Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Una vacuna ralentiza la recurrencia del cáncer de páncreas en un ensayo inicial

JUEVES, 11 de mayo de 2023 (HealthDay News) -- Una vacuna personalizada, dirigida a los genes, podría retrasar la recurrencia del cáncer de páncreas, según un ensayo de tamaño reducido, pero promisorio.

La vacuna de ARNm, que se adaptó a la genética del tumor de cada paciente, funcionó en la mitad de los que la recibieron durante 18 meses de seguimiento, informaron los investigadores en la edición del 10 de mayo de la revista Nature.

Una vacuna ralentiza la recurrencia del cáncer de páncreas en un ensayo inicial

Los científicos de BioNTech (famosa por el desarrollo de una vacuna contra la COVID junto a Pfizer durante la pandemia) y Genentech crearon la nueva vacuna.

Los expertos reaccionaron a la noticia con un optimismo cauto.

"Es relativamente pronto", comentó el Dr. Patrick Ott, del Instituto Oncológico Dana-Farber, en Boston, al New York Times.

"Este es el primer éxito demostrable, y lo llamaré éxito a pesar de la naturaleza preliminar del estudio, de una vacuna de ARNm para el cáncer de páncreas", aseguró el Dr. Anirban Maitra, especialista en la enfermedad del Centro Oncológico MD Anderson, en Houston, al Times. "Según ese estándar, se trata de un hito".

La idea del estudio surgió en una reunión de científicos oncológicos en Mainz, Alemania, hace varios años. Evaluaron la vacuna en un tipo de cáncer de páncreas que con frecuencia recurre, incluso en los pacientes cuyos tumores se extirpan, reportó el Times.

La vacuna funcionó en más o menos la mitad de los 16 pacientes, y provocó una respuesta inmunitaria que podría explicar por qué estos pacientes no tuvieron una recaída en el periodo del estudio.

En el estudio, los científicos de BioNTech utilizaron datos genéticos de los tumores para crear unas vacunas personalizadas. La meta de la vacuna era enseñar a los sistemas inmunitarios de los pacientes a atacar a los tumores.

Los pacientes del estudio de cualquier forma fueron tratados con quimioterapia y un medicamento que mantiene al sistema inmunitario encaminado, de forma que es posible que la vacuna no fuera el único motivo de que los tumores no recurrieran, según el Times.

Los pacientes recibieron sus vacunas unas nueve semanas tras la extirpación de sus tumores. Ahora es posible hacerlo tras apenas seis semanas, y la meta es proveer la vacuna a los pacientes futuros en cuatro semanas, afirmó el Dr. Ugur Sahin, director ejecutivo de BioNTech, al Times.

Pero la vacuna es cara, ya que cada dosis cuesta 100,000 dólares, informó el Times.

"El costo es una importante barrera contra una utilización más amplia de estos tipos de vacunas", declaró la Dra. Neeha Zaidi, una especialista en cáncer de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, al Times. La vacuna tampoco fue efectiva en más o menos la mitad de los pacientes, que experimentaron una recaída tras 13 meses.

Pero al crear vacunas dirigidas a las proteínas mutadas que solo se encuentran en las células cancerosas, los investigadores quizá hayan logrado un avance.

"Tan solo establecer la prueba de concepto de que las vacunas para el cáncer pueden en realidad hacer algo tras, no sé, unos treinta años de fracasos, probablemente no sea algo malo", aseguró el Dr. Ira Mellman, vicepresidente de inmunología del cáncer de Genentech, al Times. "Comenzaremos por ahí".

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el cáncer de páncreas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Nature, May 10, 2023; New York Times

Comparte tu opinión