Una terapia basada en la inmunidad se muestra promisoria contra el cáncer de mama avanzado

MIÉRCOLES, 9 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Una terapia experimental que recluta a las células inmunitarias del cuerpo que luchan contra los tumores podría ser efectiva para algunas mujeres con un cáncer de mama avanzado, sugiere una investigación temprana.

Los hallazgos provienen de un ensayo en curso del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de EE. UU. Evalúa un nuevo método para tratar a las mujeres cuyo cáncer de mama se ha propagado por el cuerpo y no responde a las terapias estándar.

Una terapia basada en la inmunidad se muestra promisoria contra el cáncer de mama avanzado

Los investigadores la llaman una forma de inmunoterapia "altamente personalizada" que utiliza las células T del sistema inmunitario de la propia paciente para dirigirse a su cáncer, que es genéticamente exclusivo.

En este momento, el equipo reporta sobre apenas seis mujeres que se han sometido a la inmunoterapia. Tres respondieron y han estado libres de cáncer durante al menos 3.5 años, según los hallazgos, que se publicaron en la edición en línea del 1 de febrero de la revista Journal of Clinical Oncology.

"Es altamente experimental y todavía no está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.", enfatizó el investigador sénior, el Dr. Steven Rosenberg, jefe de la rama de cirugía del Centro de Investigación en Cáncer del NCI.

Pero aseguró que los hallazgos iniciales ofrecen "esperanzas".

Rosenberg también dijo que los resultados contradicen al "dogma" tradicional de que el cáncer de mama no provoca una gran respuesta inmunitaria y que, por tanto, en general no es susceptible a la inmunoterapia.

La inmunoterapia se refiere a cualquier tratamiento que reclute a las defensas del sistema inmunitario para luchar contra una enfermedad. Hay varias formas de inmunoterapia para el cáncer que ya están aprobadas, pero no todos los tipos de cáncer responden bien a estos fármacos.

El melanoma es un excelente ejemplo de un cáncer que responde bien, señaló Rosenberg. Los tumores de melanoma portan muchas mutaciones, que pueden provocar una fuerte reacción inmunitaria. Y la inmunoterapia (en particular unos medicamentos llamados inhibidores de puntos de control) ha transformado el tratamiento del melanoma avanzado.

Al contrario, los tumores de mama contienen relativamente pocas mutaciones, y hasta ahora ha habido un éxito limitado en el tratamiento del cáncer de mama avanzado con las inmunoterapias disponibles. Los inhibidores de puntos de control están aprobados para ciertas mujeres que tienen un subtipo agresivo de cáncer de mama conocido como triple negativo.

El método que el equipo de Rosenberg está desarrollando es distinto. "Utilizamos las células T del paciente como fármaco", aclaró.

Hasta ahora, los investigadores han utilizado el método para tratar a pacientes con melanoma avanzado y ciertos tipos de cáncer más, entre ellos un cáncer gastrointestinal poco común.

El tratamiento depende en específico de los linfocitos infiltrantes de tumor, unas células T que se encuentra en y alrededor del tumor. La idea es que si esas células T de hecho son reactivas contra el tumor, pueden potenciarse y utilizarse como arma.

En el estudio actual participaron 42 mujeres con cáncer de mama metastásico que no respondía a los tratamientos convencionales. Metastásico significa que su cáncer se había propagado. Cada paciente se sometió a una cirugía para extirpar una muestra del tumor, y los investigadores realizaron una secuenciación genética para identificar sus mutaciones.

Entonces, aislaron las células T del tumor y, en el laboratorio, evaluaron la reactividad de las células a las mutaciones tumorales específicas.

Resultó que en la mayoría de las pacientes (un 67 por ciento), estas células T eran reactivas a al menos una de las mutaciones tumorales.

¿Por qué esas células T no acababan con el tumor?

El problema, como lo explicó Rosenberg, es que los tumores tienen trucos para evadir a la respuesta inmunitaria. Entonces, las células T infiltrantes de tumor no son suficientes por sí solas.

La táctica de inmunoterapia busca ayudar. Las células T reactivas del paciente se multiplican en el laboratorio para formar un ejército, y entonces se vuelven a infundir en el cuerpo para que busquen y destruyan a las células tumorales.

De las mujeres del ensayo, seis pudieron someterse al tratamiento, que también implica cuatro dosis del inhibidor de puntos de control Keytruda (pembrolizumab). Se administró antes de la infusión, para evitar que las células T recién introducidas fueran desactivadas.

De esas seis pacientes, tres experimentaron un encogimiento de sus tumores. Una mujer tuvo una respuesta completa, y sigue estando libre de cáncer más de 5.5 años después. Otras dos pacientes tuvieron una respuesta parcial, y entonces se sometieron a cirugía cuando se encontró cierto crecimiento tumoral nuevo.

Ambas ya han estado libres de cáncer 5 y 3.5 años, respectivamente, tras recibir la inmunoterapia.

"Lo que hacemos es crear un medicamento exclusivo para cada paciente", señaló Rosenberg. "Es un concepto nuevo".

La Dra. Erica Mayer es una experta de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology), y médica del Instituto Oncológico Dana-Farber, en Boston.

"Son señales muy positivas", dijo, respecto a los resultados de las tres pacientes.

Aun así, Mayer advirtió que falta mucho por aprender sobre la efectividad y la seguridad a largo plazo de la inmunoterapia. Más allá de esto, planteó, habrá preguntas sobre cómo llevar un tratamiento tan complejo al mundo real.

"¿Es esto algo que se podría hacer fuera de centros especializados?", se preguntó Mayer.

También anotó que se están estudiando varios métodos de inmunoterapia para el cáncer de mama, lo que incluye combinar los medicamentos de inmunoterapia con otros fármacos, como los medicamentos "dirigidos".

"Nuestro progreso depende de los ensayos clínicos en curso, y de la participación de las pacientes en ellos", añadió Mayer.


Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre el tratamiento del cáncer de mama.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Steven Rosenberg, MD, chief, surgery branch, Center for Cancer Research, U.S. National Cancer Institute, Bethesda, Md.; Erica Mayer, MD, MPH, institute physician, Dana-Farber Cancer Institute, Boston, and volunteer expert, American Society of Clinical Oncology, Alexandria, Va.; Journal of Clinical Oncology, Feb. 1, 2022, online

Comparte tu opinión