SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

¿Por qué EE.UU gasta tanto en salud?

Estados Unidos dedica muchos más de sus recursos económicos a la atención médica que cualquier otra nación, y sin embargo, sus resultados no son los mejores, señaló recientemente Austin Frakt, profesor asociado de la Universidad de Boston y de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, en un artículo publicado en The New York Times.

El autor, también economista de salud, destacó que esto no siempre ha sido así y que EE.UU. estuvo a la par de otras naciones en cuanto al gasto de salud per cápita hasta alrededor de 1980. Lo mismo sucedió con la esperanza de vida. En la década de los '80, se ubicaba justo en la línea media entre un grupo de países desarrollados en relación con la expectativa de vida al nacer. Pero a mediados de la década de 2000, estaba en la parte inferior.

Por otra parte, según un reciente estudio publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), Estados Unidos gasta el doble en atención médica que otras 10 naciones de altos ingresos, impulsado por el alto precio de los medicamentos recetados hasta los salarios de los profesionales de la salud.

Contrariamente a algunas explicaciones sobre alto gasto en el país, la asistencia sanitaria en EE.UU. no difiere sustancialmente de otras naciones de altos ingresos. Los precios de la mano de obra y los bienes, incluidos los productos farmacéuticos, los dispositivos, además de los costos administrativos, parecen ser los principales impulsores de las diferencias en el gasto médico, señalaron los autores de la investigación.

¿Que pasó?

El gasto en salud y la esperanza de vida no están necesariamente relacionados, señala Frakt en el artículo.

"El diferencial entre lo que los EE.UU. y otros países industrializados pagan por recetas médicas y servicios hospitalarios y médicos continúa ampliándose con el tiempo", dijo Gerard Anderson, profesor de Johns Hopkins y autor principal de un estudio de Asuntos de Salud sobre este tema.

Por su parte, Paul Starr, profesor de sociología y asuntos públicos en Princeton, puntualizó que otros países han sido capaces de poner límites a los precios de la atención médica y al gasto "con las políticas del gobierno". En tanto, Estados Unidos se ha basado más en las fuerzas del mercado, que han sido menos efectivas.

Además, agregó Starr en el artículo del NYT, la alta inflación de finales de los años setenta contribuyó al crecimiento del gasto en atención médica, mientras que otros países tenían mayores sistemas de control.

En cuanto a la longevidad, Estados Unidos no ha seguido el ritmo de otras naciones. Un estudio que examinó el período de 1975 a 2005, sugiere que las diferencias internacionales en las tasas de tabaquismo, obesidad, accidentes de tráfico y homicidios no pueden explicar por qué los estadounidenses tienden a morir más jóvenes.

La falta de una cobertura de salud universal y menos apoyo de la red de seguridad para las poblaciones de bajos ingresos podría tener algo que ver con eso, especularon los autores. "La forma más eficiente de mejorar la salud de la población es centrarse en los que están en la base. Pero no hacemos tanto por ellos como otros países", destacaron.

Frakt  menciona un informe de RAND dónde se muestra que en 1980 Estados Unidos gastó el 11 por ciento del PBI  en los programas sociales, excluyendo la atención médica, mientras que los miembros de la Unión Europea gastaron un promedio de alrededor del 15 por ciento. En 2011, la brecha se amplió al 16 por ciento frente al 22 por ciento.

Más información sobre este tema

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad