Un estudio revela los sucios secretos de los juguetes en el baño

Un estudio revela los sucios secretos de los juguetes en el baño
Si bien ciertas cantidades de bacterias pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico de los niños, la proliferación que puede hallarse en juguetes también puede provocar infecciones en los ojos, los oídos y el intestino. | Foto: ISTOCK

No hay mejor manera de entretener a los niños, mientras toman un baño, que inundar la bañera con juguetes de plástico, como los típicos paticos amarillos de hule que han pasado de generación en generación, sin pasar de moda.

Como es usual que los niños los tengan y lo normal es que permanezcan todo el tiempo en el agua, investigadores suizos y estadounidenses investigaron los secretos ocultos en esos objetos infantiles, aunque aclararon que, si bien ciertas cantidades de bacterias pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico de los niños, también pueden provocar infecciones en los ojos, los oídos y el intestino.

El vendedor en línea Amazon.com presenta a sus potenciales clientes una variedad del juguete que evita la formación de moho. Sin embargo, la mayoría no pasó la prueba. 

No solo hallaron microbios que nadan dentro de los juguetes, sino que el líquido turbio que se concentra dentro de cada pato o muñeco contenía "bacterias potencialmente patógenas" en cuatro de los cinco juguetes estudiados.

Aparecieron un volumen sorprendentemente alto: hasta 75 millones de células por centímetro cuadrado (0,15 pulgadas cuadradas) y variedad de bacterias y hongos en los patos.

Las bacterias encontradas incluyen Legionella y Pseudomonas aeruginosa, una bacteria que a menudo está implicada en infecciones adquiridas en el hospital.

El estudio, realizado por el Instituto Federal Suizo de Ciencia y Tecnología Acuáticas, ETH Zurich y la Universidad de Illinois, fue publicado en la revista Biofilms and Microbiomes y fue considerado como uno de los primeros exámenes científicos en profundidad de este tipo.

Los científicos, que recibieron fondos del gobierno suizo como parte de una investigación más amplia sobre objetos domésticos, dicen que deben usarse polímeros de mayor calidad para hacer que los patos puedan prevenir el crecimiento bacteriano y fúngico.

Precauciones importantes

Expertos señalan que, jugar durante el baño con patos, coladores, animalitos que escupen agua, ayuda al niño a comprender conceptos como flotabilidad, lleno-vacío, causa-efecto, y que para mantener el sentido útil de los juguetes es necesario mantener estrictas medidas higiénicas para evitar la proliferación de mohos en su interior.

Después del baño de tu hijo, saca los juguetes, elimina el agua que contengan y déjalos secar. 

Una vez a la semana haz una inspección en busca de zonas oscuras. Si las hay, es síntoma de hongos y conviene retirar el juguete.

También puedes desinfectar los juguetes de plástico mediante el uso de una solución de agua con lejía diluida.

La lejía es un compuesto químico llamado hipoclorito de sodio, disuelto en agua. Fue desarrollado por el francés Berthollet en 1787 para blanquear telas.

Luego, a fines del siglo XIX, Luis Pasteur comprobó su incomparable poder de desinfección, extendiendo su uso a la defensa de la salud contra gérmenes y bacterias. 

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, debe añadirse un cuarto de taza de lejía a cada galón de agua fría (no caliente). Basta con sumergir los juguetes de plástico lavados en la solución y dejar en remojo durante cinco minutos. Lava los juguetes con agua tibia y deja que se sequen al aire libre.

Llena un balde o palangana con agua caliente y añade vinagre blanco, en una relación de agua caliente y vinagre de 2 a 1. 

Remoja los juguetes del baño durante 10 a 15 minutos por lo menos una vez por semana. Exprime el agua caliente y la solución de vinagre de los juguetes y sacúdelos antes de apretarlos para sacarles todo el líquido. Lava bien los juguetes y déjalos secar al aire bajo el sol.

El vinagre es un desinfectante seguro y respetuoso del medio ambiente que mata la mayoría de los hongos, las bacterias y los gérmenes debido a sus altos niveles de acidez. 

Para usar vinagre sin diluir directamente sobre los juguetes de plástico para eliminar los gérmenes, añade un chorrito de vinagre a la mezcla de agua jabonosa o mezcla una solución de 1/4 taza de bicarbonato de sodio, 1 cucharada de detergente líquido y suficiente vinagre para formar una pasta. 

Estas soluciones pueden ayudar a limpiar y fregar la suciedad de los juguetes. Sólo asegúrate de enjuagar bien con agua y secar al aire libre antes de darle los juguetes al niño. 

Nunca debes mezclar lejía y vinagre juntos porque eso crea gases tóxicos. También puedes desinfectar juguetes de plástico pequeños  en el estante superior del lavavajillas y poniéndcolocándolosolo en funcionamiento en un lavado y ciclo de secado normal.

Comparte tu opinión