Hábitos que te roban el sueño

Foto: ISTOCK

¿Te cuesta mucho trabajo entregarte a los brazos de Morfeo? A partir de diferentes investigaciones se conoció que ciertos hábitos y actividades podrían alterar nuestro organismo al momento de dormir. Aquí te contamos cuáles son las más comunes y por qué pueden ser un problema:

Remedios para combatir el insomnio
1. Ejercicio en exceso
Foto: ISTOCK

1. Ejercicio en exceso

Realizar ejercicio puede ayudarte a tener un buen descanso, siempre y cuando se haga con la intensidad adecuada. Cuando te exiges demasiado, el cuerpo segrega mucho cortisol, que a corto plazo puede afectar la capacidad para dormir. Incluso algunas actividades, como el yoga, si se realizan cerca del horario de dormir, pueden generar estímulos fisiológicos que te mantendrán despierto.

2. Cuidado con las comidas

Complacer el paladar es algo que a todos nos gusta, pero incluso en eso debe haber un horario. Cuando te acuestas después de comer algo, el ácido en el estómago puede llegar a pasar al esófago y dañarlo, lo que da como resultado el tan molesto reflujo estomacal que al final te impedirá descansar.

Alimentos que podrían causarte insomnio

Digestión que no descansa

Cuando comes de noche tu organismo pensará en todo menos en dormir, ya que estará muy ocupado digiriendo y centrándose en aspectos curativos como reactivación, desintoxicación o regeneración celular. Algunas opciones, como el chili o la carne por la noche, agregarán más obstáculos para lograr un buen sueño.

Otras opciones

Los especialistas advierten que existen algunos alimentos que podrían causar sensibilidad alimentaria, una reacción del sistema inmunológico donde se liberan sustancias nocivas. Entre los principales desencadenantes se encuentran frutos secos, trigo, chocolate, maíz y productos lácteos. Con una digestión deficiente, estas comidas pueden perturbar el sueño.

3. Beber demasiado

Si te gustan las bebidas alcohólicas, presta mucha atención, ya que, usualmente tomarse una copa puede actuar como un sedante y hacer que caigas rendido a la cama. Sin embargo, unas horas más tarde, despertarás cuando la bebida haya sido metabolizada completamente y tu organismo se encontrará en estado de alerta.

Daños y beneficios del alcohol
4. Estrés
Foto: ISTOCK

4. Estrés

Tener una carga de tensión en el organismo no es nada bueno cuando se intenta tener un descanso reparador. Los expertos señalan que el estrés ocasiona alteraciones en el estado emocional que se verán reflejadas cuando quieres dormir. Además, cuando nos preocupamos demasiado, se pueden generar aumentos en la liberación de hormonas (cortisol), que favorecen el insomnio.

Remedios naturales para aliviar el estré

5. Calor

Cuando en el lugar en el que sueles dormir hace mucho calor tu cuerpo es el primero en incomodarse, lo que dará pie a que tu temperatura corporal se altere y no puedas descansar. Los especialistas indican que temperaturas superiores a los 75 ° F o 23 ° C aproximadamente, ya pueden generar perturbaciones en el sueño.

6. Dispositivos
Foto: ISTOCK

6. Dispositivos

Cada vez son más los estudios que comprueban la existencia de vínculo entre las nuevas tecnologías y los trastornos del sueño. Se cree que el uso excesivo de dispositivos, como los teléfonos inteligentes, desajusta el reloj interno y altera las hormonas que ayudan a conciliar el sueño. Esto también puede aplicarse a las personas que ven televisión en la cama, antes de dormir.

7. Tiroides

Sufrir un desequilibrio de esta glándula provocaría que te sientas ansioso o inquieto, lo que a la larga te podría dejar exhausto, pero al mismo tiempo, sin sueño. Incluso algunas personas pueden verse afectadas por los medicamentos para calmar estas molestias. Sin embargo, los profesionales informan que no debes dejar de consumirlo sin antes consultar con tu médico.

Qué pasa cuando la tiroides no funciona

8. Inflamación

Esta respuesta del organismo puede ser causada por la contaminación del aire, estrés, problemas del corazón, obesidad, diabetes, artritis o por el aumento en la temperatura corporal. Entre sus diferentes efectos, los investigadores señalan que se encuentra un mayor riesgo de no conciliar un buen sueño.

Alimentos para aliviar la inflamación
Hábitos saludables
Foto: ISTOCK

Hábitos saludables

Para muchos puede parecer difícil, pero dormir bien es posible, siempre y cuando tomes en cuenta lo siguiente: maneja tu tiempo, procura relajarte, duerme y aliméntate en forma rutinaria, limita el alcohol y el tabaco, no te lleves los problemas a la cama, usa un colchón cómodo, y procura que la temperatura en tu dormitorio sea la ideal. ¡Dulces sueños!

Hábitos que te ayudarán a dormir mejor

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Fundación Nacional del Sueño, Institutos Nacionales de la Salud.

Comparte tu opinión