Una alimentación saludable también es buena para la salud del planeta

LUNES, 14 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Las dietas de origen vegetal pueden ser mejores para el ambiente, pero no todas son iguales, muestra una investigación reciente.

El mejor tipo de dieta de origen vegetal para obtener beneficios para la salud y para el ambiente son las ricas en granos integrales, frutas, verduras, frutos secos, legumbres, aceites vegetales y té/café.

Una alimentación saludable también es buena para la salud del planeta

Por otro lado, las dietas de origen vegetal ricas en jugos de fruta, bebidas endulzadas con azúcar, granos refinados, papas y dulces/postres se asocian con un mayor riesgo de enfermedades crónicas y son menos buenas para el ambiente, según los autores del estudio.

"Las diferencias entre las dietas de origen vegetal fueron sorprendentes, porque con frecuencia se les presenta como universalmente saludables y buenas para el ambiente, pero es algo más matizado", señaló la autora para la correspondencia, Aviva Musicus, miembro postdoctoral de investigación del departamento de nutrición de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

"Para ser claros, no estamos afirmando que las dietas de origen vegetal menos saludables sean peores para el ambiente que las dietas de origen animal. Pero nuestros hallazgos muestran que las dietas de origen vegetal pueden tener distintos impactos en la salud y el ambiente", señaló Musicus en un comunicado de prensa de la universidad.

Aunque investigaciones anteriores han documentado que los distintos tipos de dietas de origen vegetal tienen distintos efectos en la salud, se ha realizado poco trabajo para determinar los distintos impactos ambientales, entre los que se pueden incluir las emisiones de gases de invernadero, el uso de tierra de cultivo de alta calidad, el nitrógeno de los fertilizantes, y el agua para la irrigación.

En el estudio, los investigadores utilizaron datos del Estudio de la salud de las enfermeras II para analizar el consumo de alimentos de más de 65,000 personas. El equipo analizó las dietas de las participantes, buscando tanto asociaciones con los resultados para la salud (como la enfermedad cardiaca) como los impactos ambientales.

Las dietas se puntuaron basándose en si eran más ricas en granos refinados malsanos, por ejemplo, o en granos integrales más saludables.

El equipo de la investigación encontró que las participantes que consumían unas dietas de origen vegetal saludables tenían un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca. Estas dietas también se relacionaban con menos emisiones de gases de invernadero y uso de tierra de cultivo, agua para la irrigación y fertilizante con nitrógeno, en comparación con las dietas de origen vegetal malsanas y las dietas de origen animal.

Estos hallazgos también refuerzan a estudios anteriores que mostraron que las dietas más ricas en alimentos de origen animal, en particular la carne roja y procesada, tienen unos impactos ambientales más adversos que las dietas de origen vegetal, anotaron los autores del estudio.

"Como la salud humana en última instancia depende de la salud planetaria, las futuras directrices de alimentación de EE. UU. deben incluir una consideración matizada de la sostenibilidad ambiental, y reconocer que no todas las plantas de origen vegetal confieren los mismos beneficios para la salud y ambientales", según el coautor del estudio, Daniel Wang, profesor asistente del departamento de nutrición de la Harvard.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 11 de noviembre de la revista The Lancet Planetary Health. El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

Más información

El Departamento de Agricultura de EE. UU. ofrece más información sobre una dieta vegetariana.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Harvard T.H. Chan School of Public Health, news release, Nov. 10, 2022

Comparte tu opinión