Una experiencia culinaria más segura

Una experiencia culinaria más segura
| Foto: GETTY IMAGES

Si la "calificación de salud" de un restaurante se publica en la puerta, quizá los clientes tengan menos probabilidades de enfermar con salmonella, afirma un estudio reciente.

Los investigadores compararon las tasas de infección con la salmonella en la ciudad de Nueva York y en el resto del estado de Nueva York antes y después de que la ciudad implementara un sistema de calificación con letras.

Antes de que la ciudad introdujera las calificaciones con letras, tenía unas tasas más altas de infecciones con salmonella que el resto del estado, pero las tasas eran comparables después de que la ciudad implementara el programa.

Tras la introducción de las calificaciones con letra, la tasa de infecciones con salmonella de la ciudad se redujo en un 5.3% al año en comparación con el resto del estado, encontraron los investigadores.

El estudio no pudo probar causalidad. Pero quizá informar a los clientes sobre el historial de inspecciones de un restaurante podría conducir a una "reducción en la cantidad de casos de enfermedad transmitida por los alimentos", planteó la autora del estudio, Melanie Firestone, candidata doctoral de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Minnesota.

"Implementar un programa de calificación con letras es una herramienta relativamente barata que tiene el potencial de fomentar reducciones en la incidencia de enfermedades transmitidas por los alimentos", señaló Firestone en un comunicado de prensa de la universidad.

"Los departamentos de salud estatales y locales deben pensar en adoptar programas similares como medio de mejorar la salud pública", sugirió.

Los hallazgos aparecen en una edición reciente en línea de la revista Emerging Infectious Diseases.

La salmonella provoca más de 1 millón de casos de enfermedad cada año en Estados Unidos.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la salmonella.

Comparte tu opinión