Unos muebles más 'saludables' sin PFAS hacen que las oficinas sean mejores para la salud

MIÉRCOLES, 9 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Equipar las oficinas con unos muebles más "saludables" podría reducir la exposición humana a las PFAS, unas riesgosas sustancias, sugiere una nueva investigación.

Para observar los niveles de PFAS en interiores, un equipo dirigido por la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston, analizó el polvo de los edificios en las aulas y los espacios comunes en el campus.

Unos muebles más 'saludables' sin PFAS hacen que las oficinas sean mejores para la salud

"Nuestros hallazgos proveen unas evidencias científicas desesperadamente necesarias del éxito de unos materiales más saludables, que no tienen por qué ser más caros ni funcionar peor, como una solución en el mundo real para reducir la exposición en interiores a los compuestos permanentes en general", señaló Anna Young, autora principal del estudio. Young es asociada de investigación en el departamento de salud ambiental, y directora asociada del programa Edificios Saludables de la Harvard.

Las PFAS (sustancias per- y polifluoroalquilos) se conocen como "compuestos permanentes" porque persisten en el ambiente. Hay al menos 12,000 tipos de PFAS, que se usan para crear resistencia al agua y las manchas, y se encuentran en productos como los muebles, las alfombras, los textiles, los paquetes para comida, las sartenes antiadherentes, los cosméticos y la espuma para incendios.

Se vinculan con la enfermedad de la tiroides, un retraso en el desarrollo, un sistema inmunitario debilitado, un colesterol alto, el cáncer de testículo, la obesidad y la diabetes, y estos compuestos se han detectado en la sangre de más de un 98 por ciento de los estadounidenses.

En este estudio, los investigadores deseaban ampliar una investigación anterior que observó 15 tipos distintos de PFAS en los edificios. Esto es difícil, porque la mayoría de las miles de PFAS son desconocidas o no pueden ser medidas mediante las técnicas de laboratorio tradicionales.

En su lugar usaron un sustituto, el flúor orgánico, para medir las PFAS. Se encuentra en todas las PFAS.

El equipo de la investigación comparó 12 espacios de interiores con alfombras y muebles más saludables con 12 que tenían unos muebles convencionales.

Las concentraciones de PFAS en el polvo eran un 66 por ciento más bajas en los 12 espacios con unos materiales más saludables. Los niveles de flúor orgánico también eran más bajos en los espacios más saludables, encontraron los investigadores.

Aunque los 15 tipos de PFAS que los investigadores pudieron medir en el laboratorio se correlacionaban de forma significativa con los niveles de flúor orgánico, apenas conformaban un 9 por ciento del mismo. Esto sugiere que en el polvo hay muchas PFAS sin identificar, anotaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores enfatizaron la importancia de eliminar los compuestos químicos innecesarios y de producir unos muebles y unas alfombras más saludables. Plantearon que los fabricantes también deberían proveer una lista de los compuestos químicos de estos materiales más "saludables" que sea verificada por una fuente independiente.

"Este estudio aborda una pregunta clave: ¿Si demandamos productos sin ningún compuesto permanente, observamos una reducción en las PFAS totales más allá de las 15 medidas en el laboratorio?", señaló el autor sénior, Joseph Allen, profesor asociado de ciencias de evaluación a la exposición del programa de Edificios Saludables. "La respuesta es que, sin duda, sí".

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 4 de noviembre de la revista Environmental Science & Technology.

Más información

La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. ofrece una explicación sobre las PFAS.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Harvard T.H. Chan School of Public Health, news release, Nov. 7, 2022

Comparte tu opinión