SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Una 'ventaja' de la diabetes tipo 2 en realidad no existe

Las personas con diabetes tipo 2 tenían un riesgo más bajo de que una arteria se abultara o rompiera, pero los expertos enfatizan que las desventajas son mucho mayores

Las personas con diabetes tipo 2 tenían un riesgo más bajo de que una arteria se abultara o rompiera, pero los expertos enfatizan que las desventajas son mucho mayores

MIÉRCOLES, 13 de septiembre de 2017 (HealthDay News) -- La diabetes tipo 2 puede reducir las probabilidades de una debilidad rara pero potencialmente letal en los vasos sanguíneos, señala un nuevo estudio. Pero aunque eso puede parecer una buena noticia, no lo es.

Los investigadores suecos encontraron que la diabetes tipo 2 reduce de forma significativa los riesgos a largo plazo de aneurisma aórtico y de disección aórtica, dos afecciones que pueden conducir a un sangrado interno debido a la ruptura de los vasos sanguíneos.

Pero el mecanismo que reduce el riesgo de esas raras afecciones también aumenta el riesgo de desarrollar un endurecimiento de las arterias, un problema de salud mucho más grave que puede conducir a un ataque cardiaco o a un accidente cerebrovascular (ACV).

"Queremos asegurarnos de que la gente no crea que tener diabetes tipo 2 es una buena noticia, porque no lo es", enfatizó el Dr. Derek Brinster, director de cirugía aórtica en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Si sufre de diabetes tipo 2 tiene un riesgo más alto de morir antes de lo que debería por la enfermedad cardiovascular".

El aneurisma aórtico es una protuberancia parecida a un globo, provocada por una debilidad en las paredes de la aorta, la arteria principal que va del corazón al pecho y al abdomen.

La disección aórtica implica que la sangre pase a través de un desgarro en el revestimiento interno de la aorta, haciendo que la capa interna y la capa externa del vaso sanguíneo se separen.

Ambas afecciones pueden provocar que la aorta se rompa, lo que resulta en una hemorragia interna que con frecuencia es letal. John Ritter, el popular actor, falleció en septiembre de 2003 de una disección aórtica no diagnosticada.

Hace al menos dos décadas que se sabe que la diabetes reduce el riesgo de aneurisma, pero los motivos de ese fenómeno no están claros, dijo el Dr. Robert Eckel, profesor y catedrático de aterosclerosis en el Campus Médico de la Universidad de Colorado, en Anschutz.

Para explorar esta asociación más a fondo, los investigadores suecos dirigidos por el Dr. Tarik Avdic, del Registro Nacional de Diabetes Sueco, compararon datos de más de 448,000 personas que sufrían de diabetes tipo 2 con los de 2.2 millones de personas sin diabetes.

Encontraron que las personas con diabetes tenían una reducción del 28 por ciento en el riesgo de aneurisma aórtico y una reducción del 47 por ciento en el riesgo de disección aórtica, en comparación con las personas sin diabetes.

Los investigadores teorizaron que los niveles altos de azúcar en el torrente sanguíneo potencialmente fortalecen las paredes de los vasos sanguíneos, haciendo que sea menos probable que se abulten o que se rompan.

Pero el mismo proceso también podría contribuir al endurecimiento de las arterias, señaló Brinster, que no participó en el estudio.

"Es una espada de doble filo", dijo Brinster.

Eckel se mostró de acuerdo. "Sabemos que los pacientes con diabetes tienen más aterosclerosis, en general", dijo. Tampoco participó en la investigación.

Los beneficios observados en este estudio aplican a afecciones de los vasos sanguíneos relativamente raras", añadió Brinster. El aneurisma aórtico afecta a entre 5 y 10 personas de cada 100,000, mientras que la disección aórtica afecta a entre 2 y 4 de cada 100,000 personas.

"Son cantidades pequeñas de personas en quienes se reduce el riesgo", dijo Brinster, y anotó que el ACV, la enfermedad cardiaca y el ataque cardiaco relacionados con la diabetes tipo 2 son mucho más comunes.

Brinster añadió que los medicamentos que las personas toman para la diabetes también podrían fortalecer las arterias, y así explicar potencialmente parte de la reducción en el riesgo.

"La metformina es uno de los fármacos más populares que se toman para la diabetes, y sabemos que tomar metformina tiene un efecto beneficioso en la enfermedad cardiovascular", dijo Brinster.

El estudio se presentó el martes en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (European Association for the Study of Diabetes), en Lisboa, Portugal. Hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales, las investigaciones presentadas en reuniones suelen considerarse preliminares.

Más información

Para más información sobre el aneurisma, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad