Un exceso de marihuana durante el embarazo podría poner en peligro la salud del bebé

LUNES, 26 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Las mujeres que consumen marihuana de forma empedernida durante el embarazo son más propensas a dar a luz de forma prematura o a tener un recién nacido con un peso bajo, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que los bebés que nacían de madres con un problema de consumo de marihuana (lo que los médicos denominan trastorno por uso de cannabis) se enfrentaban a algunos riesgos más elevados que otros niños recién nacidos.

Un exceso de marihuana durante el embarazo podría poner en peligro la salud del bebé

Tenían un 6 por ciento más de probabilidades de nacer prematuros, y un 13 por ciento más de probabilidades de tener poco peso o un tamaño pequeño para la edad gestacional, que es una señal de una restricción del crecimiento en el útero.

El estudio, de 4.8 millones de nacimientos en California, sale en un momento en que las mujeres de EE. UU. consumen cada vez más marihuana durante el embarazo.

Los expertos señalaron que los hallazgos no pueden probar que la droga en sí provocara los nacimientos prematuros o el crecimiento fetal atrofiado. Pero dijeron que lo más seguro para las mujeres embarazadas es evitar tomar toda sustancia innecesaria, lo que incluye a las variadas formas de la marihuana.

"Hay una idea errónea común de que, como [la marihuana] es una planta, es segura", comentó la Dra. Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de EE. UU., que financió el estudio.

Esa idea, junto con la legalización del uso recreativo de la marihuana en muchos estados, ha ayudado a fomentar un aumento en el consumo de la droga entre los estadounidenses. Esto incluye a las mujeres embarazadas, advirtió Volkow.

Un estudio del NIDA encontró que, entre 2002 y 2017, el número de mujeres embarazadas de EE. UU. que dijeron que habían usado marihuana en el mes anterior se duplicó, de alrededor de un 3.5 a un 7 por ciento.

En cuanto a los riesgos potenciales para los bebés, los estudios han llegado a conclusiones contradictorias.

Volkow apuntó que es difícil separar los efectos del consumo prenatal de la marihuana de otros factores, en particular de fumar cigarrillos.

De las mujeres que consumen marihuana durante el embarazo, un 80 por ciento también fuman cigarrillos, dijo Volkow.

El nuevo estudio, que aparece en la edición del 22 de abril de la revista Addiction, tuvo un gran tamaño. Esto proveyó a los investigadores la oportunidad de enfocarse en las mujeres que consumían marihuana con regularidad, pero no tabaco.

Y Volkow comentó que se enfocó en el trastorno por el uso de cannabis, lo que capturó a las mujeres embarazadas que consumían marihuana de forma empedernida. Los estudios anteriores, aclaró, han juntado a las usuarias ocasionales con las regulares, lo que podría "diluir" cualquier efecto vinculado con el consumo habitual de la marihuana.

El trastorno por el uso de cannabis se puede diagnosticar cuando una persona tienen más de una señal de problemas con el uso, como unas fuertes ansias de consumir la droga, síntomas de abstinencia, y continuar el uso incluso cuando provoca problemas con el trabajo o las relaciones.

Según los expedientes médicos, pocas mujeres embarazadas del estudio tenían el trastorno por el uso de marihuana. Pero la tasa aumentó con el tiempo, de poco menos de 3 por cada 1,000 en 2001 a casi 7 por cada 1,000 en 2012.

Los bebés nacidos a estas madres fueron más propensos a nacer de forma prematura y con poco peso, frente a los bebés cuyas madres no tenían el trastorno pero eran similares en términos de la raza, la educación y la salud general.

Los riesgos fueron más altos cuando las madres consumían tanto marihuana como tabaco. Pero el uso de la marihuana fue un factor de riesgo independiente de fumar cigarrillos, aseguraron los investigadores.

Y aunque pocos bebés fallecieron en el primer año de vida (menos de un 1 por ciento), aquellos cuyas madres consumían marihuana de forma empedernida tuvieron un riesgo un 35 por ciento más alto.

"Fue un hallazgo sorpresivo", apuntó Volkow. "Tendrá que ser replicado en otros estudios, porque es la primera vez que se ha reportado".

Yuyan Shi, profesora asociada de la Universidad de California, en San Diego, dirigió el estudio.

Enfatizó que no puede probar causalidad. "Como solo observamos expedientes médicos, hay mucho que no sabemos sobre las madres y los bebés", aseguró Shi.

Pero, añadió, los hallazgos sí refuerzan las recomendaciones existentes para los médicos, de evaluar el trastorno por el uso de cannabis en las mujeres embarazadas.

Hay evidencias a partir de la investigación con animales de que la marihuana podría tener unos efectos directos, indicó Volkow. Los estudios de laboratorio han mostrado que unas dosis altas de marihuana pueden alterar al crecimiento y el desarrollo fetal.

Volkow anotó que el THC, la sustancia psicoactiva de la marihuana, cruza la barrera hematoencefálica y llega al cerebro, y también pueden cruzar la placenta.

La droga ejerce sus efectos al estimular a los receptores cannabinoides. Y los receptores cannabinoides fetales comienzan a desarrollarse en el primer trimestre, dijo Volkow.

Con frecuencia, las personas piensan que los "comestibles" son una forma más segura de consumir marihuana. Pero aunque no implica fumar, Volkow comentó que los comestibles tienen sus problemas.

"Los efectos de los comestibles tardan más en surgir, y las personas podrían seguir consumiendo más", apuntó. Pueden consumir una dosis de THC suficientemente grande como para acabar en la sala de emergencias.

Volkow animó a las mujeres a hablar con el médico si tienen problemas para dejar la marihuana por sí solas.

Aunque pocas mujeres de este estudio tenían un trastorno por uso de marihuana diagnosticado, es casi seguro que el problema no se reconozca lo suficiente, según Volkow. Señaló que muchas personas no se dan cuenta de que tienen un problema hasta que intentan consumir menos, y se dan cuenta de que no pueden hacerlo.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre la marihuana y el embarazo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Yuyan Shi, PhD, associate professor, Herbert Wertheim School of Public Health and Human Longevity Sciences, University of California, San Diego; Nora D. Volkow, MD, director, U.S. National Institute on Drug Abuse, Bethesda, Md.; Addiction, April 22, 2021, online

Comparte tu opinión