15 elementos con gérmenes que nunca limpias (y deberías)

1. Esponjas de baño y cocina

1. Esponjas de baño y cocina

Los gérmenes pueden quedar atrapados en sus grietas. Lo más seguro es desinfectarlas por lo menos una vez a la semana empapándolas en lavandina por 5 minutos, o calentando en el microondas en potencia alta por un lapso de 2 minutos.

2. Botones de cocina, perillas y manijas

La manija del horno, del microondas o de la heladera y las perillas de cocina, pueden ser un blanco fácil para la proliferación de las bacterias. Para minimizar el riesgo, los expertos recomiendan usar un desinfectante en las superficies de cocina varias veces al día, especialmente antes y después de preparar una comida.

3. Tablas de cortar

Otro foco de contaminación. Aunque las tablas modernas de plástico parecen más higiénicas que las de madera, las cortaduras repetidas las vuelven más peligrosas. Lo ideal es utilizar una para cada tipo de alimento y lavarlas todo el tiempo con agua bien caliente y lejía.

4. Cafetera

4. Cafetera

La mayoría de las cafeteras hogareñas no se calientan lo suficiente como para matar cualquier bacteria que crezca en el depósito de agua o de la tubería. Pasa una mezcla 50/50 de agua y vinagre blanco a través de la máquina una vez al mes. Deja que la mitad de la mezcla pase por la máquina, luego apágala y deja que la mezcla actúe.

5. Alfombra de baño

Los pisos del baño son uno de los lugares más contaminados. Lava las alfombras una vez por semana al calor más alto y con lavandina, pero separada de cualquier otra ropa. Las esteras de madera pueden ser una opción más saludable para pisar.

6. Maquillajes y pinceles

6. Maquillajes y pinceles

La pintura de ojos puede ser una causa de preocupación. Un estudio encontró que en tan sólo 3 meses de uso, el 40% de los tubos de rímel tenían algún tipo de gérmenes. Éstos no se pueden desinfectar, entonces, se sugiere reemplazarlos cada temporada y desechar las bases de maquillaje cada 6 meses. Y a los pinceles, higienizarlos con alcohol.

7. Cepillos de dientes

7. Cepillos de dientes

Se ha comprobado que la acción o la limpieza del inodoro puede arrojar bacterias al aire, así que los cepillos deberían estar bien lejos. La Asociación Odontológica Americana (ADA) sugiere asegurarse de enjuagar bien los cepillos de dientes después del uso, y dejar que se sequen completamente; además, se deben reemplazar cada 3 ó 4 meses.

8. Lentes de contacto

8. Lentes de contacto

Un estudio encontró que más del 80% de los estuches de lentes de contacto suelen estar contaminados con bacterias, aunque las lentes estén limpias. Se sugiere una limpieza después de cada uso y también del estuche, en este último caso, con una solución desinfectante o agua hirviendo.

9. Auriculares
Foto: SHUTTERSTOCK

9. Auriculares

Sólo una hora de uso puede acumular bacterias de la oreja. Si tienen espuma que los recubre, ésta se limpia remojándola durante 15 minutos en una solución de vinagre y agua. Para los de plástico, puedes utilizar toallitas desinfectantes y un cepillo de dientes para quitar pelusas.

10. Teléfono
Foto: SHUTTERSTOCK

10. Teléfono

Los estudios han citado repetidamente los teléfonos móviles como factores de riesgo para la infección, y en gran parte tenemos en nuestras propias manos, la culpa. Apaga el dispositivo una vez por semana y límpialo con un paño desinfectante.

11. Botellas de agua

Aunque sean reutilizables, deben limpiarse cuidadosamente. Elige una botella de boca ancha y material duro, son más fáciles de limpiar. Además del lavado regular, remoja en una solución de lejía durante 2 minutos una vez por semana y enjuaga y seca completamente.

12. Control remoto

Un estudio de higiene hospitalaria encontró que estos dispositivos eran tres veces más sucios que cualquier otra cosa en la habitación. La solución es limpiar los controles remotos con cualquier loción o paño desinfectante una vez a la semana, con más razón si lo ha utilizado una persona enferma.

13. Bolsos y carteras de mano
Foto: SHUTTERSTOCK

13. Bolsos y carteras de mano

Suelen se utilizados y apoyados en diferentes lugares que podrían estar contaminados. Se deberían desinfectar con alcohol o toallitas al menos las manijas, una vez a la semana.

14. Zapatos

Los estudios han encontrado que los zapatos pueden acarrear cantidades significativas de bacterias en el interior, infectando los pisos limpios con E. coli y otros gérmenes. No hay una solución perfecta, pero una buena idea es dejarlos afuera, justo antes de entrar a la casa.

15. Colchonetas de yoga o gimnasia
Foto: SHUTTERSTOCK

15. Colchonetas de yoga o gimnasia

¿Te apoyas directamente donde otros han dejado su sudor? Esto podría ser un foco de contagio, aún entre miembros de la misma familia. Lo aconsejable sería llevar una manta propia y cubrir la colchoneta cada vez que la utilizas, y si es de tu hogar, desinféctala después de utilizarla. Fuente: Greatist.

Comparte tu opinión