SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Tengo que pagar multa si no tengo seguro de salud?

El mandato individual fue uno de los puntos más controversiales de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), popularmente conocida como Obamacare. Desde su firma en marzo de 2010, estableció que, salvo pocas excepciones, todas las personas debían tener seguro de salud, a riesgo de pagar una multa.

Este seguro debía cubrir los beneficios esenciales de salud como exámenes preventivos, hospitalizaciones y vacunas, y debía tener primas (lo que pagas cada mes por tener cobertura) que las personas pudieran solventar sin comprometer su economía familiar.

Una de las medidas con las cuales la administración Trump atacó la ley —ya que hasta el momento no han podido reemplazarla— fue anular el mandato individual.

El Congreso, con mayoría republicana, eliminó la multa impositiva por no tener seguro de salud, norma que entrará en vigencia el 1 de enero de 2019.

Pero cuidado porque sigue vigente para 2018. Sin embargo, mientras que la penalidad impositiva continua este año, cambios recientes harán más fácil para las personas reclamar una exención por dificultades, por lo pueden no tener que pagar una multa cuando hagan su declaración de impuestos de 2018 la próxima primavera.

Ante esta decisión federal, varios estados han adoptado mandatos individuales, con penalidades impositivas estatales si no se tiene seguro de salud. Entre ellos: Massachusetts y Nueva Jersey, y también el Distrito de Columbia, que entrarán en vigencia en el año calendario de 2019. Vermont impondrá una penalidad por no tener seguro a partir de 2020. Otros estados están considerando mandatos individuales. Consulta con su asesor de impuestos para más información.

Costos y exenciones

La penalidad por no tener una cobertura mínima esencial es tanto una suma fija, o un porcentaje del ingreso familiar, la cifra que sea mayor.

Para 2018, la penalidad fija es de $695 por cada adulto y $347,50 por cada niño, hasta $2.085 por familia.

En porcentaje, la penalidad es 2,5% del ingreso familiar por encima del umbral de declaración de impuestos federal, el cual es $12.000 para un contribuyente soltero, $24.000 para personas que presentan impuestos conjuntamente en 2018.

La penalidad se evalúa sobre la base de “meses de cobertura.” Esto significa que por cada mes que no hayas tenido seguro, es posible que debas 1/12 de la penalidad anual. Sin embargo, los períodos cortos sin seguro no pueden ser objeto de penalidad.

Para 2018, si piensas que deberás una multa por no tener seguro, puedes calificar para una exención por dificultad si experimentaste circunstancias que te dificultaron obtener seguro. Con esta excepción, no deberás una penalidad impositiva. 

Puedes reclamar la exención por dificultad directamente en tu declaración de impuestos, marcando una caja en el formulario 1040. No se te pedirá que presentes documentación sobre la dificultad de vida que impidió que no tuvieras seguro en tu declaración de impuestos, sin embargo, deberías guardar cualquier comprobante para tu propio record.

Es importante recordar que, más allá de la penalidad, es importante tener cobertura de salud porque uno nunca sabe cuándo puede enfermarse, o tener un accidente. Se sigue ofreciendo cobertura de salud durante los períodos de inscripción abierta anuales. Si no te inscribes durante este período de inscripción abierta, es posible que tengas que esperar un año para inscribirte.

Fuente: Kaiser Family Foundation, IRS, CMS.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad