La obesidad causa depresión ¿o la depresión causa obesidad?

La obesidad causa depresión ¿o la depresión causa obesidad?
El vínculo entre obesidad y depresión es más estrecho de lo que se creía. | Foto: ISTOCK

La obesidad -un fenómeno creciente en todo el mundo y un verdadero problema de salud pública- se origina en los cambios de hábitos de la vida moderna. Se sabe que el estilo sedentario y la amplia oferta de alimentos grasosos y dulces de fácil acceso, exponen a las personas a elecciones cada vez más nocivas. Pero hay más factores implicados que no se deben desconocer.

Cuando una persona llega a ser declarada como obesa (tiene un índice de masa corporal o IMC superior a 30 kg/m²) arrastra seguramente un componente psicológico que la ha llevado a esa situación, pero a su vez, esa obesidad le causa nuevos problemas, como la depresión. 

Una nueva investigación realizada en forma conjunta por la Universidad de Australia del Sur y la Universidad de Exeter, en Reino Unido, encontró la evidencia más sólida hasta ahora de que la obesidad causa depresión, incluso en ausencia de otros problemas de salud, y afecta más a las mujeres. 

La investigación, recién publicada en International Journal of Epidemiology, muestra el impacto psicológico del sobrepeso: éste provoca más depresión que enfermedades asociadas, como la diabetes. Esto explicaría por qué muchas personas fracasan al querer bajar de peso, ya que se están ignorando los problemas psicológicos inherentes. 

Dos problemas que van de la mano

"La actual epidemia mundial de obesidad es muy preocupante", dijo Elina Hypponen, directora del Centro Australiano para la Salud, quien dirigió el estudio. Junto con la depresión, se estima que ambos problemas cuestan a la comunidad global billones de dólares cada año, agregó.

“Nuestra investigación muestra que el sobrepeso no sólo aumenta los riesgos de enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares; también puede conducir a la depresión ", dijo Hypponen. 

¿Por qué la depresión asociada a la obesidad afecta más a las mujeres? “La mujer está sometida a más presiones sociales que el hombre. La sociedad -y últimamente el auge de las redes sociales- imponen modelos de cuerpo que muchas veces son irreales, y los parámetros femeninos de belleza son más estrictos que los masculinos” dice la psicóloga María Laura Santellán, de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), en Argentina, y especialista en trastornos alimentarios. 

A nivel mundial, las mujeres están muy insatisfechas con su cuerpo (aún en la cultura oriental), lo que lleva a veces a comer por angustia y se cae en la obesidad, que lleva a la depresión, una espiral complicada de resolver, señala la experta.

Para Santellán, el enfoque para tratar a una persona con obesidad debe ser interdisciplinario, donde un terapeuta y un nutricionista trabajen juntos en un abordaje mixto.

Cómo fue el estudio

Los investigadores analizaron datos del Biobanco del Reino Unido sobre más de 48,000 personas con depresión, y los compararon con un grupo de control de más de 290,000 personas que proporcionaron información médica y genética. Los datos se utilizaron para determinar si las personas tenían depresión. 

"Separamos el componente psicológico de la obesidad del impacto de los problemas de salud relacionados con ésta, mediante el uso de genes asociados con un mayor índice de masa corporal (IMC), pero con un menor riesgo de enfermedades como la diabetes", dijo Hypponen. 

“Estos genes estaban tan fuertemente asociados con la depresión como aquellos genes asociados con un IMC más alto y la diabetes. Esto sugiere que tener sobrepeso causa depresión con y sin problemas de salud relacionados, especialmente en las mujeres" concluyó. 

Más para leer sobre depresión y obesidad


Comparte tu opinión