Marihuana en el embarazo ¿mayor riesgo de autismo en los niños?

Marihuana en el embarazo ¿mayor riesgo de autismo en los niños?

La investigación ha mostrado que el uso de la marihuana durante el embarazo podría aumentar el riesgo de tener un mortinato, de nacimiento prematuro y de peso bajo al nacer.

Ahora, un nuevo estudio añade otro peligro: los niños cuyas madres usaron marihuana durante el embarazo podrían tener un riesgo más alto de autismo.

Y el aumento en el riesgo no fue leve. Usando datos de todos los nacimientos en Ontario, Canadá, entre abril de 2007 y marzo de 2012, los investigadores de la Universidad de Ottawa encontraron que las mujeres embarazadas que usaban cannabis tenían 1.5 veces más probabilidades de tener un hijo con autismo que las mujeres que no la usaron.

La muestra incluyó a medio millón de mujeres, y más o menos 3,000 de ellas dijeron que habían usado marihuana durante el embarazo. La base de datos no incluía los particulares del uso de la marihuana de las mujeres, como la forma, la frecuencia o la cantidad.

En un estudio anterior, los mismos investigadores encontraron que el uso de la marihuana durante el embarazo se vinculaba con un aumento en el riesgo de nacimiento prematuro y otros resultados adversos del nacimiento.

Los investigadores usaron este nuevo estudio para determinar si había unos impactos a más largo plazo entre los niños cuyas madres usaron marihuana durante el embarazo.

Lo hicieron al comparar dos bases de datos de salud canadienses, una que registra los diagnósticos (entre ellos, el autismo) y una que registra los resultados del nacimiento en general, comentó la autora del estudio, la Dra. Darine El-Chaâr, médica de medicina materna y fetal del Hospital de Ottawa.

"Ambos registros han estado conectados, de forma que pudimos emparejar los datos sobre el nacimiento con los resultados de los bebés de esos embarazos más adelante en la vida", explicó El-Chaâr.

Para mostrar que el uso de marihuana en sí se vinculaba con un aumento en el riesgo de autismo, los investigadores observaron de manera específica a 2,200 mujeres que usaron marihuana pero que no usaron otras sustancias durante el embarazo.

Aun así, varios factores podrían contribuir a un aumento en el riesgo de autismo, anotó El-Chaâr. El estudio solo muestra que usar marihuana durante el embarazo podría asociarse con el autismo, no que lo provoca de forma definitiva.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 10 de agosto de la revista Nature Medicine.

Las mujeres embarazadas que usan marihuana no lo hacen solo con fines recreativos, sino que algunas afirman que la usan para tratar el dolor o las náuseas matutinas.

El-Chaâr dijo que muchas de las pacientes con quienes trabaja usan marihuana para aliviar las náuseas, o preguntan si deberían usarla. "Atiendo a mujeres que me dicen que es lo único que ayuda", afirmó. "En general, todavía no tengo buenas evidencias para decirles que es verdad.

El mecanismo mediante el cual el uso de marihuana durante el embarazo podría afectar a los resultados del nacimiento y la salud del bebé no se comprende del todo. Aun así, la mayoría de los expertos apuntan a estudios con animales que han encontrado receptores de cannabis en los cerebros de embriones de animales de apenas 5 a 6 semanas.

Cuando una mujer embarazada consume marihuana, esos receptores de cannabis se activarían, lo que podría afectar al desarrollo del cerebro del bebé.

El número de mujeres que usaron marihuana durante el embarazo podría ser mucho más alto que el reportado por el estudio, dado que algunas podrían haber negado que la usaban porque la marihuana recreativa era ilegal cuando se recolectaron los datos.

La legalización nacional del cannabis recreativo en Canadá en 2018 fue el catalizador para el estudio, según El-Chaâr.

Dijo que le preocupaba que la legalización provocara un aumento en el uso de la marihuana en las mujeres embarazadas, a pesar de la falta de evidencias de que sea seguro.

El uso de la marihuana entre las mujeres embarazadas de Estados Unidos ya está aumentando, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU.: un 7 por ciento de las mujeres embarazadas reportaron que usaron la droga en una encueta de 2016-2017.

Andrea Roberts, científica investigadora sénior de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston, compartió unas preocupaciones similares de que las mujeres pudieran interpretar la legalización como una señal de que la marihuana es "de alguna forma inocua".

Roberts enfatizó que el embarazo es un periodo altamente sensible, y que las mujeres "en realidad no deben usar ninguna sustancia que no tengan que usar durante el embarazo".

Comparte tu opinión