¿Los probióticos funcionan para cuidar la piel?

¿Los probióticos funcionan para cuidar la piel?

Una nueva tendencia promete devolver a tu piel una apariencia saludable, cuidarla, protegerla y hasta sanarla. Hablamos de cremas y lociones con probióticos.

Los probióticos son las bacterias “buenas” que se encuentran en alimentos y también puedes consumir en suplementos o caramelos de goma. Si la comunidad de bacterias que vive en tus intestinos está equilibrada mejora la digestión y ayuda a combatir algunas enfermedades y, al parecer, también a cuidar nuestra piel. Pero jabones, exfoliaciones faciales y medicamentos como los antibióticos pueden alterar ese equilibrio y causar afecciones.

Al ser el órgano más grande del cuerpo, la piel está constantemente expuesta al efecto de químicos, bacterias y hongos. Según una revisión publicada en 2015, hay evidencias de que los probióticos son útiles para prevenir y tratar trastornos cutáneos específicos como eczema, dermatitis atópica, acné, inflamación alérgica, hipersensibilidad y daños producidos por el sol.

El dermatólogo de Cleveland Clinic Shilpi Khetarpalel explicó en una publicación cómo funciona la bacterioterapia probiótica. En primer lugar, aclaró que las bacterias que viven en nuestra piel “son esenciales para combatir las infecciones, protegen contra el daño ambiental, regulan los niveles de pH y mantienen la piel hidratada y saludable".

Los nuevos productos para el cuidado de la piel con probióticos, afirmó el experto, tienen como objetivo restaurar el equilibrio de las bacterias de varias maneras. Por ejemplo, las cremas probióticas contienen cultivos vivos de bacterias buenas.

Cuándo debes usarlos

La dermatóloga Whitney Bowe, autora del libro La belleza de la piel sucia, explicó en una entrevista a Fox News que lo mejor es comenzar a incorporar los probióticos, a través de alimentos y bebidas como yogur, kimchi, chucrut y kombucha. También puedes tomar un suplemento o proteínas en polvo en tu batido que en la etiqueta diga “fermentado". Si tienes un problema específico en la piel, el siguiente paso sería buscar productos adecuados.

Bowe dijo que aún falta investigar más sobre los productos probióticos para la piel, pero ha estado probando y examinando algunos para descubrir cuáles funcionan. Estos no solo proporcionan una especie de escudo protector, “también desencadenan la producción de humectantes naturales en la piel, manteniendo la barrera cutánea saludable".

En ese sentido, el dermatólogo de la Cleveland Clinic dice que si tienes una piel que brilla de forma natural, no necesitas usar estos productos: “Pero si tienes problemas de la piel como el acné, el eczema, la rosácea o la sequedad, vale la pena considerarlo”.

Para Khetarpal los productos probióticos probablemente no resolverán los problemas de la piel por completo porque es probable que haya varios factores que contribuyan a sus síntomas. Sin embargo, ajustar un desequilibrio de las bacterias de la piel podría ser un buen comienzo.

El detalle con estos productos es que solo mirando su etiqueta no puedes saber cuáles son buenos y que sean de alto costo no significan que son mejores. Khetarpal dice que algunos productos en el mercado han sido sometidos a pruebas científicas y solo algunos fueron realmente probados en la piel humana. Su recomendación es que consultes a tu dermatólogo antes de usarlos.

“Con ajustes a tu rutina de limpieza, y tal vez uno o dos productos probióticos nuevos, es probable que las bacterias residentes encuentren su equilibrio. Cuando se trata de tu piel, eso es algo hermoso”, agregó.

Más para leer sobre probióticos:

Comparte tu opinión