Remedios naturales para aliviar la tos

La tos es más que un reflejo del organismo para mantener despejada la garganta y las vías respiratorias. Muchas veces puede llegar a ser una molestia capaz de interferir con la vida cotidiana, y, bajo el contexto de pandemia, una peligrosa amenaza, ya que favorece la transmisión del coronavirus.

Foto: GETTY IMAGES

Aunque muchos se desesperan y llegan a odiarla, la tos no es tan perjudicial como se cree, ya que ayuda a limpiar la mucosidad de las vías respiratorias. Sin estas reacciones en el organismo, probablemente tendríamos que lidiar con otro tipo de complicaciones. Sin embargo, si su presencia se convierte en un verdadero fastidio, puedes recurrir a estos remedios caseros para aliviarla:

Miel

Comer una cucharada de miel por las noches puede ser de gran ayuda para aliviar la tos, ya que posee propiedades antioxidantes y antimicrobianas. También se asocia a efectos antiinflamatorios, por lo que puede calmar la irritación de garganta que muchas veces acompaña a la tos.

"Dulces" propiedades de la miel
Miel
Foto: GETTY IMAGES

Si quieres obtener un efecto más poderoso contra la tos, puedes combinar la miel con té o agua de limón caliente. Existen investigaciones que compararon esta mezcla con el dextrometorfano, un medicamento usado comúnmente para el resfriado, gripe y tos.

Vapor

Respirar vapor es una sencilla y efectiva forma de calmar la tos, ya que aumenta la humedad en el aire y alivia la garganta seca o irritada. Si quieres incrementar las bondades del vapor, agrega hojas de menta o eucalipto al agua caliente. Estas actuarán como descongestionantes y expectorantes.

Vapor
Foto: GETTY IMAGES

Tomillo

Más allá de su uso gastronómico, también se demostró que el tomillo tiene grandes cualidades dentro del campo de la medicina. De hecho, está aprobado por la Comisión Alemana para el tratamiento de problema respiratorios, como bronquitis, tos ferina y catarro.

Para aprovechar sus bondades, pon a hervir en agua un puñado de tomillo, deja reposar unos minutos, cuela y tómalo con un poco de miel y limón. Las propiedades antimicrobianas y expectorantes de esta planta comenzarán a actuar de inmediato. Al cabo de pocos días notarás la diferencia.

Ajo

Pese a su sabor poco agradable, el ajo puede actuar como antiséptico en las vías respiratorias y como un poderoso antibiótico natural capaz de aliviar cualquier molestia en la garganta, incluida la tos.

Agua

En caso que la tos venga acompañada por flemas, bebe mucho líquido, especialmente agua. De esta manera es más sencillo diluir la mucosidad y por consiguiente expulsarla del organismo. El agua también contribuye a mantener húmedas las vías respiratorias.

Beneficios de beber agua mineral
Agua
Foto: GETTY IMAGES

Piña

Generalmente, nadie piensa en piñas a la hora de buscar una solución para la tos. Esto es por que no han escuchado acerca de la bromelina, una enzima presente en esta fruta que parece ayudar a disminuir la irritación y mucosidad que suelen presentarse junto a la tos.

Pese a que existen varios testimonios que revelan que este remedio ha funcionado, algunos organismos, como los Institutos Nacionales de Salud, se han reservado a confirmar su efectividad, pues argumentan que no hay suficientes pruebas hasta la fecha.

Cebollas

Otro de los remedios caseros más populares y antiguos contra la tos consiste en picar una cebolla, agregarle dos cucharadas de miel, dejar reposar media hora para que suelte sus jugos y consumir, a fin de calmar este malestar.

Aunque no existe suficiente evidencia médica al respecto, se piensa que los efectos de la cebolla se deben a sus propiedades expectorantes y antitusivas. Incluso algunas personas afirman que respirar rodajas de cebolla por las noches es de gran ayuda.

Foto: GETTY IMAGES

Jengibre

El jengibre tiene muchos usos, tanto gastronómicos como medicinales, a lo largo del mundo. Con respecto a la tos, se destaca su capacidad antihistamínica y descongestionante para combatirla. Una buena forma de aprovechar estas bondades es preparándolo en infusión.

Jengibre: cuáles son sus usos

Cuándo consultar al médico

Es común que la tos se convierta en una molestia de unos cuantos días. Si se extiende por semanas, lo mejor será visitar a tu médico de confianza, pues la tos crónica generalmente es indicio de otro tipo de afecciones más complejas que requieren de atención inmediata.

Fuentes consultadas

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión