Una forma de aliviar el dolor tras las cirugías de rodilla y hombro, sin opioides

LUNES, 14 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Dos estudios recientes sobre el alivio del dolor sugieren que hay una alternativa más segura a los adictivos analgésicos opioides tras las cirugías de rodilla y hombro.

Los hallazgos concuerdan con los cambios en las directrices federales voluntarias para la emisión de recetas de analgésicos opioides, propuestos la semana pasada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. La propuesta insta a los médicos a recetar terapias no opioides siempre que sea posible.

Una forma de aliviar el dolor tras las cirugías de rodilla y hombro, sin opioides

"Estos estudios demostraron que un régimen de dolor no opioide alternativo era igual de efectivo para gestionar el dolor postoperatorio tras una cirugía de LCA y del manguito de los rotadores, en comparación con los medicamentos opioides tradicionales", comentó el Dr. Kelechi Okoroha, autor principal de ambos estudios. Okoroha es cirujano ortopédico del centro de ortopedia y medicina del deporte de la Clínica Mayo, en Minneapolis.

En un estudio, 62 pacientes se sometieron a una cirugía de rodilla para reconstruir al ligamento cruzado anterior (LCA), y el segundo estudio incluyó a 40 personas que se sometieron a cirugía para reparar el manguito de los rotadores en sus hombros.

Todo el mundo recibió un bloqueo nervioso antes de la cirugía. En ambos estudios, un grupo recibió un opioide para el dolor, mientras que el otro recibió analgésicos no opioides, por ejemplo acetaminofén, antiinflamatorios no esteroides (AINE), relajantes musculares o medicamentos dirigidos al dolor nervioso.

Ambos estudios encontraron que el régimen no opioide proveía el mismo control del dolor y satisfacción, o incluso más, que los opioides durante los primeros 10 días tras la cirugía.

Los distintos medicamentos se dirigen a distintos tipos de dolor, aclaró Okoroha.

"El acetaminofén y los AINE se utilizan para dirigirse a la cascada del dolor y a la inflamación postoperatoria, respectivamente", comentó. "La gabapentina se usa para resolver el dolor relacionado con los nervios, y el metocarbamol [Robaxin] puede controlar los calambres y espasmos musculares".

Esta estrategia elimina el uso de los opioides, que son altamente adictivos y que han conducido a una epidemia nacional de sobredosis. Las afecciones ortopédicas y de la columna conforman alrededor de 3 de cada 10 recetas de opioides, apuntó Okoroha.

El nuevo método también podría ayudar a las personas que se someten a otros tipos de cirugía a evitar a los opioides y sus riesgos, planteó.

"Se ha encontrado que el régimen es efectivo para las cirugías deportivas comunes, pero podría expandirse a una variedad más amplia de procedimientos", aseguró Okoroha.

En ambos estudios, los efectos secundarios más comunes fueron somnolencia, mareo y síntomas gastrointestinales. En el estudio sobre los hombros, los participantes que recibieron el régimen no opioide reportaron menos efectos secundarios que los que tomaron opioides.

Dos expertos independientes se alegraron de los hallazgos.

"La epidemia de opioides todavía existe, y algunas personas se hacen adictas tras el uso postoperatorio de opioides", comentó el Dr. Adam Yanke, cirujano ortopédico del Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago.

Pero enfatizó que los opioides no son del todo malos. Pueden tener una gran efectividad para reducir el dolor cuando se administran a dosis bajas tras unas cirugías mayores.

"Los dos estudios sin duda demuestran que, al principio, a muchos pacientes les puede ir bien sin opioides después de una cirugía", observó Yanke, y añadió que este método también podría ayudar a las personas a recuperarse antes. Ahora, muchas vuelven a casa el mismo día en que reciben la cirugía de reemplazo de articulación, lo que hace que sea importante ofrecerles un régimen de alivio del dolor que no les provoque mareo ni caídas.

El nuevo método reduce de forma dramática los efectos secundarios y los riesgos que se observan con los opioides, concurrió la Dra. Faye Rim, psiquiatra y especialista en gestión del dolor del Hospital de Cirugía Especial, en la ciudad de Nueva York.

"Aunque hay que tomar más medicamentos con este método, en comparación con un opioide, podría haber menos reacciones adversas, como estreñimiento, náuseas y sedación excesiva, y también hay menos preocupación sobre la aparición de síntomas de dependencia o de abstinencia cuando se paren estos medicamentos", señaló.

Este régimen podría funcionar para cualquier procedimiento doloroso, aseguró Rim.

"Los pacientes deben estar de acuerdo y reconocer los riesgos y los beneficios de un protocolo no opioide, y tener unas expectativas realistas sobre el periodo postoperatorio", añadió.

El estudio sobre la cirugía de hombros se publicó en una edición reciente de la revista Arthroscopy: The Journal of Arthroscopic and Related Surgery, y los detalles sobre la cirugía del LCA aparecen en la revista The American Journal of Sports Medicine.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece más información sobre la las alternativas a los opioides para el alivio del dolor.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Kelechi Okoroha, MD, orthopedic surgeon and sports medicine specialist, Mayo Clinic, Minneapolis; Adam Yanke MD, PhD, sports medicine orthopedic surgeon, assistant director, Cartilage Restoration Center, Rush University Medical Center, Chicago; Faye Rim, MD, physiatrist, pain management specialist, Hospital for Special Surgery, New York City; Arthroscopy: The Journal of Arthroscopic and Related Surgery, Nov. 25, 2021; The American Journal of Sports Medicine, Dec. 1, 2021

Comparte tu opinión