Un estudio muestra que la mayoría de los trabajadores de salud renuentes a vacunarse cambian de opinión

VIERNES, 4 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- La mayoría de los trabajadores de atención de la salud en un gran hospital de EE. UU. que al principio se negaron a vacunarse contra la COVID-19 al final se vacunaron, revela una nueva investigación.

"Este estudio encontró que las actitudes de los trabajadores de atención de la salud sobre la vacunación contra la COVID-19 podría cambiar en un periodo muy corto", aseguró la autora principal del estudio, Charlesnika Evans, profesora asistente de medicina preventiva en epidemiología de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

Un estudio muestra que la mayoría de los trabajadores de salud renuentes a vacunarse cambian de opinión

"Muestra que hay una oportunidad para cambiar las decisiones de las personas respecto a no vacunarse", planteó Evans en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, su equipo encuestó a casi 4,200 trabajadores de atención de la salud de Northwestern Medicine el invierno pasado, cuando las vacunas contra la COVID comenzaron a estar disponibles. En ese momento, tres cuartas parte dijeron que tenían la intención de vacunarse. En primavera, una segunda encuesta encontró que un 95 por ciento se habían vacunado, lo que incluyó a un 90 por ciento de los que no habían estado seguros.

De los que dijeron al principio que no planificaban vacunarse, casi un 60 por ciento ya se habían vacunado en primavera, según los hallazgos, que se publicaron en una edición reciente de la revista Infection Control & Hospital Epidemiology.

Los investigadores apuntaron que es probable que varios factores ayudaran a cambiar de opinión a los trabajadores de atención de la salud renuentes. Entre estos se encontraron los mensajes claros sobre la seguridad de las vacunas, el acceso fácil a las vacunas en el hospital, la concienciación de que pronto habría órdenes de obligatoriedad para los lugares de trabajo, y la autorización para el uso de emergencia (AUE) de las vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

"Observamos un cambio significativo en el número de personas que dijeron que se vacunarían tras la emisión de la AUE", dijo Evans. "Las personas quizá sintieran que era seguro ponérselas".

Entre los trabajadores de la atención de la salud, los enfermeros fueron menos propensos que los médicos a decir que tenían la intención de vacunarse. Las personas negras fueron menos propensas que las asiáticas, y las mujeres (en particular las que estaban en edad reproductiva) fueron menos propensas que los hombres a decir que planificaban vacunarse.

Los trabajadores de a partir de 65 años fueron más propensos que sus compañeros más jóvenes a vacunarse, mostraron los hallazgos.

Evans anotó que aunque una "buena parte" de los participantes negros del estudio al final se vacunaron, "la falta de confianza en el sistema de atención de la salud es un problema".

"Se trata de un problema de mayor envergadura que se debe abordar en la sociedad en general, que va más allá de este estudio", añadió. "Debemos seguir pensando en cómo mejorar nuestros mensajes y resolver los problemas de desconfianza en el sistema de atención de la salud. Esto es imperativo para la COVID y otras afecciones".

Por ejemplo, planteó que se debe hacer más por incluir a una amplia variedad de grupos de personas en los estudios de vacunas o de investigación.

"El hecho de que no reclutaran activamente a mujeres embarazadas en los estudios sobre las vacunas tuvo sentido al principio, pero para probar que es seguro y efectivo, la inclusión de estos grupos en los ensayos es importante", enfatizó Evans.

Hasta ahora, los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. muestran que las personas embarazadas no han experimentado más eventos adversos que la población general, anotó.

Más información

Aprenda más sobre las vacunas contra la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Northwestern University, news release, Feb. 1, 2022

Comparte tu opinión