SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Obamacare: ¿Qué consecuencias tiene no contratar seguro médico?

La Ley del Seguro de Salud a Bajo Precio, conocida popularmente como ‘Obamacare’, contiene un mandato individual que obliga a la inmensa mayoría de la población de Estados Unidos, sean ciudadanos o residentes legales, a contratar un seguro médico que le proteja en caso de enfermedad o accidente. Partes de la ley serán modificadas en 2019, pero mientras tanto este año sigue en vigor.

La contratación de una cobertura médica a través de una compañía de seguros es obligatoria hasta que se revoque el mandato individual el año 2019. Se debe hacer, de forma habitual, a través de los llamados Periodos de Inscripción Abierta (open enrollment) que suelen convocarse a finales de cada año y, en ocasiones, se extienden hasta las primeras semanas del año entrante, según cada estado.

Aun así, se puede dar el caso en que alguien no pueda contratar cobertura médica durante ese periodo normal, o que sus circunstancias de contratación cambien drásticamente durante el disfrute de su seguro. En esas situaciones, se puede solicitar un Periodo Especial de Inscripción. Estos periodos especiales contemplan una buena cantidad de supuestos y eventos calificadores para acceder a la cobertura en momentos diferentes a los regulares.

Si a pesar de todo lo anterior una persona decide no obedecer el mandato individual y no contrata ningún tipo de cobertura médica, se expone a recibir una multa. Esta sanción se denomina en inglés ‘penalty’ y consiste en una cantidad que se deberá abonar de forma obligatoria, además de tener que contratar la cobertura.

Las multas se calculan de dos formas. Por un lado, pueden ser sanciones por persona y año. Por otro lado, dependiendo de cuánto se gane, la multa puede ser un porcentaje de los ingresos individuales o familiares.

Para el año 2018, las multas por persona y año tienen estos importes:

Adultos sin cobertura: 695 dólares al año.

Menores de edad sin cobertura: 347,5 dólares al año.

En ningún caso las multas anuales impuestas a una misma familia rebasarán los 2.085 dólares por año.

Por su parte, a largo de este año, las multas que se calculan sobre los ingresos de la persona o de la familia serán de un 2,5 por ciento de lo que se ingrese. En todo caso, esta sanción en forma de porcentaje no debería exceder del coste de un plan de salud de nivel ‘bronce’. Este tipo de planes tenía un precio individual de 3.625 dólares y un precio de 16.320 dólares para una familia de cinco miembros o más.

Cómo se pagan las multas y quién está exento de pagar

Las multas se imponen prorrateando el número de meses que se ha estado en el año sin cobertura obligatoria mínima. En función de cuántos han sido, se imponen las sanciones. Solo se multa a quien haya pasado más de tres meses sin seguro y bastan con haber tenido cobertura un único día de un mes para que se considere que ese mes estaba cubierto y no entra en la sanción. Generalmente, las sanciones se abonan al hacer la declaración de impuestos correspondiente al año en que hubo periodos sin seguro.

En caso de no pagar las multas, el sistema fiscal ejecutará un embargo sobre sus futuras devoluciones de impuestos hasta cubrir la deuda. Sin embargo, no podrá haber consecuencias penales para quien no pague.

Además, hay varios casos en los que se considera que no se debe pagar la multa por no tener seguro obligatorio. Son estos:

  • La cobertura mínima a tu alcance cuesta más del 8,13 por ciento de los ingresos del hogar. Es decir: tus ingresos son demasiado bajos y no puedes costear el seguro obligatorio.
  • El periodo sin cobertura no llegó a tres meses.
  • Los ingresos son tan bajos que estás exento de pagar impuestos.
  • Eres un nativo americano o estás asegurado a través de un proveedor de seguros para los nativos americanos.
  • Tu religión recoge una objeción de conciencia ante los seguros.
  • Estás en la cárcel
  • Eres miembro de un ministerio compartido de cuidado de salud
  • Has pasado al menos un año fuera de Estados Unidos.
  • Calificas para una exención por ser una persona sin hogar, está en bancarrota, desahuciada o casos semejantes.

Quién no está obligado a contratar el seguro

Aunque Ley del Seguro de Salud a Bajo Precio pretende universalizar la cobertura médica en Estados Unidos a través de los seguros privados, hay personas exentas de contratar estos servicios. Las personas y colectivos exentos son estos:

  • Los que tengan ingresos tan bajos que no deban pagar presentar las planillas de devolución de impuestos (tax returns).
  • Aquellas personas a las que el seguro mínimo al que pueden acceder les cuesta más del 8,13 por ciento de los ingresos del hogar.
  • Las personas que habitualmente viven fuera de Estados Unidos (mínimo de 330 días anuales fuera del país).
  • Personas encarceladas.
  • Personas de cultos religiosos que prohíben pagar los seguros médicos.
  • Personas que pertenecen a un ministerio compartido de cuidado de salud.
  • Miembros de las tribus nativas norteamericanas.
  • Personas que podrían calificar para el programa Medicaid pero que viven en un estado que no ha extendido este beneficio y, por tanto, no pueden utilizarlo.
  • Personas en situaciones transitorias de extrema dureza: vagabundos, personas sin hogar, personas arruinadas o en bancarrota, desahuciados, víctimas de violencia doméstica, víctimas de desastres naturales o, incluso, personas que han perdido recientemente a un miembro de su familia.
  • Migrantes indocumentados.

De no estar en alguno de estos casos, tanto los ciudadanos como los residentes están obligados a contratar un seguro privado que garantice el pago de sus posibles gastos médicos. De lo contrario, deberán hacer frente a las multas y sanciones que hemos visto. Aquí puedes calcular la multa por no tener seguro.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad