Hablar en sueños ¿es un trastorno serio?

Hablar en sueños ¿es un trastorno serio?
Hablar en sueños puede revelar secretos a la pareja o decir cosas sin sentido. | Foto: ISTOCK

Palabras sueltas y sin sentido, murmullos indescifrables en medio de la noche son comunes en muchas personas. ¿Qué significa hablar en sueños y qué riesgos implica? La Fundación Nacional del Sueño brinda la definición y alcance médico sobre este tema.

Conocido formalmente como somniloquio, es un trastorno del sueño definido como hablar durante el sueño sin ser consciente de ello. Hablar dormido puede involucrar diálogos o monólogos complicados, completa confusión o murmullos. La buena noticia es que para la mayoría de las personas, es de corta duración. Cualquiera puede hablar dormido, pero es más común en hombres y niños.

Los habladores en sueños generalmente no son conscientes de su comportamiento o de lo que dicen; por lo tanto, sus voces y el tipo de lenguaje que usan pueden sonar diferente de cuando hablan despiertos. Hablar dormido puede ser espontáneo o inducido por una conversación.

Poco se sabe sobre el contenido de la conversación durante el sueño: hablar un poco no tiene ningún sentido y parte de él puede relacionarse con eventos pasados, experiencias y relaciones que ya no tienen relevancia ni impacto emocional actual. La ciencia moderna del sueño y la ley aceptan que hablar dormido no es el producto de una mente consciente o racional y, por lo tanto, generalmente es inadmisible en un tribunal.

Aunque no es físicamente dañino, hablar dormido puede causar vergüenza y molestar a un compañero de cama, a un compañero de cuarto, o ser perjudicial en situaciones de sueño grupal. Debido a esto, las personas que saben que hablan en sueños a veces tienen miedo de dormir lejos de casa y pueden causar insomnio en una persona que duerme cerca.

Causas de hablar en sueños 

Hablar dormido puede ser provocado por estrés, depresión, falta de sueño, somnolencia diurna, beber alcohol o tener fiebre. 

En muchos casos, la característica de hablar en sueños se da en ciertas familias, aunque los factores externos parecen estimular el comportamiento. 

Hablar dormido a menudo ocurre de manera concurrente con otros trastornos del sueño. 

En casos raros, el hecho de que los adultos hablen con mayor frecuencia durante el sueño se asocia con un trastorno psiquiátrico o convulsiones nocturnas. El hecho de hablar en sueño asociado con enfermedades mentales o médicas ocurre con mayor frecuencia en personas mayores de 25 años.

Síntomas de hablar en sueños

Hablar durante el sueño puede ocurrir durante cualquier etapa mientras dormimos. Cuanto más ligero sea el sueño, más inteligible es el habla: en las etapas 1 y 2, las personas pueden tener conversaciones completas, mientras que en las etapas 3 y 4, el habla se puede restringir a gemidos y charlas.

Los síntomas pueden variar en severidad y duración

Por severidad

  • Leve: los episodios ocurren menos que una vez a la semana
  • Moderado: los episodios ocurren más de una vez por semana, pero menos de una noche y causan molestias leves a la pareja
  • Grave: los episodios ocurren cada noche y pueden causar una interrupción pronunciada del sueño de un compañero de cama.

Por duración

  • Agudo: 1 mes o menos.
  • Subagudo: más de 1 mes pero menos de 1 año.
  • Crónico: 1 año o más.

Además del habla o las expresiones durante el sueño, otros síntomas de hablar al dormir pueden incluir:

  • Terrores del sueño
  • Somnambulismo
  • Despertar confuso
  • Síndrome de apnea obstructiva del sueño
  • Trastorno de conducta del sueño REM
  • Desórdenes psiquiátricos
  • Convulsiones nocturnas

via GIPHY

Cómo se trata este problema

En general, no es necesario realizar ningún tratamiento. Sin embargo, si hablar en sueños es grave o persiste durante un largo período de tiempo, habla con tu médico o proveedor de atención médica sobre el problema.

Quizá haya una explicación médica subyacente, como un trastorno del sueño no diagnosticado, ansiedad o estrés. 

Se pueden tomar ciertas medidas para reducir la probabilidad de un episodio de hablar dormido. Seguir un horario regular, dormir lo suficiente y practicar una higiene adecuada del sueño puede ayudar a reducir la frecuencia y la severidad de las conversaciones nocturnas.

También deben abstenerse de consumir alcohol y comidas pesadas; y reducir el estrés. Y para los compañeros de cama y de cuarto, la Fundación Nacional del Sueño aconseja utilizar tapones para los oídos o instalar en la habitación un dispositivo de ruido blanco (como un ventilador) para que el conversador nocturno no interrumpa el sueño de otro.

Más para leer sobre el sueño

Comparte tu opinión