Día Mundial de lucha contra el Cáncer

Día Mundial de lucha contra el Cáncer
Para el 2030 se podría reducir en un tercio el número de muertes prematuras por cáncer y otras enfermedades no transmisibles si tomamos medidas hoy (OMS).

La comunidad mundial conmemora el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer,  este año bajo el lema #YoSoyYVoyA  o #IamAndIwill. 

La campaña 2019-2021 hace un llamamiento a unir esfuerzos entre la gente y las comunidades de todo el mundo para promover acciones e inversiones en áreas como el control del tabaco, la promoción de estilos de vida saludables, la detección temprana del cáncer, y la mejora de los servicios de tratamiento, así como de cuidados paliativos cuando la cura no es posible.

Como otros años, el objetivo es convencer a todos que  las personas, juntas, pueden crear un cambio.

"Este 4 de febrero, sea quien seas, tus acciones, ya sean grandes o pequeñas, crearán un cambio positivo y duradero. Porque el progreso es posible. Necesitamos tu compromiso para crear un mundo sin cáncer", es el pedido de la organización.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo. Cada año mueren de cáncer 9,6  millones de personas, en su mayoría en los países de ingresos bajos y medianos.

El Día Mundial contra el Cáncer es una iniciativa de la Unión para el Control Internacional del Cáncer (UICC),  una de las organizaciones contra el cáncer más grande y antigua dedicada impulsar el desarrollo de capacidades y de iniciativas para reducir la carga mundial del cáncer, promover mayor equidad en el tratamiento y sumar el control del cáncer a la agenda mundial de salud y desarrollo.

El acceso al diagnóstico, el tratamiento y la atención del cáncer que salvan vidas debe ser igual para todos, sin importar dónde viva, cuáles sean sus ingresos, su origen étnico o género, es uno de los principios de la organización.

Uno de los problemas es que el cáncer en muchos casos se diagnostica demasiado tarde. Incluso en los países que disponen de sistemas y servicios de salud óptimos,  el diagnóstico se realiza en una fase avanzada, cuando es más difícil que el tratamiento dé buenos resultados.

El Día Mundial de la lucha contra el Cáncer fue establecido por la Carta de París adoptada en la Cumbre Mundial contra el Cáncer del Nuevo Milenio celebrada en París el 4 de febrero de 2000.

Factores de riesgo controlables

La buena noticia es que los principales  factores de riesgo  de cáncer son modificables, y en muchos casos completamente prevenibles, como ciertos alimentos. Incluyen:

  • Consumo de tabaco
  • Baja ingesta de frutas y verduras
  • El uso nocivo de alcohol
  • Falta de actividad física
  •  Obesidad

Otros factores de riesgo específicos para el cáncer incluyen las infecciones crónicas del virus del papiloma humano (VPH), para el cáncer cervicouterino;  hepatitis B y C, para cáncer de hígado y H. pylori, para el cáncer de estómago.

Se estima que del 30 al 40 por ciento de los cánceres se pueden prevenir al reducir la exposición a estos factores de riesgo. Las políticas de salud pública se pueden implementar para respaldar la elección individual de estilos de vida saludables, convirtiéndolas en la opción más fácil.

Muchos otros tipos de cáncer, especialmente el cervicouterino, el de mama y el cáncer colorrectal, pueden detectarse temprano y tratarse eficazmente a través de programas organizados de tamizaje y detección temprana ligados a un el acceso al tratamiento oportuno.

Estados Unidos

La tasa de mortalidad por cáncer en Estados Unidos cayó 1.7 por ciento de 2014 a 2015, continuando así con un descenso que comenzó en 1991 y ha llegado al 26%, resultando en casi 2.4 millones menos de muertes por cáncer durante ese período, según un informe de la Sociedad Americana del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés).

Aún así, se prevé que más de 1.7 millones de personas serán diagnosticadas con cáncer en 2018, y casi 610,000 personas morirán como consecuencia de la enfermedad este año, dijeron los investigadores.

La disminución de las tasas de mortalidad se debió en gran parte al descenso de las muertes por cuatro tipos principales de cáncer, que incluyen:

  • 52 por ciento en las muertes por cáncer de próstata en hombres de 1993 a 2015.
  • 52 por ciento menos en las muertes por cáncer de colon desde 1970 hasta 2015, aunque desde mediados de la década de 2000 esa tasa en realidad ha aumentado ligeramente en personas menores de 55 años.
  • 45 por ciento menos en las muertes por cáncer de pulmón entre 1990 y 2015.
  • 19 por ciento menos en las muertes por cáncer de pulmón entre 2002 y 2015.
  • 39 por ciento menos en las muertes por cáncer de mama en mujeres desde 1989 hasta 2015.

El informe subrayó que una disminución en el consumo de cigarrillos se visualiza como el factor más importante en la caída de las tasas de mortalidad por cáncer.

Más información

Comparte tu opinión