SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Para qué son buenos los videojuegos?



El sedentarismo o inactividad física es el modo de vida predominante en la mayoría de las regiones del mundo. Entre sus principales responsables, suele encasillarse a los videojuegos, que desde hace un par de décadas aumentaron su influencia y presencia en la mayoría de los hogares.

La Asociación Comercial de la Industria de los Videojuegos en EE. UU. (ESA) informa que alrededor del 60% de la población estadounidense juega videojuegos entre 2 y 4 horas por día. Los jugadores tienen en promedio 30 años.

En el caso de los menores, la mayoría de los padres (70%) reconocen a los videojuegos como una parte positiva de la vida de sus hijos y muchas veces los acompañan o prestan atención a lo que juegan.

Esta temática es ampliamente estudiada, en el archivo digital de los Institutos Nacionales de la Salud (PubMed), pueden encontrarse más de 13,000 trabajos.

En la mayoría de los casos, suele asociárselos a distintos problemas de salud como:

Cambios en la apariencia física

En este caso se incluye piel pálida, bolsas debajo de los ojos, sobrepeso o mala postura. Todos estos problemas serían consecuencia de no dormir suficiente, no tomar sol con regularidad y llevar una dieta poco saludable.

Convulsiones

Esto se debe a que un 5% de las personas que sufren de epilepsia padecen una forma, conocida como fotosensible, en la que las luces intermitentes podrían provocar convulsiones. Aunque las pantallas de computadoras no representan un riesgo alto, las empresas de videojuegos deben adecuarse a estándares especiales para minimizar todo tipo de peligro.

Problemas en los huesos

El raquitismo es una condición caracterizada por el debilitamiento de los huesos, lo que provoca espinas dobladas y piernas arqueadas. Entre los responsables de esta enfermedad se encuentra la insuficeicnia de vitamina D, que, aunque muchos alimentos la contienen, la mejor manera de obtenerla es mediante la exposición moderada a la luz solar.

Incluso existe una lesión, denominada pulgar de Nintendo o Nintendonitis (en referencia a la desarrolladora de videojuegos), producto de los esfuerzos manuales repetitivos que demandan los videojuegos.

Problemas de salud mental

Con una menor cantidad de evidencia que lo respalde, existen asociaciones entre los videojuegos y problemas como el comportamiento agresivo, las malas calificaciones en la escuela, el déficit de atención y aislamiento.

No todas son malas noticias

Otros especialistas no creen que esto deba significar una amenaza y, por el contrario, es posible aprovechar la incidencia que tienen los videojuegos en la vida diaria de las personas para contrarrestar o tratar ciertos problemas.

Un equipo de la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Drexel, en Filadelfia, desarrolló un juego de computadora de "entrenamiento mental", llamado "Dieta DASH".

El objetivo del juego, según detallaron en una publicación, es buscar que las personas eviten los alimentos procesados ricos en azúcar y opten por otros más nutritivos, como frutas y vegetales.

"El azúcar agregado es uno de los mayores culpables del exceso de calorías y también está asociado con varios riesgos para la salud, incluido el cáncer. Por estas razones, eliminar el azúcar agregado de la dieta de una persona produce pérdida de peso y reduce el riesgo de enfermedad", explicó el director de la investigación Evan Forman.

Los investigadores descubrieron que más de la mitad de los participantes con fuertes antojos de dulces lograron perder el 3% de su peso durante las 8 semanas en las cuales jugaron el juego.

Otro ejemplo puede apreciarse con la colaboración entre la compañía de telecomunicaciones Deutsche Telekom, la Universidad de Anglia del Este y el University College de Londres en los EE. UU. Para este trabajo desarrollaron un juego que podría ayudar a los profesionales de la salud a detectar quién está en riesgo de contraer la enfermedad de Alzheimer.

El juego, "Sea Hero Quest" anima a los jugadores a encontrar un camino en un laberinto. El objetivo es reconocer mediante las decisiones de los participantes problemas de navegación espacial, una de las señales de advertencia más tempranas de Alzheimer.

Los resultados de la investigación mostraron que el juego sería, en ciertas circunstancias, incluso más efectivo que una prueba de memoria de rutina.

Por otro lado, un estudio publicado en Nature intentó mostrar como los videojuegos no deben asociarse con niños sentados en sus casas evitando el aire libre y el ejercicio.

Para ello analizaron los efectos de las narrativas en "Kung-Fu", un videojuego del género activo, en los que las acciones del avatar o personaje están sincronizadas con los movimientos y gestos del jugador a través de sensores que captan el movimiento. Los especialistas encontraron que seguir una narrativa aumentaría la actividad física y mejoraría la función cognitiva.

Como vemos, los videojuegos también pueden aprovecharse con fines educativos y, cada vez más, para mejorar la salud física y la rehabilitación mental.

Por ello, los profesionales señalan que no existe nada malo con esta forma de entretenimiento, siempre y cuando no ocupe la mayor parte de nuestros días.

Más información sobre videojuegos:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad