Una encuesta halla que casi la mitad de los estadounidenses no están preparados para una emergencia médica

VIERNES, 20 de enero de 2023 (HealthDay News) -- Una emergencia médica puede ocurrir en cualquier momento. ¿Está usted preparado?

Casi la mitad de los adultos estadounidenses no lo están, según una nueva encuesta del Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians, ACEP) y Morning Consult.

Una encuesta halla que casi la mitad de los estadounidenses no están preparados para una emergencia médica

Alrededor de un 76 por ciento se sentían preparados para comunicarse con un operador del 911, pero apenas un 55 por ciento dijeron que podían proveer reanimación cardiopulmonar (RCP) solo con las manos.

Por otra parte, solo un 47 por ciento afirmaron que estaban preparados para aplicar un torniquete para controlar una hemorragia grave, y el mismo número dijeron que podían mover a una víctima a un lugar seguro. Menos de un 29 por ciento afirmaron que se sentían preparados para usar un desfibrilador externo automático (DEA).

"Una emergencia médica puede ocurrir en cualquier momento, y la acción rápida de un testigo puede significar la diferencia entre la vida o la muerte", señaló el presidente del ACEP, el Dr. Christopher Kang. "Todo el mundo puede aprender unos pasos fáciles para poder ayudar en una emergencia".

Alrededor de un 83 por ciento de los adultos que han recibido algún tipo de entrenamiento de emergencias dijeron que están dispuestos a actuar durante una crisis médica, mientras esperan la llegada de los socorristas de emergencias profesionales.

El ACEP anotó que el corazón deja de latir durante un paro cardiaco, lo que significa que la sangre no fluye al cerebro y a los órganos vitales, y las células del cerebro comienzan a morir en cuestión de minutos. La respuesta de los testigos es crítica.

Casi un 90 por ciento de los paros cardiacos que ocurren fuera de un hospital son letales, según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.

La RCP realizada en los primeros minutos de un paro cardiaco puede duplicar o triplicar las probabilidades de que una persona sobreviva, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Aunque una persona quizá pueda hablar o respirar durante un ataque cardiaco, esto no es igual que un paro cardiaco, anotó el ACEP. Una persona que ha sufrido un ataque cardiaco solo debe recibir RCP si pierde la consciencia, no tiene pulso o deja de respirar.

Si un transeúnte presencia un aparente paro cardiaco, debe verificar que la situación sea segura, llamar al 911 o pedirle a otra persona que lo haga, y entonces iniciar la RCP o usar un DEA disponible lo antes posible.

El ACEP se ha asociado con la Cruz Roja Americana para un programa de educación llamado Until Help Arrives (algo así como "Hasta que llegue ayuda"), que se lanzará el próximo mes.

"La respuesta rápida aumenta de forma significativa las probabilidades de que una persona sobreviva a una emergencia como un paro cardiaco", aseguró Kang en un comunicado de prensa del ACEP. "La mayoría de los paros cardiacos que suceden fuera de un hospital ocurren en casa. Saber administrar RCP o usar un DEA podría salvar a alguien muy cercano para usted".

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece más información sobre el paro cardiaco.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: American College of Emergency Physicians, news release, Jan. 18, 2023

Comparte tu opinión