Unos veterinarios detectan a la variante delta en una gata doméstica

VIERNES, 4 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Una gata de Pensilvania que estaba infectada con la variante delta del virus SARS-CoV-2 es el primer caso conocido de una variante que ocurre en un felino doméstico en Estados Unidos.

Una secuenciación del genoma completo también reveló que la variante era casi idéntica a las que circulaban en las personas de esa área en ese momento, según el equipo de la Universidad de Pensilvania que realizó el descubrimiento.

Unos veterinarios detectan a la variante delta en una gata doméstica

La gata de 11 años llegó al Hospital Veterinario Ryan de la universidad, en Filadelfia, en septiembre, con síntomas gastrointestinales. Su dueño tenía COVID-19, y se había estado aislando de la gata durante 11 días antes de llevarla al hospital. Otro miembro de la familia cuidaba a la gata.

Los investigadores obtuvieron una secuencia genómica completa del virus de la gata, y encontraron que era la variante delta. No tenían una muestra del virus del dueño, pero el virus de la gata se correspondía de cerca con los que circulaban entre las personas de la región de Filadelfia en ese momento.

"Cuando estudiamos una muestra aleatoria de secuencias humanas de nuestra área geográfica, no había nada dramáticamente distinto en la muestra de la gata", señaló la autora sénior del estudio, la Dra. Elizabeth Lennon, veterinaria y profesora asistente de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pensilvania.

"Nuestra conclusión fue que la gata no estaba infectada con un virus que fuera muy distinto", apuntó en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Viruses.

Desde principios de la pandemia, el coronavirus ha infectado a una amplia variedad de especies de animales silvestres y domésticos, lo que ha conducido a preocupaciones respecto a que los saltos entre las especies pudieran conducir a nuevas mutaciones y a nuevas variantes dañinas.

"El SARS-CoV-2 tiene una variedad de anfitriones que es de verdad increíblemente alta", afirmó Lennon. "Lo que esto significa para mí es que, a medida que el SARS-CoV-2 siga siendo prevalente en la población humana, también debemos vigilar qué sucede en otras especies animales".

Lennon anotó que la infección de la gata solo se identificó al evaluar su materia fecal. Un hisopado nasal no reveló la infección.

"Esto resaltó la importancia de muestrear múltiples sistemas orgánicos", añadió Lennon. "Si solo hubiéramos realizado un hisopado nasal, no lo habríamos detectado".

Más información

Aprenda más sobre la COVID-19 y las mascotas en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Pennsylvania, news release, March 1, 2022

Comparte tu opinión