Unos científicos usan sonido para aliviar las pesadillas crónicas de los pacientes

JUEVES, 27 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Las personas que sufren de pesadillas frecuentes podrían encontrar alivio al escuchar unos sonidos específicos mientras duermen, sugiere un nuevo estudio de tamaño reducido.

Se estima que más o menos un 4 por ciento de los adultos tienen unas pesadillas tan frecuentes e inquietantes que alteran su sueño y su funcionamiento diarios. En algunos casos, las pesadillas se relacionan con una afección subyacente, por ejemplo un trastorno por estrés postraumático (TEPT), mientras que otras se consideran "idiopáticas", es decir, sin una causa conocida.

Unos científicos usan sonido para aliviar las pesadillas crónicas de los pacientes

Muchas personas que sufren pesadillas simplemente viven con ellas.

"La mayoría de las personas piensan que es normal tener tantas pesadillas, o no saben que hay tratamiento disponible", comentó Jennifer Mundt, especialista en medicina conductual del sueño de Northwestern Medicine, en Chicago.

Cuando se trata del trastorno de pesadillas, su nombre oficial, el tratamiento que cuenta con las mejores evidencias es la terapia de ensayos de imágenes (TEI), apuntó Mundt.

En esta técnica, las personas trabajan con un terapeuta para recordar sus pesadillas, cambiar la historia negativa a una con un final feliz, y entonces ensayar el nuevo guion a lo largo del día.

La investigación muestra que la TEI puede comenzar a disipar las pesadillas de una persona en cuestión de dos a tres semanas.

Pero alrededor de un 30 por ciento de los pacientes no responden, según los investigadores del nuevo estudio, de la Universidad de Ginebra, en Suiza.

Así que intentaron fortalecer la efectividad de la TEI al añadir un método conocido como reactivación dirigida de recuerdos, en que las personas aprenden a asociar una señal, por ejemplo un sonido o un olor, con algo que desean recordar. Entonces, se exponen a esa señal durante el sueño, lo que ayuda a solidificar el recuerdo.

Los investigadores, dirigidos por el autor sénior del estudio, Lampros Perogamvros, psiquiatra del Laboratorio del Sueño de los Hospitales Universitarios de Ginebra, razonaron que la activación dirigida de recuerdos podría ayudar a conjurar las historias positivas que las personas ensayan en la TEI.

Para evaluar la idea, reclutaron a 36 adultos jóvenes con pesadillas crónicas (más de una por semana) y los asignaron al azar a uno de dos grupos. Uno recibió la sesión estándar de TEI, mientras que el otro tuvo una sesión de TEI más la reactivación dirigida de recuerdos. En el segundo grupo, las personas escuchaban un sonido específico mientras se imaginaban el nuevo sueño positivo.

Tras la sesión inicial de TEI, las personas de ambos grupos ensayaron el sueño positivo cada día en casa durante dos semanas, y los del grupo de la reactivación de recuerdos escuchaban el sonido mientras ensayaban.

De noche, todos los participantes usaron un cinta para la cabeza inalámbrica especial que monitorizaba la actividad de las ondas cerebrales y emitía el mismo sonido durante la etapa MOR del sueño, cuando los sueños ocurren. Pero solo un grupo había aprendido a asociar ese sonido con el sueño positivo.

Al final, esto hizo una diferencia, según los hallazgos, que se publicaron en la edición del 27 de octubre de la revista Current Biology.

En un plazo de dos semanas, las personas en el grupo de reactivación de los recuerdos pasaron de un promedio de tres pesadillas por semana a alrededor de 0.2 por semana. El grupo de la TEI estándar también mejoró, pero menos: bajaron de un promedio de poco menos de tres pesadillas por semana a una por semana.

Y los efectos fueron duraderos. Aunque los participantes usaron las cintas para la cabeza solo durante dos semanas, seguían teniendo menos pesadillas tres meses después. Aunque a ambos grupos les iba mejor, el grupo de reactivación de los recuerdos seguía teniendo una ventaja.

También mostraron otro beneficio: un aumento en los sueños positivos. Las personas en el grupo de la TEI estándar reportaron menos pesadillas, pero no ningún cambio en los sueños felices.

"Es un estudio muy chévere", afirmó Mundt, que no participó en la investigación.

Afirmó que los resultados iniciales son "promisorios", y dijo que le gustaría ver estudios futuros que evalúen el método en personas que sufren pesadillas relacionadas con el trauma. (Todas las personas en este estudio tenían pesadillas idiopáticas).

Christopher Drake, un psicólogo que se especializa en medicina del sueño, se mostró de acuerdo.

"Es un estudio fascinante", aseguró Drake, director de investigación sobre el sueño del Sistema de Salud Henry Ford, en Detroit.

Es promisorio, señaló, que la técnica mejorara la terapia "más potente" que hay disponible para el trastorno de pesadillas.

Pero, añadió Drake, se necesitan estudios de mayor tamaño, incluso algunos que incluyan a personas con unos síntomas más graves. El estudio excluyó a las personas que tenían insomnio, una depresión grave, apnea del sueño y otras afecciones que pueden provocar o empeorar las pesadillas.

La terapia de sonido tiene un riesgo bajo, pero una pregunta, planteó Mundt, es si puede perturbar el sueño.

Los sonidos, según los investigadores, tienen un volumen bajo y se administran cada 10 segundos después de que una persona ha estado en el sueño MOR durante cinco minutos. En este estudio, no encontraron ninguna señal de que la terapia perturbara "la estructura del sueño MOR".

Aunque la terapia de sonido todavía no está disponible en el mundo real, Mundt afirmó que es importante que las personas que sufren de pesadillas sepan que ya hay un tratamiento efectivo disponible.

"No tiene simplemente que vivir con esto", añadió.

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre el trastorno de pesadillas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Jennifer Mundt, PhD, assistant professor, neurology (sleep medicine) and psychiatry and behavioral sciences, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Christopher Drake, PhD, section head, sleep research, Henry Ford Health System, and professor, psychiatry and behavioral neuroscience, Wayne State University School of Medicine, Detroit; Current Biology, Oct. 27, 2022

Comparte tu opinión