6 verdades sobre la desintoxicación del hígado

Foto: ISTOCK

Alrededor de la salud del hígado se han levantado mitos como que es necesario hacer una desintoxicación para mejorar la función hepática o para curar sus afecciones. Pero no todo lo que se dice de estos procesos es real y hasta pueden ser nocivos, por eso quisimos mostrarte algunas verdades.

Detox, ¿moda o necesidad?

1. La limpieza del hígado no te hará perder peso

Cuando se comercializan los productos para desintoxicar el hígado se tienden a acompañar con el plus de que, además, te harán perder peso. La verdad es que no hay evidencias clínicas sobre este efecto y, según un estudio de la Universidad de Harvard, la desintoxicación hasta puede afectar tu metabolismo y hacerte aumentar.

2. La obesidad aumenta los riesgos
Foto: ISTOCK

2. La obesidad aumenta los riesgos

El exceso de peso aumenta drásticamente el riesgo de desarrollar enfermedad del hígado graso no alcohólica y una desintoxicación no podrá contra eso. La grasa que se acumula en el órgano puede causar inflamación y llevar al desarrollo de fibrosis y cirrosis.

La obesidad es una epidemia mundial que causado que la prevalencia de la enfermedad del hígado graso no alcohólico está aumentando rápidamente. En estados Unidos, se espera que esta afección supere a la hepatitis C como la principal indicación de trasplante de hígado en los próximos 30 años.

Los niños también sufren de hígado graso
3. Las limpiezas no curan el daño hepático
Foto: ISTOCK

3. Las limpiezas no curan el daño hepático

Una desintoxicación del hígado no te va a curar de una enfermedad. "No se ha comprobado que las limpiezas del hígado traten el daño hepático existente", dice Tinsay Woreta, hepatóloga de Johns Hopkins. "Pero hay muchas otras formas de tratamiento disponibles para las personas afectadas", agrega.

Hay medicamentos disponibles altamente efectivos para pacientes con infección crónica de hepatitis B y C, por ejemplo. Si hay enfermedad hepática alcohólica, en necesario evitar el consumo de alcohol para que el hígado se regenere. Y cuando hay enfermedad del hígado graso no alcohólico, el tratamiento más eficaz es la pérdida de peso.

Las peores amenazas para tu hígado
4. Las desintoxicaciones no protegen
Foto: ISTOCK

4. Las desintoxicaciones no protegen

Si deseas cuidar la salud de tu hígado, no necesitas una desintoxicación, sino tomar medidas saludables. No bebas alcohol en exceso, evita el aumento de peso y ten cuidado con las conductas de riesgo como el uso de drogas ilícitas o tener relaciones sexuales sin protección con múltiples parejas.

Además del alcohol, hay otros factores de riesgo, como el tomar paracetamol en exceso. Según un informe de la Universidad de Iowa, tomar más de las cantidades recomendadas pueden causar un daño hepático tan severo que requiera de un trasplante de hígado.

5 factores de riesgo para tu hígado
5. Las desintoxicaciones no son seguras
Foto: ISTOCK

5. Las desintoxicaciones no son seguras

Más allá de su cuestionable efectividad, las desintoxicaciones pueden dañar tu hígado. Algunos productos tienen ingredientes que podrían ser perjudiciales, más aún si tienes una enfermedad renal, sistema inmunitario debilitado o diabetes.

Y si necesitas ayunar como parte de un programa de desintoxicación, lo más probable es que te sientas débil, sufras dolores de cabeza, te deshidrates y hasta te desmayes. Para quienes tienen daño hepático causado por hepatitis B, el ayuno lo puede empeorar.

Cómo aliviar el hígado graso
6. No necesitas productos para limpiar tu hígado
Foto: ISTOCK

6. No necesitas productos para limpiar tu hígado

Aunque hay muchísima información sobre las bondades de los productos para limpiar el hígado, en realidad no son necesarios para mantener su salud. De hecho, la mayoría de estos productos no están regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y muchos especialistas no los recomiendan.

Hay ingredientes que ofrecen resultados positivos en el hígado como el cardo de leche, que disminuye la inflamación, o el extracto de cúrcuma, que protege contra las lesiones. Sin embargo, aún no hay evidencias sólidas sobre sus efectos para prevenir enfermedades y, según la Clínica Mayo, se debe consultar a un médico antes de tomar cualquiera de estos productos.

Comparte tu opinión