Vapear después de dejar de fumar mantiene alto el riesgo de cáncer de pulmón

MARTES, 21 de mayo de 2024 (HealthDay News) -- Si has dejado de fumar y pasaste a vapear , tus probabilidades de cáncer de pulmón no se reducirán tan abruptamente como si dejaras la nicotina por completo, sugiere una investigación reciente.

"Este es el primer estudio poblacional de gran tamaño que demuestra el aumento en el riesgo de cáncer de pulmón en los usuarios de cigarrillos electrónicos tras dejar de fumar", señaló el autor principal del estudio , el Dr. YeonWook Kim. Es profesor asistente de medicina pulmonar y de cuidados intensivos en el Hospital Bundang de la Universidad Nacional de Seúl, en Seongnam, Corea del Sur.

Vapear después de dejar de fumar mantiene alto el riesgo de cáncer de pulmón

El equipo de Kim presentó sus hallazgos el lunes en la reunión anual de la Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society) en San Diego.

Muchos fumadores están recurriendo a vaporizadores cargados de nicotina en lo que pueden creer que es un cambio "seguro" de los cigarrillos tradicionales.

Pero, ¿su riesgo de cáncer de pulmón se reduce a niveles iguales a los de dejar la nicotina por completo?

Para averiguarlo, el equipo de Kim rastreó los resultados de más de 4.3 millones de surcoreanos que se inscribieron en el Programa Nacional de Pruebas de Salud del país entre 2012 y 2014 o 2018. El seguimiento se realizó en 2021.

Los participantes se dividieron en categorías según sus hábitos de fumar/vapear.

Durante el periodo de seguimiento, más de 53.000 desarrollaron cáncer de pulmón y 6.351 murieron a causa de la enfermedad.

Las personas que habían dejado de fumar durante cinco años o más, pero que vapeaban, seguían enfrentándose a unas probabilidades más altas de cáncer de pulmón letal que las que habían dejado de fumar durante el mismo periodo de tiempo, pero que no habían empezado a usar cigarrillos electrónicos, encontró el equipo de Kim.

Y para los que habían dejado de fumar durante menos de cinco años, cambiar al vapeo aumentó los riesgos de contraer cáncer de pulmón o morir de la enfermedad, en comparación con los que dejaron de fumar pero no comenzaron a vapear.

La tendencia fue especialmente fuerte en las personas de 50 a 80 años, encontró el equipo coreano.

"Nuestros resultados indican que al integrar las intervenciones para dejar de fumar para reducir el riesgo de cáncer de pulmón, se deben considerar los daños potenciales de usar cigarrillos electrónicos como alternativa al tabaquismo", concluyó Kim en un comunicado de prensa de la reunión.

Debido a que estos hallazgos se presentaron en una reunión médica, deben considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Obtén más información sobre los peligros del vapeo en Harvard Health.

FUENTE: Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society), comunicado de prensa, 20 de mayo de 2024

Comparte tu opinión