Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Unos factores del hogar podrían aumentar el riesgo de enfermedad intestinal inflamatoria de un niño

MARTES, 9 de mayo de 2023 (HealthDay News) -- ¿Qué pone a los niños en riesgo de una enfermedad intestinal inflamatoria (EII) pediátrica, y qué podría ayudar a prevenirla?

Una revisión de 36 estudios observacionales, que incluyeron a 6.4 millones de niños, ofrece algunas pistas clave.

Unos factores del hogar podrían aumentar el riesgo de enfermedad intestinal inflamatoria de un niño

Tomar antibióticos a una edad temprana, comer una dieta occidental y vivir en una familia más rica se asociaron con un aumento en el riesgo de EII. Pero vivir en un hogar con mascotas y hermanos, y comer bastantes verduras, se vincularon con un riesgo más bajo.

"Los casos de EII pediátrica están en aumento en todo el mundo, y más o menos 1 de cada 4 casos de EII se diagnostica ahora antes de los 21 años", señaló la autora principal, Nisha Thacker, una dietista gastrointestinal que realizó el metaanálisis como parte de su estudios doctorales en la Universidad de Newcastle, en Australia.

La EII se caracteriza por dolor abdominal, diarrea y sangre en las heces, lo que indica que partes del tracto intestinal se han inflamado.

El nuevo análisis, que se presentó el domingo en una conferencia de la Asociación Americana de Gastroenterología (American Gastroenterological Association), encontró que los niños que tomaron antibióticos antes de los 5 años tenían el triple de riesgo de EII pediátrica. Su riesgo fue 3.5 veces más alto si habían recibido cuatro o más cursos de antibióticos a esa edad.

La exposición al humo de segunda mano duplicó el riesgo de EII.

Sorprendentemente, un estatus económico más bajo pareció tener un efecto protector: se asoció con un riesgo de EII un 65 por ciento más bajo.

La exposición a los animales y tener solo un sanitario en la casa también se vincularon con un efecto protector.

¿Por qué? Thacker apuntó a la higiene.

Una higiene excesiva puede reducir el número de microbios en el ambiente, lo que podría impedir el desarrollo de un microbioma robusto en el niño, comentó. El microbioma es la comunidad de bacterias que viven en el tracto digestivo y en el cuerpo.

Aunque se recomienda una higiene básica, Thacker señaló que es importante permitir a los niños jugar al aire libre e interactuar con las mascotas para ayudar a desarrollar un sistema inmunitario fuerte. En otras palabras, es posible ser demasiado limpio.

"Muchos de estos factores afectan a nuestra microbiota intestinal, y podrían tener un efecto particularmente fuerte en los niños", planteó en un comunicado de prensa de la reunión. "Una dieta occidental, rica en azúcares y alimentos ultraprocesados, y baja en verduras, es un excelente ejemplo".

Las familias con niños pequeños deben comer una dieta rica en verduras y alimentos enteros mínimamente procesados, aconsejó Thacker. También instó a las familias a pensar en adoptar una mascota y a tomar medidas para prevenir el humo de segunda mano, evitar una higiene excesiva y usar los antibióticos con cuidado.

La lactancia materna y luego alimentar al niño una dieta saludable podría minimizar los efectos de una dieta occidental en alguien con antecedentes familiares de EII, o con un historial personal de eczema/rinitis, según el estudio.

Thacker también encontró que ser un niño de color que vive en un país de altos ingresos triplicó el riesgo de EII pediátrica. Ahora, planifica estudiar la influencia de la migración en la enfermedad.

La EII pediátrica puede tener un impacto en el crecimiento de un niño, y en la progresión de la pubertad, debido a la inflamación implicada.

La conferencia se celebró en Chicago y en línea. Los hallazgos presentados en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Hospital Pediátrico de Boston ofrece más información sobre la enfermedad intestinal inflamatoria.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Gastroenterological Association, news release, May 7, 2023

Comparte tu opinión