Ejercicios para entrenar según tu personalidad

¿Para qué ejercitar?
Crédito:Thinkstock

¿Para qué ejercitar?

Un hombre va al gimnasio para verse musculoso, y en segundo lugar, para bajar de peso. Las mujeres en cambio anhelan lucir delgadas y firmes. Pero muchos quieren hacer lo que les resulta más fácil, huyendo de las máquinas o actividades que los hacen sentir en una cámara de torturas.

Según tu carácter
Crédito:Thinkstock

Según tu carácter

Uno de los secretos de los que tienen constancia a la hora de ir al gimnasio es que encontraron la actividad que más se adecua a su personalidad: los más intrépidos harán escalada; los más tranquilos elegirán yoga. Lo importante es encontrar la actividad que más se adapta a cada persona.

Personalidad: arriesgada
Crédito:Thinkstock

Personalidad: arriesgada

¿Contra qué enemigo se libra esta batalla? ¡Contra la flaccidez y el aburrimiento del ejercicio! El boot camp es una rutina de ejercicios “tipo militar” con la guía de un profesor y un intenso entrenamiento al mejor estilo “Rambo”. Aseguran que los “reclutas” pierden entre 800 y 1500 calorías por clase de 90 minutos.

El éxito del Boot Camp
Personalidad: saludable
Crédito:Thinkstock

Personalidad: saludable

Las investigaciones demuestran que la mujer debe hacer actividades de alto impacto como correr, saltar a la soga o ejercicios aeróbicos en step al menos 20 minutos, dos veces por semana, para lograr una buena densidad ósea. Esto las ayudará cuando lleguen a los 40 años, donde los huesos se debilitan.

Personalidad: acelerados
Crédito:Thinkstock

Personalidad: acelerados

Con los años el cuerpo va perdiendo flexibilidad, que se puede mejorar con yoga o Pilates. Esta actividad es mucho más sencilla para las mujeres, que son mucho más elásticas que los hombres. Y es ideal para quien sufren estrés, ya que ayuda a aquietar el espíritu y aliviar las contracturas.

Beneficios del yoga
Personalidad: maduritas coquetas
Crédito:Thinkstock

Personalidad: maduritas coquetas

Es conveniente que la mujer realice ejercicios de resistencia (pesas) junto con un entrenamiento intervalado para lograr quemar la grasa abdominal que se comienza a acumular durante la menopausia. Y no hace falta el rigor de un boot camp: alcanza la cinta de caminar con velocidades intervaladas.

Personalidad: acróbatas
Crédito:Antigravity Fitness

Personalidad: acróbatas

Los fanáticos del yoga que buscan un nuevo desafío pueden probar el yoga aéreo, donde los ejercicios se hacen colgando de una hamaca de tela suspendida del techo. Fue creado por el gimnasta y bailarín Christopher Harrison y Gwyneth Paltrow es una de sus alumnas.

Una disciplina para crecer
Crédito:Thinkstock

Una disciplina para crecer

Cualquier persona capaz de hacer tres sentadillas seguidas está en condiciones de practicar yoga aéreo. Salvo embarazadas, personas con cirugías recientes y lesiones en el tren superior. Aseguran que al descomprimir los discos lumbares ¡se puede crecer entre ¼ y ½ pulgadas! (0,5 a 1 cm)

Personalidad: no amantes del gimnasio
Crédito:Thinkstock

Personalidad: no amantes del gimnasio

Para los que se aburren con el ejercicio tradicional, la danza es una buena propuesta para moverse y quemar calorías. Las clases de Zumba son una excelente alternativa, que con su ritmo y su energía contagiosa tonifica, hace transpirar y permite quemar calorías y divertirse a la vez.

Bailando por un sueño
Personalidad: exótica
Crédito:Thinkstock

Personalidad: exótica

Los que gustan de otras culturas pueden optar por la danza Bollywood isnpirada en la India. Propone una actividad que combina baile, mucho cardio y transpiración. Requiere algo de experiencia en el baile, ya que se realizan coreografías que ayudan a tonificar diversos grupos musculares.

Personalidad: equilibrada
Crédito:Thinkstock

Personalidad: equilibrada

Bosu ayuda a mejorar el equilibrio mientras se busca estabilidad sobre esta media pelota. Los movimientos no son complicados, pero sí lo es mantenerse inmóvil sobre ella. De paso se tonifican glúteos, muslos, caderas, el tren superior y el abdomen.

Personalidad: quiero pero no puedo
Crédito:Thinkstock

Personalidad: quiero pero no puedo

Para quienes adoran el ejercicio aeróbico pero tienen que evitar los rebotes para preservar las articulaciones, nada mejor que el trampolín personal. Es una pequeña cama elástica donde se puede saltar y bailar a gusto sin que el cuerpo se tome venganza y acuse dolores e inflamaciones.

Quemar calorías a los saltos
Crédito:Thinkstock

Quemar calorías a los saltos

Este trampolín personal fue creado para poder realizar un entrenamiento de alta intensidad pero de bajo impacto. Con solo media hora de actividad se pueden quemar entre 200 y 400 calorías, mientras que se tonifican muslos, pantorrillas, glúteos y caderas.

Personalidad: guerrera
Crédito:Thinkstock

Personalidad: guerrera

Esta disciplina es ideal para las que se sienten heroínas de Hollywood que manejan armas con destreza, como Katherine Z Jones en "El zorro". “Forza” es un entrenamiento basado en las técnicas de los samurai, y fortalece el abdomen, brazos, hombros y espalda. También ayuda a bajar de peso, y no es peligroso, ya que no se usa filo sino un palo que emula a un arma real.

Personalidad: amante de la naturaleza
Crédito:Prancercise

Personalidad: amante de la naturaleza

Pueden recurrir al Prancercise, la exótica rutina creada por Johanna Rohrback. Consiste en seguir el mismo ritmo y andar de los equinos, ya sea paso, trote o galope. No hace falta caminar a la par de un caballo sino emular sus movimientos, y se puede hacer con pesas y música para tener más ritmo.

La rutina del caballo
Comparte tu opinión