Salud 2020: el único lugar en dónde puedes recibir subsidios

Salud 2020: el único lugar en dónde puedes recibir subsidios
El Período Abierto de Inscripción (Open Enrollment Period) para adquirir seguro médico comienza el primero de noviembre. | Foto: ISTOCK

El sistema de salud en los Estados Unidos es de los más costosos del mundo. Pero tener atención médica es esencial. Cada año, millones de consumidores se enfrentan a esta paradoja, buscando la forma de proteger la salud sin destruir el bolsillo.

Nuevamente, los mercados de salud establecidos por la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, popularmente conocida como Obamacare) se presentan como la primera parada para explorar. Y usualmente la última porque —al menos que califiques para Medicaid o tengas una buena cobertura a través de tu empleo— los planes médicos del mercado son los más económicos.

La razón: otra paradoja, aunque las primas (lo que pagas cada mes por tener cobertura) pueden parecer altas, es el único sistema que ofrece subsidios para pagarlas. Esto puede reducir el pago mensual de una familia a menos de $100.

El Período Abierto de Inscripción comienza el 1 de noviembre, y en la mayoría de los estados se extiende hasta el 15 de diciembre. Sin embargo, en los estados que gerencian sus propias plataformas de registro —como California o Nueva York— la ventana para elegir o cambiar de plan suele ser más extensa.

Las siguientes son algunas cosas que debes saber si planeas tener un plan de salud de ACA en 2020:

La ley sigue vigente

A pesar de los innumerables esfuerzos republicanos por derogar y reemplazar al Obamacare, nunca llegó a haber un voto definitivo. Con el Congreso actual esto será aún más improbable, ya que la Cámara de Representantes tiene mayoría demócrata. Esto quiere decir que las protecciones que impuso la ley también siguen vigentes. Entre ellas: tu plan médico no puede discriminarte, negarte cobertura o cobrarte más si tienes una condición preexistente como diabetes, hipertensión, cáncer o incluso un embarazo.

Las primas son más altas, pero también los subsidios que ayudan a pagarlas

Algunas normas establecidas por la administración Trump, entre ellas, la decisión de dejar de otorgar a las aseguradoras fondos para la reducción de costos compartidos (CSR) impactaron en el costo de lo que pagas cada mes por tener cobertura. Este dinero permitía que las aseguradoras cubrieran los costos médicos de los consumidores de menos ingresos, para que no tuvieran que usar mucho dinero de su bolsillo. Para cubrir esa deficiencia, las aseguradoras aumentaron las primas.

Sin embargo, a la par que las primas aumentan, también lo hacen los subsidios que más del 80% de los consumidores reciben para poder pagarlas. Esto significa que puedes llegar a tener pagos que no superen los $100, o menos.

Los que sí se pueden ver afectados son aquéllos consumidores que tienen planes de salud del mercado, pero no reciben subsidios.

Ya no existe el mandato individual

El Obamacare estableció un mandato individual, lo que significó que la mayoría de las personas tenían que tener seguro de salud y demostrarlo a la hora de hacer sus impuestos, a riesgo de tener que pagar una multa. La administración Trump derogó este mandato desde el primero de enero de 2019. Sin embargo, algunos estados crearon sus propios mandatos estatales.

Cabe destacar que, más allá de la penalidad, es importante tener cobertura de salud porque uno nunca sabe cuándo puede enfermarse, o tener un accidente. O cuándo un ser querido necesitará atención médica. Además, tener un plan de salud garantiza el acceso más fácil a la prevención y eventualmente a diagnósticos médicos más precoces, cuando los tratamientos son más efectivos.

Los beneficios esenciales de salud siguen vigentes, aunque los estados tienen más poder para modificarlos

El Obamacare estableció que todas las aseguradoras debían cumplir con una cobertura mínima de servicios como hospitalizaciones, exámenes preventivos e inmunizaciones. A este paquete de atención se lo conoce como Beneficios Esenciales de Salud. Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS), la entidad federal que regula estos beneficios, otorgó a los estados más poder para modificarlos en sus planes de salud, lo que podría afectar que se implementen en un ciento por ciento en el futuro.

El Obamacare está siendo desafiado en corte, pero no ha habido un fallo final

Veinte estados republicanos presentaron una demanda contra la ley, y el 14 de diciembre de 2018 un juez de Texas la declaró inconstitucional, en parte basándose en que ya no existe un mandato que, por ley, obligue a tener un seguro de salud. Inmediatamente, un grupo de estados que apoyan ACA, liderados por California, y organizaciones de profesionales de salud con la Asociación Médica Americana a la cabeza avanzaron con una apelación. En julio de 2019 hubo una audiencia, pero estos procesos judiciales son largos, y difícilmente ocurra algo relevante para los consumidores durante 2020.

En general, el consumidor del Obamacare en 2020 no sufrirá impactos fuertes en su cobertura. Pero estos meses previos a las elecciones pueden presentar nuevas sorpresas y desafíos para la ley que, desde 2010, ha estado ampliando el acceso a la atención de salud para millones de personas.

Comparte tu opinión