"Mi madre no me vacunaba porque creía más en Facebook que en la ciencia”

"Mi madre no me vacunaba porque creía más en Facebook que en la ciencia”
Ethan Lindenberger cumplió su deseo de vacunarse al llegar a los 18 años, en contra de las creencias de su madre. Instagram.

Ethan Lindenberger tenía un deseo para cuando cumpliera 18 años: vacunarse

La historia del joven estudiante de secundaria en Norwalk High School en Ohio, Estados Unidos, está dando la vuelta al mundo y su testimonio llegó al Congreso. 

"Crecí escuchando las creencias de mi madre de que las vacunas eran peligrosas", dijo Lindenberger en la audiencia del Comité Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones en Washington DC el 5 de marzo, donde varios oradores resaltaron la importancia de vacunarse. Además, les explicó a los presentes que cree que es muy importante buscar información de fuentes oficiales. 

Ethan dijo que las creencias falsas y arraigadas que sostenía su madre (que las vacunas eran peligrosas) fueron perpetuadas por las redes sociales. Específicamente, dijo, ella recurrió a grupos anti-vacuna en Facebook en busca de evidencia que apoyara su punto de vista.

La firme decisión de vacunarse

A medida que crecía, Lindenberger comenzó a hacer su propia investigación sobre las vacunas y rápidamente aprendió que no había evidencia científica que respaldara las preocupaciones de su madre.

"Me acerqué a mi madre varias veces para explicarle que las vacunas son seguras y que mi familia debería vacunarse, incluso le mostré artículos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) donde afirman explícitamente que las ideas de que las vacunas causan autismo y las consecuencias extremadamente peligrosas fueron incorrectas", dijo Lindenberger. Y como respuesta, su madre respondió: "Eso es lo que quieren que pienses". 

Ethan comenzó a ser conocido en las redes en noviembre de 2018 cuando preguntó en Reddit qué vacunas debería recibir y dónde tendría que ir para poder hacerlo.

Al referirse a la negativa de su familia por las vacunas, Ethan escribió: "Mis padres son un poco estúpidos. Dios sabe que sigo vivo".

En diciembre, al cumplir sus 18 años -la edad requerida en Ohio para vacunarse sin el consentimiento de sus padres- el estudiante se vacunó contra la influenza, la hepatitis, el tétanos y el Virus del Papiloma Humano (VPH)

Su madre, Jill Wheeler, dijo que estaba "sorprendida" cuando se enteró, pero a la vez, orgullosa de su hijo por defender sus creencias.

Las vacunas no causan autismo

La historia se Ethan suma el testimonio en primera persona al gran debate de las vacunas. En Europa y Estados Unidos se han registrados grandes brotes de sarampión en los meses recientes. 

La enfermedad que había desaparecido en muchas regiones, regresó debido a que cada vez más padres deciden no inmunizar a sus hijos por miedo al autismo, una creencia impulsada por algunas celebridades y por las redes sociales.

El sarampión volvió a EE.UU. por el movimiento anti-vacunas

Vacunarse es la mejor forma de protegerse 

El 6 de marzo se conoció una nueva evidencia científica que avala a las vacunas y desmiente el mito del autismo.

Un grupo de investigadores dinamarqueses realizó un megaestudio donde analizó los datos recopilados de todos los niños nacidos en Dinamarca entre 1999 y 2010. De 657,461 niños, 6,517 fueron diagnosticados con autismo (una tasa de 129.7 casos por cada 100,000 personas). 

Al comparar a los sujetos vacunados con la MMR con los no vacunados, el índice de riesgo de autismo era de 0,93 y no aumentó después de la inmunización. 

El temor a las vacunas nace de un estudio que se llevó a cabo hace 20 años donde se afirmaba que había un vínculo entre la inmunización y la aparición del autismo. Pero los datos se basaban en el análisis de solo 12 niños, por lo que se desestimó la evidencia y The Lancet, la revista que publicó el estudio, lo retiró y su autor perdió su licencia médica. Pero esta idea quedó en la mente de muchas personas.

Instituciones como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Organización Mundial dela Salud (OMS) insisten en que la inmunización es una de las formas más seguras de protegerse contra muchas enfermedades. Pero en las redes sociales se sigue divulgando información errónea que lleva a los padres a tomar la peligrosa decisión de no vacunar a sus hijos.

Más para leer sobre las vacunas

Comparte tu opinión