Antihipertensivos mejorarían la supervivencia de pacientes con COVID

Antihipertensivos mejorarían la supervivencia de pacientes con COVID

En el mayor estudio de su tipo que se ha realizado, los investigadores encontraron que dos clases de antihipertensivos comunes parecen vincularse con una mejor supervivencia a la COVID-19.

Los hallazgos de Reino Unido calman cualquier inquietud respecto a que los dos tipos de medicamentos, los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (inhibidores de la ECA) o los bloqueadores del receptor de la angiotensina (BRA), pudieran en realidad hacer daño a los pacientes con COVID-19.

"Sabemos que los pacientes con enfermedades cardiovasculares tienen un riesgo particular de una infección grave con la COVID-19", anotó el investigador principal, el Dr. Vassilios Vassiliou. "Pero, al principio de la pandemia, hubo la preocupación de que unos antihipertensivos específicos pudieran vincularse con unos peores resultados en los pacientes con COVID-19", comentó.

Al contrario, los investigadores encontraron que los medicamentos no eran nocivos, sino que más bien reducían el riesgo de muerte y de resultados críticos en alrededor de un tercio.

"Los pacientes con COVID-19 que tienen hipertensión que toman medicamentos inhibidores de la ECA/BRA tenían 0.67 veces menos probabilidades de sufrir un resultado crítico o letal que los que no tomaban los fármacos", señaló Vassiliou, de la Facultad de Medicina Norwich de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido.

"Nuestra investigación provee evidencias sustanciales para recomendar el uso continuado de estos medicamentos si los pacientes ya los tomaban", comentó en un comunicado de prensa de la universidad.

Los hallazgos se basan en una importante revisión de datos de 19 estudios ya publicados. Esos estudios incluyeron a más de 28,000 pacientes, lo que lo convierte en el estudio de este tipo más grande hasta la fecha.

Vassiliou dijo que su equipo se enfocó en "los resultados de los pacientes que tomaban antihipertensivos, y observó en particular lo que llamamos resultados 'críticos', como ser admitido a cuidados intensivos y puesto en un ventilador, y la muerte".

Se encontró que los inhibidores de la ECA y los BRA eran fármacos muy comunes.

"Encontramos que un tercio de los pacientes con COVID-19 con hipertensión y una cuarta parte de los pacientes en general tomaban un inhibidor de la ECA/BRA. Es probable que esto se deba al aumento en el riesgo de infección en los pacientes con [enfermedades preexistentes] como las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y la diabetes", anotó Vassiliou.

"Lo que es de verdad importante aquí es que mostramos que no había evidencias de que estos medicamentos aumentaran la gravedad de la COVID-19 ni el riesgo de muerte", afirmó, y que podrían incluso mejorar los resultados.

Pero Vassiliou enfatizó que los hallazgos no significan que los antihipertensivos se deban usar como un tratamiento para la COVID-19 en los pacientes que no los estén usando. "El mecanismo de acción podría ser distinto" en ese contexto, planteó.

Un experto de EE. UU. afirmó que los hallazgos del estudio son "tranquilizadores" para los pacientes que necesitan esos fármacos.

"Es reconfortante saber que estos medicamentos tienen un efecto neutral en la gravedad de la infección con la COVID-19", comentó el Dr. Guy Mintz, director de salud cardiovascular del Hospital Cardiaco Sandra Atlas Bass de Northwell Health, en Manhasset, Nueva York.

No está claro por qué tomar un inhibidor de la ECA o un BRA podría frenar a la COVID-19, apuntó.

Los medicamentos tienen efectos antiinflamatorios "además de sus beneficios para la presión arterial. ¿Podrían esos efectos neutralizar una parte de la inflamación sistémica debida a la COVID-19?", preguntó Mintz. Piensa que hacen falta más estudios.

Mientras tanto, añadió Mintz, "la conclusión es que si desarrolla una infección con la COVID-19, no deje de tomar su BRA o inhibidor de la ECA. Son agentes antihipertensivos efectivos y no tienen efectos dañinos en el ámbito de la infección, y quizá ofrecen cierto nivel de protección a los pacientes".

El informe se publicó el 24 de agosto en la revista Current Atherosclerosis Reports.

Comparte tu opinión