La abuela se viene a vivir con nosotros, ¿puede tener Medicare?

La abuela se viene a vivir con nosotros, ¿puede tener Medicare?

La abuela podría tener Medicare solo si cumple con una serie de requisitos bastante estrictos. Los inmigrantes recién llegados no califican para el programa federal que ofrece atención de salud solo porque sean mayores de 65 años. Para poder recibir cobertura de Medicare hay más exigencias.

Un inmigrante que se haya naturalizado ciudadano estadounidense, o que tenga una residencia permanente (green card) puede ser beneficiario del Medicare cuando cumpla 65 si ha trabajado en los Estados Unidos por al menos 40 trimestres, es decir 10 años.

También puede ser parte de este programa si está casado, y el cónyuge cumple con los requisitos para calificar.

En este caso, se puede acceder al Medicare si:

  • Ha sido ciudadano legal de los Estados Unidos por al menos 5 años.
  • Ha estado casado con el beneficiario por al menos un año.

No se puede acceder al Medicare si:

  • Se está en el país bajo una visa.
  • Si el cónyuge cumple con los requisitos, pero uno mismo no es ciudadano o no tiene residencia permanente.

Medicare provee atención médica a 57 millones de personas de 65 años o más, y adultos con discapacidades.

Después que pasen los cinco años de vivir en el país, el nuevo inmigrante podrá aplicar a través de sus cónyuges o por sí mismo, pero, al no haber pagado impuestos y el seguro social a través de un trabajo en los Estados Unidos, deberán pagar una prima por recibir Medicare parte A, que puede ser de alrededor de $500 mensuales. Si el adulto mayor decide tener Medicare parte B, serán unos $100 más.

Entonces, ¿cuáles son las opciones para los nuevos inmigrantes mayores de 65 que no pueden acceder a Medicare?

Los inmigrantes mayores con papeles que no califican para Medicare pueden obtener un seguro de salud a través de los mercados establecidos por la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA). 

Dependiendo del estado en donde vaya a vivir la abuelita, podrán averiguar en el mercado de seguros federal (cuidadodesalud.gov) o en el del estado.

El problema es que, con la edad, el seguro comienza a ser más costoso. Incluso los planes bronce, que son los más económicos, pueden significar una prima de unos $800 o más para un adulto mayor.

Aunque el Obamacare establece que las aseguradoras no pueden discriminar ni negar cobertura a personas con condiciones preexistentes (la mayoría de los mayores de 65 tienen al menos una afección crónica), las primas —el pago mensual por el plan de salud—para este grupo de población siempre es más alto.

Los centros comunitarios de salud calificados por el gobierno federal pueden ser otra opción de atención médica para los adultos mayores sin Medicare. Estos centros ya atienden a cerca de 2 millones de beneficiarios del programa en todo el país, y cuenta con especialistas preparados para lidiar con los problemas de salud de esa población.

Vale recordar que, como inmigrantes legales, los seniors se ajustan a las mismas reglas que el resto de la población. Por eso en la mayoría de los estados ya no deben pagar una multa si no tienen seguro médico. La norma conocida como "mandato individual" que estableció ACA se derogó a partir del 1 de enero de 2019.

Fuentes: Medicare, cuidadodesalud.gov, AARP, Consumer Reports, NACHC.

Más sobre cobertura de salud para inmigrantes:

Comparte tu opinión