecimiento de geles, alcohol, toallitas desinfectantes y otros productos similares, continúa en todas partes.

Aunque los especialistas aseguran que lavarse las manos con jabón y agua sigue siendo la mejor opción, se aconseja tener a la mano un producto que tenga alcohol cuando no no es posible contar con agua y jabón. Aquí te contamos como puedes prepararlos tú mismo en casa con alcohol antiséptico, gel para cosméticos o simplemente aloe vera en gel, como el que se vende para las quemaduras de sol

Entre las principales marcas de desinfectantes para manos, Purell (Johnson& Johnson) es uno de los más vendidos en EE. UU. La compañía que lo fabrica aseguró que no es ajena a la gran demanda por parte de los consumidores, y que van a incrementar su producción. Otras marcas reconocidas son Germ-X, Touchland, Cleanwell, Dial, Gel-Rite, Espadol Dettol.

Recuerda que no es imprescindible que el alcohol sea gel para que elimine  los gérmenes. Se usa en forma de gel para que se evapore más lentamente y desinfecte a fondo por más tiempo.

¿Qué es el gel desinfectante?

El gel desinfectante o "sanitizante" para manos, también llamado gel antiséptico, gel antibacterial, alcohol en gel o gel limpiador bactericida, es un producto antiséptico que se emplea para lavarse las manos. Los principios activos en la mayoría de estos productos son alcohol isopropílico, etílico o propílico.

La cantidad de alcohol en su composición varía entre el 60 y el 70%, siendo la cantidad más común 65%. Se recomiendan una dosis de 3 a 10 mililitros para ambas manos, frotando al menos por 30 segundo (palma con palma, entrelazando los dedos y en la parte posterior de estos). Una vez que las manos estén secas quedarán desinfectadas. Se estima que método elimina el 99,9% de las bacterias.

Sin embargo, es necesario que las manos estén limpias, libres de suciedad o grasa antes de la aplicación, de lo contrario el desinfectante no funcionará correctamente.
Algunos perfumes, colonias de baño, e incluso bebidas alcohólicas fuertes contienen una graduación algo menor que el 70%, pero, a falta de alcohol desinfectante, podrían usarse en casos de emergencia.

Cómo fabricar el gel en casa

Para fabricar los geles desinfectantes, la industria recurre a gelificantes (un producto que permiten lograr una densidad similar a la de los líquidos, pero con estructuras semejantes a la de un sólido) que mezclan con alcohol isopropílico, etílico o propílico (el alcohol antiséptico que solemos tener en casa). 

Entre los gelificantes usados para cosméticos, se destacan  Carbopol 940 o  Carbomero 940, que se pueden conseguir en las tiendas online. Se suele vende en sobres de 8 onzas o por libra.

Para lograr una fórmula similar a la de los productos comerciales, se debe medir y mezclar en un envase limpio: 70% de etanol 96º (alcohol etílico o isopropílico), 28% de agua y 2% de gelificante en polvo. También se puede agregar perfume restando volumen de agua. Una vez incorporados los ingredientes, se deja reposar unas horas. 

Con aloe vera en gel

Otras preparaciones reemplazan el gelificante  por gel de aloe vera o sábila, e incluyen esencias, como de árbol de té o lavanda. Se mezclan  8 cucharadas grandes de gel de aloe vera, con 6 de alcohol y entre 10 y 15 gotas de esencia (opcional), se mezcla muy bien y se deja reposar, para luego colocar en un frasco dosificador. 

Sin embargo, se recomienda precaución al utilizar aloe vera y otras hierbas para estas preparaciones, ya que podrían alterar los efectos desinfectantes del gel.

Otra opción más sencilla: puedes adquirir en las farmacias o supermercados aloe vera en gel, de los que se usan para humectar la piel después de tomar sol,  y lo mezclas con alcohol siguiendo las mismas proporciones mencionadas:  aproximadamente 2 tercios de producto en gel y un tercio de alcohol. 

Lo mezclas muy bien y dejas reposar antes de ponerlo en frascos que puedas llevar en tu bolsa o mochila. Son ideales los recipientes pequeños que se venden para poner productos cosméticos cuando viajas.

Cómo se deben lavar las manos

Si bien estos productos resultan útiles cuando no disponemos de jabón, el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, afirmó que lavarse las manos sigue siendo la mejor opción para desinfectar. Para hacerlo correctamente, la OMS compartió los siguientes consejos:

  • De ser posible usar jabón líquido. Mojar las manos en agua tibia y colocar una cantidad de jabón comparable con una moneda.
  • Frotas las manos (parte superior, entre los dedos y alrededor y debajo de las uñas) hasta que se forme espuma. Luego continuar haciéndolo durante 15 o 20 segundos.
  • Enjuagar bien las manos con agua corriente.
  • Secarse las manos con una toalla papel desechables, de tela limpia o secarlas al aire.

Debes realizar este proceso antes de:

  • Preparar comida.
  • Comer.
  • Alimentar a los niños.

Y después de:

  • Preparar comida.
  • Tocar alimentos crudos, especialmente carnes.
  • Usar el baño.
  • Cambiar un pañal.
  • Toser o estornudar.
  • Manejar la basura o los platos sucios.
  • Tocar a las mascotas.
  • Usar el teléfono.
  • Tocar la cara, el cabello, cuerpo o a otras personas.
  • Tocar un corte o una llaga.
  • Limpiar o tocar la ropa sucia.

Comparte tu opinión