10 mitos comunes sobre el alcohol

Foto: SHUTTERSTOCK

"Beber sólo los fines de semana no hace mal", "si soy maduro ya no me causa daño el alcohol", éstos son sólo algunos de los mitos que circulan acerca de beber. Conoce la verdad, ¿cuál es la cantidad aconsejada y cuándo estás en una relación problemática con esta hábito?

Mito 1: Puedo manejarlo, no me hace daño

Ser capaz de tomar unas cuantas bebidas sin sentir ningún efecto puede parecer algo bueno. Si necesitas beber cantidades cada vez mayores de alcohol para sentir su efecto, podría ser una señal de que tienes un problema con el alcohol.

5 órganos que destruye el alcohol
Mito 2: Estoy bien, sólo bebo el fin de semana
Foto: SHUTTERSTOCK

Mito 2: Estoy bien, sólo bebo el fin de semana

No es necesario que tomes todos los días para tener un problema con el alcohol. El consumo excesivo se define por la cantidad que bebes en un día o en una semana. Estas en riesgo si: eres hombre y consumes más de 4 bebidas al día o más de 14 bebidas en una semana, o si eres mujer y consumes más de 3 bebidas al día o más de 7 bebidas en una semana.

¿Por qué bebes?

Tragos peligrosos

Beber estas cantidades de alcohol o más se considera un consumo excesivo. El exceso de alcohol puede ponerte en riesgo de sufrir enfermedades del corazón, accidente cerebrovascular (ACV), enfermedad hepática, problemas para dormir y algunos tipos de cáncer.

Fármacos Vs. Alcohol

Mito 3: Soy maduro, beber no me afecta

Al contrario: la gente se vuelve más sensible al alcohol al envejecer, a veces, porque toman medicamentos que hacen más fuertes los efectos del alcohol. Algunos adultos mayores pueden comenzar a beber más porque están aburridos o se sienten solos o deprimidos.

Cuánto alcohol pueden consumir los mayores
Foto: SHUTTERSTOCK

Cuánto alcohol pueden consumir los mayores

Los expertos recomiendan no tomar más de 3 bebidas en un solo día o no más de un total de 7 bebidas por semana. Una bebida se define como 12 onzas de líquido (355 ml) de cerveza, 5 onzas de líquido (148 ml) de vino, o 1 y 1/2 onzas de líquido (45 ml) de licor.

Mito 4. No tendré problema, sólo bebo vino y cerveza

Los problemas con la bebida no están relacionados con lo que bebes, sino con cómo ésto afecta tu vida. Si hay momentos en que bebes más de lo esperado, piensas en eso a menudo, dejas de ver amigos por beber, si has intentado dejar el hábito y no has podido hacerlo, tal vez es hora de enfrentar el problema.

Mito 5: El alcohol oscuro es más saludable
Foto: SHUTTERSTOCK

Mito 5: El alcohol oscuro es más saludable

Las cervezas y vinos más oscuros generalmente tienen más antioxidantes que la cerveza ligera y el vino blanco (se cree que los matices más oscuros significan un mayor contenido de flavonoides en las cervezas y un mayor contenido de polifenoles en los vinos). Pero los químicos que utilizan para la fermentación suelen empeorar las resacas. Esto se aplica al vino, las cervezas, el ron, el tequila oro y todas las bebidas que tienen un matiz oscuro.

Mito 6: Tomar aspirina o ibuprofeno antes de beber evita la resaca

El alcohol y los analgésicos no se mezclan. Beber mientras estás tomando analgésicos podría aumentar tu riesgo de presentar problemas hepáticos, sangrado del estómago u otros peligros. Hacerlo sólo incrementa tu riesgo de problemas con el alcohol.

Mito 7: Comer mucho  antes de beber ayuda a estar sobrio
Foto: SHUTTERSTOCK

Mito 7: Comer mucho antes de beber ayuda a estar sobrio

Comer bien puede ralentizar la absorción de alcohol, pero no evita que te emborraches. El estómago y el intestino empezarán a absorber el alcohol cuando la comida baje. Beber con el estómago vacío no es una buena idea, pero comer de antemano no garantiza que puedas beber más y estar sobrio.

Mito 8: El café puede quitar mi borrachera

Falso. Si estás ebrio, nada te ayudará a recuperar la sobriedad más que el tiempo. Tu cuerpo necesita tiempo para descomponer el alcohol que hay en su sistema. La cafeína puede ayudar a que te sientas despierto. Sin embargo, no mejora tu coordinación ni tu capacidad de tomar decisiones.

Nunca conduzcas si has bebido
Foto: SHUTTERSTOCK

Nunca conduzcas si has bebido

Parace obvio, pero mucha gente sigue haciéndolo. El efecto del alcohol dura por muchas horas luego de que dejas de tomar. Ésta es la razón por la que nunca es seguro conducir luego de haber estado bebiendo, sin importar cuántas tazas de café tomes.

Mito 9: La cerveza hidrata mejor que el agua después de hacer ejercicio

Algunos estudios sugieren que la cerveza puede rehidratar mejor que el agua por las vitaminas y minerales y porque los carbohidratos ayudan a reponer energía. Pero el efecto del alcohol sobre el hígado y el páncreas hace que el oxígeno salga del torrente sanguíneo más rápido, lo que inhibe el transporte de enzimas digestivas y nutrientes a través del cuerpo.

Mito 10: Beber vino es sano
Foto: SHUTTERSTOCK

Mito 10: Beber vino es sano

Los supuestos beneficios asociados con beber se relacionan específicamente con el consumo “moderado”: es decir una copa al día para las mujeres y hasta dos para los hombres. En el caso del vino, una copa equivale a 5 onzas. Aunque hay evidencias sobre los beneficios del vino para el corazón, el problema es que es difícil tomar una sola copa.

Lo bueno y lo malo del vino
Comparte tu opinión