¿Vive usted en un foco de sobredosis de opioides de EE. UU.?

MARTES, 1 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Estados Unidos tiene más de dos docenas de focos regionales de muertes por sobredosis de opioides, según unos investigadores, que también encontraron un vínculo entre las sobredosis letales y la angustia mental.

Ohio, Pensilvania, Kentucky, Virginia Occidental, Indiana y Tennessee tienen el porcentaje más alto de muertes por sobredosis de opioides, pero los investigadores identificaron 25 concentraciones regionales de sobredosis en todo el país.

¿Vive usted en un foco de sobredosis de opioides de EE. UU.?

Los hallazgos resaltan cómo el riesgo de sobredosis es tanto generalizado como localizado, según el coautor del estudio, Diego Cuadro, director del Laboratorio de Geografía de la Salud y Modelado de la Enfermedad de la Universidad de Cincinnati.

"No todo el mundo tiene un riesgo similar", aclaró Cuadros en un comunicado de prensa de la universidad. "Deseábamos identificar las características que ponen a las personas en un riesgo más alto de una sobredosis letal".

Los hombres blancos de 25 a 34 años tenían el riesgo más alto de una sobredosis letal, y hay un riesgo creciente entre los hombres negros de 30 a 34 años, según el estudio.

Los investigadores también encontraron un vínculo entre las muertes por sobredosis y la angustia mental, que aumenta el riesgo relativo de una sobredosis letal en hasta un 39 por ciento.

"Observamos una fuerte asociación con la salud mental y los trastornos por abuso de sustancias, en particular los opiáceos", señaló Cuadros. "Lo que está sucediendo ahora es que ya hace más de un año que estamos en una pandemia. La salud mental se ha deteriorado en toda la población, lo que significa que observaremos un aumento en las sobredosis de opiáceos".

Los investigadores están intentando determinar por qué las sobredosis letales son más comunes en los hombres que en las mujeres, y por qué el mayor riesgo se da en ciertos grupos de edad.

"Tal vez tienen más responsabilidades, responsabilidades financieras o estrés en ese momento", planteó Cuadros. "Quizá haya cambios fisiológicos o cambios en el cerebro que todavía no conocemos".

Un foco importante de las intervenciones de salud para la adicción a los opioides ha sido la distribución de la naloxona, un medicamento que revierte las sobredosis, y de otros medicamentos que salvan vidas. Pero Cuadros dijo que identificar a las poblaciones vulnerables puede ser un método de prevención efectivo.

En 2010, las recetas de opiáceos fueron con frecuencia las culpables. El inicio de la pandemia, la mayoría de las sobredosis implicaban a la heroína. Ahora, más sobredosis implican a opioides sintéticos, como el fentanilo, apuntó Cuadro.

"Se trata de una epidemia compleja. En el VIH, tenemos un virus o agente. Igual en la malaria. Igual en la COVID-19. Es un virus", dijo. "Pero tenemos varios agentes opioides".

El estudio se publicó en la edición del 26 de mayo de la revista PLOS ONE.

Los nuevos hallazgos podrían ayudar a los legisladores y proveedores de atención de la salud, al identificar los factores individuales y comunitarios asociados con un mayor riesgo, según el coautor, Neil MacKinnon, exdecano del Colegio de Farmacología de la Universidad de Cincinnati, y actualmente rector de la Universidad de Augusta, en Georgia.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre la adicción a los opioides.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Cincinnati, news release, May 26, 2021

Comparte tu opinión