¿Cuánto alcohol tiene tu trago favorito?

¿Cuánto alcohol tiene tu trago favorito?
Saber qué graduación alcohólica tiene lo que bebes puede reducir los riesgos de exceso. | Foto: ISTOCK

¿Cuánto alcohol puedo tomar sin correr riesgos? ¿Qué se considera una bebida estándar? Mucha gente se asombra al aprender los valores reales, porque hay muchos datos confusos sobre estos temas. El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo (NIAAA) informa que en Estados Unidos, un trago “estándar” es cualquier bebida alcohólica que contenga alrededor de 0.6 onzas líquidas o 14 gr de alcohol “puro”. 

Aunque las bebidas que aparecen a continuación son de diferentes tamaños, cada una contiene, aproximadamente, la misma cantidad de alcohol y cuenta como un trago. 

Los ejemplos anteriores sirven como punto de partida para la comparación. Para diferentes tipos de cerveza, vino o licor de malta, el contenido de alcohol puede variar mucho. Algunas cervezas ligeras, por ejemplo, tienen casi la misma cantidad de alcohol que la cerveza normal: la primera puede llegar a tener el 4.2% frente al 5.0% de alcohol por volumen (alc/vol), en promedio, que una cerveza normal. 

Si deseas conocer el contenido de alcohol de una bebida enlatada o embotellada, verifica la etiqueta. 

Cuánto alcohol es seguro beber

Con respecto a la cantidad sugerida de alcohol que se considera una medida saludable, el límite son dos bebidas diarias para los hombres y una para las mujeres.

¿Por qué los límites de bajo riesgo para las mujeres son diferentes a los de los hombres? Una de las razones es que, en promedio, las mujeres pesan menos que los hombres.

Además, el alcohol se distribuye a través del agua en el organismo, y libra por libra, el organismo de las mujeres retiene menos agua comparado con los hombres. Entonces, después de que un hombre y una mujer del mismo peso toman la misma cantidad de alcohol, el nivel de concentración de alcohol en la sangre de la mujer tiende a ser mayor, y esto la expone a un mayor riesgo. 

Pero en algunos casos, incluso un poco de alcohol es demasiado, informa el NIAAA. En algunas circunstancias, aun el consumo moderado (hasta 2 tragos en un día para los hombres y 1 para las mujeres) puede ser excesivo. Lo más seguro es evitar el alcohol si: tienes pensado manejar u operar maquinaria, si estás tomando medicamentos que puedan interactuar con el alcohol, si tienes una enfermedad médica que puede empeorar con el consumo de alcohol, o si estás embarazada o tratando de concebir. 

¿Cuáles son los riesgos de excederse con el alcohol?

Lesiones. Beber demasiado aumenta tus posibilidades de ser herido o incluso asesinado. El alcohol es un factor de aproximadamente el 60% de las lesiones por quemaduras fatales, ahogamientos y homicidios; 50% de lesiones traumáticas graves y agresiones sexuales; y del 40% de los accidentes automovilísticos fatales, suicidios y caídas fatales.

Problemas de salud. Los estudios han demostrado que una bebida al día aumenta el riesgo de cáncer de mama en las mujeres. Además, las personas que beben en exceso tienen un mayor riesgo de enfermedad hepática, enfermedad cardíaca, depresión, derrame cerebral y sangrado estomacal, así como de cáncer de la cavidad oral, de esófago, laringe, faringe, hígado, colon y recto. También pueden tener problemas para controlar la diabetes, la presión arterial alta, el dolor, y padecer trastornos del sueño. Y pueden aumentar sus posibilidades de contraer infecciones de transmisión sexual por tener relaciones sexuales sin protección. 

Defectos de nacimiento. Beber durante el embarazo puede causar daño cerebral y otros problemas graves en el bebé. Debido a que aún no se sabe si una cantidad de alcohol es segura para un bebé en desarrollo, las mujeres embarazadas o que están buscando quedar embarazadas no deben beber.

Trastorno por consumo de alcohol. Es una condición médica que los profesionales pueden diagnosticar cuando la bebida causa angustia o daño. 

Más allá de estos riesgos para la salud física y mental, el consumo frecuente de alcohol también está relacionado con problemas personales, como perder la licencia de conducir y tener problemas de pareja.

¿Cómo puedes reducir tus riesgos?

Las opciones para reducir los riesgos relacionados con el alcohol incluyen:

  • Mantenerte dentro de los límites establecidos en las pautas dietéticas mencionadas arriba.
  • Tomar medidas para estar seguro cuando bebes (sabiendo qué graduación alcohólica contiene tu bebida).
  • Dejar de beber por completo.
  • Pedir ayuda si no puedes controlar la cantidad de alcohol que bebes.

Más para leer sobre el alcohol

Comparte tu opinión