Más razones para amamantar: mejora la salud hepática

Más razones para amamantar: mejora la salud hepática
Una investigación sugiere que amamantar durante seis meses o más beneficiaría la salud del hígado de la madre. | Foto: GETTY IMAGES

Los beneficios de la lactancia en la salud de la madre se han estudiado en profundidad. Se sabe que puede contribuir a tener menos riesgos de enfermedad cardíaca, diabetes y ciertos tipos de cáncer.Ahora, otra investigación sugiere que amamantar durante seis meses o más también beneficiaría al hígado.

El nuevo estudio fue llevado a cabo en por especialistas de varias instituciones de Estados Unidos y se enfocó en evaluar el vínculo entre lactancia y un riesgo menor de desarrollar la enfermedad del hígado graso no alcohólico, que suele relacionarse con obesidad y ciertos hábitos alimenticios. Para tal fin, los investigadores siguieron a 844 mujeres después de dar a luz, durante 25 años.

De la muestra, el 32% había amamantado por un mes, el 25%, de uno a seis meses, y el 43%, por más tiempo. Al finalizar el estudio, las mujeres tenían en promedio 49 años de edad y alrededor del 6% habían desarrollado la enfermedad hepática. Quienes amamantaron durante, al menos, seis meses tenían 52% menos probabilidades de desarrollar una enfermedad hepática que las madres que lo habían hecho por menos de un mes, explicaron los investigadores en el Journal of Hepatology.

"Este nuevo análisis contribuye a la creciente evidencia que muestra que amamantar a un niño también ofrece beneficios significativos para la salud de la madre", dijo Veeral Ajmera, gastroenterólogo de la Universidad de California en San Diego y líder de estudio. Aunque considera que se necesitarán más estudios para evaluar si la lactancia puede disminuir la gravedad de la enfermedad del hígado graso no alcohólico en mujeres con alto riesgo.

Las mujeres en el análisis formaron parte del mayor estudio sobre el desarrollo del riesgo de arteria coronaria en adultos jóvenes. Fueron encuestadas acerca de la lactancia materna y las evaluaron con una tomografía computarizada al unirse al estudio, en 1985 y 1986, y al finalizar para detectar grasa en el hígado.

Pese a estos hallazgos, aún quedan varios puntos por profundizar, ya que el estudio no puede demostrar si la lactancia materna puede evitar la citada enfermedad hepática, ni de qué manera. Si bien la obesidad y la dieta también pueden modificar el riesgo de desarrollar la enfermedad, el efecto de la lactancia parece ser mayor y con mejor potencial para disminuir su prevalencia.

También se encontraron evidencias de que el ejercicio influyó en los resultados, de alguna manera. Es posible que las mujeres que amamantaron por períodos más largos tengan estilos de vida más saludables que contribuyan a su menor riesgo de enfermedad hepática, escribieron los autores.

Más para leer sobre lactancia:

Comparte tu opinión