Un 'dedo en gatillo' doblado permanentemente puede ser una característica de la diabetes

LUNES, 24 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Un dedo que se "congela" puede ser una señal característica de otra afección: la diabetes.

Los investigadores sospechaban que el dedo en gatillo, que con frecuencia ocurre en el dedo anular o el pulgar, podría indicar diabetes, tras encontrar la afección con frecuencia en pacientes que tenían o luego desarrollaban diabetes. Se caracteriza por un engrosamiento de los tendones que se usan para doblar el dedo y su capa de tejido conectivo.

Un 'dedo en gatillo' doblado permanentemente puede ser una característica de la diabetes

"En la clínica de cirugía de la mano, notamos durante mucho tiempo que las personas con diabetes, tanto del tipo 1 como del tipo 2, se ven afectadas por el dedo en gatillo con una mayor frecuencia", señaló el investigador, Mattias Rydberg, estudiante doctoral de la Universidad de Lund y médico residente del Hospital Universitario de Escania, ambos en Lund, Suecia. "Más de un 20 por ciento de los que requieren cirugía para esta afección son pacientes que tienen, o que desarrollarán, diabetes".

Este engrosamiento, que es una afección dolorosa, hace que el dedo se congele en una posición doblada hacia la palma. Con frecuencia se puede tratar con inyecciones de corticoides, pero a veces requiere cirugía.

En el nuevo estudio, los investigadores examinaron dos bases de datos de salud suecas, entre ellas el registro nacional de diabetes, para estudiar si el azúcar alto en la sangre aumentaba el riesgo de dedo en gatillo.

En total, entre un 1 y un 1.5 por ciento de la población se ve afectada por el dedo en gatillo, encontró el estudio. En las personas con diabetes, la tasa fue de un 10 a un 15 por ciento. El dedo en gatillo fue particularmente notable en las personas con diabetes tipo 1.

El azúcar alto en la sangre se vinculó con un aumento en el riesgo de dedo en gatillo tanto en los hombres como en las mujeres con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2, según el informe. Pero el estudio no probó una relación causal.

El azúcar en la sangre se mide mediante la HbA1C, es decir, la glucosa en la sangre a largo plazo. Los hombres con los peores niveles de azúcar en la sangre tenían un riesgo de dedo en gatillo hasta cinco veces más alto, en comparación con los hombres con un nivel de HbA1C bien regulado, encontró el estudio.

"Pero no podemos saber con certeza si alguno de los grupos busca atención de la salud con una mayor frecuencia que los demás, lo que podría ser un factor que afecte a los resultados", aclaró Rydberg.

No se sabe por qué la diabetes podría crear este aumento en el riesgo. Una teoría es que el azúcar alto en la sangre engrosa tanto a los tendones flexores como a sus capas de tejido conectivo, haciendo que se congelen con una mayor facilidad. Las personas con un azúcar en la sangre sin regular son más tendientes a los atrapamientos de los nervios de las manos.

Lars Dahlin, profesor de la Universidad de Lund y asesor de cirugía de la mano en el Hospital Universitario de Escania, afirmó que "es importante enfocar la atención en las complicaciones de la diabetes, y cómo pueden surgir, con la finalidad de descubrirlas pronto, lo que permite un tratamiento más rápido y por tanto un mejor resultado".

Dahlin añadió que "además de las compresiones nerviosas y el dedo en gatillo, también podría haber un vínculo con el engrosamiento del tejido conectivo en la palma (contractura de Dupuytren), el deterioro en el movimiento articular y el riesgo de artritis en la base del pulgar".

Dijo que es probable que los mecanismos subyacentes de estas complicaciones varíen en el caso de los diabéticos.

"Los resultados de este estudio son interesantes, ya que podemos mostrar que la desregulación del azúcar en la sangre tiene una conexión con el desarrollo del dedo en gatillo", comentó Dahlin en un comunicado de prensa de la universidad.

Ahora, los investigadores buscan averiguar qué tan efectivo es operar a los pacientes con diabetes afectados por el dedo en gatillo.

Rydberg dijo que "a partir de nuestra experiencia en la clínica, la cirugía va bien, y hay pocas complicaciones, pero los pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2 tardan un poco más en recuperar el movimiento y la función por completo".

Añadió que también sería interesante estudiar si el dedo en gatillo podría ser una señal de advertencia de la diabetes tipo 2.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Diabetes Care.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre el dedo en gatillo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Lund University, news release, Oct. 19, 2022

Comparte tu opinión