El pozole no engorda si lo cocinas así

El pozole no engorda si lo cocinas así
El maíz pozolero es lo que distingue a este platillo | Foto: GETTY IMAGES

Buenas noticias para los amantes de la comida mexicana: el pozole no solo es delicioso, también es saludable, según afirma el Instituto Nacional del Seguro Social de México (IMSS).

El platillo típico de las fiestas patrias, cuyo origen data de tiempos prehispánicos, es de los favoritos de millones de personas por su sabor, aroma e ingredientes que lo acompañan. 

Su fama es tan grande que el “jueves pozolero” se convirtió en el día oficial para disfrutar del caldo preparado con maíz.

Por esta razón, el IMSS decidió informar a los mexicanos acerca de sus aportes a la salud en un tuit: “Es un plato completo, contiene todos los nutrientes necesarios a la hora de la comida”.

Sin embargo, la institución señaló que su consumo debe ser moderado y recomienda comer sólo una porción (una taza y media) para evitar subir de peso. También se recomienda no agregar más de 60 gramos de carne, crema y evitar las botanas fritas que lo acompañan, como el chicharrón, los tacos dorados y las tostadas.

El pozole es un caldo a base pollo o puerco y se prepara verde, rojo o blanco dependiendo de la región. Lleva varios ingredientes, pero casi siempre se incluye una variedad de guarniciones saludables como la lechuga picada, rábanos, cebolla, aguacate, orégano y limón.

Algo que distingue al pozole, y que no puede faltar en el caldo favorito de México es el maíz, especialmente el del tipo cacahuacintle. Su demanda es tan grande que “tan solo en el año agrícola 2015, se registró una producción cercana a las 30 mil toneladas de maíz pozolero en todo el territorio nacional”, según el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera de México.

El pozole puede no ser saludable si se le agregan botanas grasosas y fritas, que son innecesarias para disfrutar del delicioso platillo, y no forman parte de su presentación original. Algunas personas incluso llegan a añadir huevo cocido y queso. Es por eso que el IMSS explicó cómo comerlo de manera saludable y sin remordimiento.

Y si te gusta prepara esta receta sana, una manera de hacer pozole fácil y rápida que te encantará.

Receta: Pozole blanco saludable

Ingredientes

  • 1 cabeza de ajo
  • Hierbas aromáticas
  • 2 cebollas
  • 1 kilo de pechugas de pollo, sin piel
  • Sal al gusto
  • Lechuga picada
  • Rábanos
  • Orégano
  • Aguacates
  • Limón

Pasos a seguir:

Enjuaga los maíces hasta eliminar todo residuo de tierra. Luego coloca los maíces limpios en una olla con dos litros de agua. Agrega sal, 1 cebolla partida, 1 cabeza de ajo e hierbas de olor. Enciende la estufa y deja el maíz hervir por 20 minutos a fuego medio para después agregar las pechugas de pollo (si el agua no las cubre, agrega más).

Una vez que el maíz reviente y las pechugas se acaben de cocinar, retíralas y déjalas enfriar. Si el maíz aún no revienta, baja la intensidad de la llama, y apágala cuando el maíz esté listo.

Sirve una taza y media de pozole caliente con maíz en un plato de barro (opcional) y agrega pollo desmenuzado, rábanos picados, rebanadas de aguacate, lechuga picada, cebolla picada, orégano y limón a gusto. 

El pozole se puede refrigerar durante 7 días. Evita comerlo con tostadas u otras alternativas fritas.

Fuentes: IMSS, Mexico.gov.

Más para leer sobre comida saludable:

Comparte tu opinión