Unas médicas responden a sus preguntas sobre el VSR

VIERNES, 28 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Aunque un potencial aumento de la COVID 19 en invierno y la temporada de la gripe en ciernes reciben mucha atención, a los médicos les preocupa también otro virus.

Se trata del VSR, es decir, el virus sincitial respiratorio, y los hospitales de todo el país observan un aumento en los casos entre los bebés y los niños pequeños. El virus puede ser particularmente preocupante para los bebés que tienen una edad de hasta seis meses.

Unas médicas responden a sus preguntas sobre el VSR

Mientras los hospitales pediátricos de todo Estados Unidos observan un preocupante aumento en esta enfermedad común, dos expertas de Cedars-Sinai, en Los Ángeles, ofrecen información sobre a qué estar atentos, además de las opciones para el tratamiento.

"Los bebés pequeños pueden comenzar a verse un poco más letárgicos, y a comer poco. Estas pueden ser las primeras señales de que están sufriendo", comentó la Dra. Priya Soni, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas de Cedars-Sinai Guerin Children's.

"Pueden tener fiebre o no, y pueden comenzar a tener ciertos problemas para respirar", continuó Soni en un comunicado de prensa del hospital. "Estas son las señales tempranas a los que los padres deben estar atentos: letargo, pérdida del apetito y problemas para respirar".

El virus aumenta de forma dramática las secreciones en las vías respiratorias, lo que hace que sea peligrosa para los bebés, señaló la Dra. Ira Wardono, hospitalista pediátrica del Centro Médico Providence Cedars-Sinai Tarzana en Tarzana, California.

Cuando los niños de más edad y los adultos tosen o estornuda, expulsan estas secreciones, pero los bebés no pueden hacerlo.

"Sus músculos no tienen la fuerza suficiente para expulsar el fluido adicional mediante la tos. Es casi como si se ahogaran con las secreciones, y esto es lo que provoca los problemas para respirar", explicó Wardono en el comunicado. "Los padres o los proveedores de atención de la salud deben hacer el trabajo por ellos, al succionar las vías respiratorias, en casa o, si es necesario, en el hospital".

Además de succionar, la atención para los bebés o niños con VSR podría incluir fluidos intravenosos (IV). Algunos pequeños se deshidratan porque es difícil alimentarse cuando se está tan congestionado.

Algunos bebés también podrían necesitar soporte con oxígeno.

"Lo más importante es saber cuándo buscar ayuda para su hijo: si tiene problemas para respirar, si no come o si parece más cansado de lo habitual", dijo Wardono.

Se recomienda un anticuerpo monoclonal llamado palivizumab para los bebés que tienen un riesgo alto. Entre ellos se encuentran los prematuros, o los que tienen una enfermedad pulmonar crónica o una afección cardiaca congénita significativa, señaló Soni.

Se debe administrar tratamiento preventivo, en forma de una serie de vacunas. Los padres pueden hablar con el proveedor de su hijo sobre esta opción.

"A los expertos en atención de la salud les preocupa la confluencia del VSR, la gripe y la COVID-19, a medida que llega el invierno", apuntó Soni. "El solapamiento de estos tres virus, además de otros, es sin duda una gran preocupación en los próximos meses".

Los médicos ya atienden a pacientes que tienen un resultado positivo de más de un virus, comentó Wardono, y recomiendan a los padres que se aseguren de que sus hijos reciban la vacuna contra la gripe y los refuerzos contra la COVID-19 cuando sea adecuado.

Los padres también deben asegurarse de lavarse las manos con frecuencia, y de que sus hijos hagan lo mismo.

Los niños que estén en la escuela o en un grupo de juego deben cambiarse de ropa cuando vuelvan a casa antes de interactuar con los bebés, recomendaron las médicas.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el VSR.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Cedars-Sinai, news release, Oct. 25, 2022

Comparte tu opinión