Un coctel de anticuerpos podría frenar la infección en las personas sin vacunar expuestas a la COVID-19

LUNES, 12 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Las personas que viven con alguien que tiene COVID-19 parecen obtener una potente protección contra la infección cuando reciben el coctel de anticuerpos de Regeneron, muestra un estudio reciente.

Los hallazgos sugieren que, más allá de prevenir los peores resultados de la infección con el coronavirus cuando se administra lo suficientemente pronto, el coctel también se podría usar para prevenir que las personas enfermen en primer lugar, señaló el lunes la compañía.

Un coctel de anticuerpos podría frenar la infección en las personas sin vacunar expuestas a la COVID-19
| Foto: HOLADOCTOR

"Se siguen diagnosticando más de 60,000 estadounidenses con COVID-19 cada día, y el coctel de anticuerpos REGEN-COV podría ayudarnos a ofrecer una protección inmediata a las personas sin vacunar que se expongan al virus, y también estamos trabajando para comprender su potencial de proveer una protección continua para los pacientes inmunocomprometidos que quizá no respondan bien a las vacunas", comentó en una declaración el Dr. George Yancopoulos, presidente y director científico de Regeneron.

En su declaración, Regeneron dijo que solicitará a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. que amplíe la autorización del uso de emergencia del fármaco (para las personas con un riesgo alto que ya tienen COVID-19 pero que no han sido hospitalizadas) para que se administre con fines de prevención a las "poblaciones adecuadas".

Hay "un número muy sustancial de personas" en Estados Unidos y en todo el mundo que serían buenas candidatas para recibir estos medicamentos con fines preventivos, aseguró al The New York Times el Dr. Myron Cohen, investigador de la Universidad de Carolina del Norte. Cohen dirige los esfuerzos de anticuerpos monoclonales de la Red de Prevención de la COVID, una iniciativa patrocinada por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. que ayudó a supervisar el ensayo de Regeneron.

"No todo el mundo recibirá la vacuna, sin importar lo que hagamos, y no todo el mundo responderá a la vacuna", anotó Cohen.

Los nuevos datos sobre el coctel de anticuerpos de Regeneron provienen de un ensayo clínico en que se inscribieron más de 1,500 personas que habitaban en la misma vivienda que otra persona que había tenido una prueba positiva del virus en un plazo de cuatro días. Los que recibieron una inyección del fármaco de Regeneron experimentaron una reducción del 81 por ciento en las probabilidades de enfermar con la COVID-19, en comparación con los voluntarios que recibieron un placebo, señaló la compañía.

El Dr. Rajesh Gandhi, un médico de enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts que no participó en el estudio, declaró al Times que los datos eran "promisorios" para las personas que no se han vacunado. Pero anotó que el tipo de pacientes que se necesitarían para determinar si el fármaco se debe utilizar de manera preventiva en pacientes inmunocomprometidos no se incluyó en el ensayo. "Diría que no lo sabemos en lo absoluto", enfatizó Gandhi.

El coctel de Regeneron, una combinación de dos fármacos diseñados para que imiten a los anticuerpos que el sistema inmunitario genera de forma natural para defenderse del virus, se administró al presidente Donald Trump después de que contrajera la COVID-19 el otoño pasado.

El tratamiento recibió la autorización de emergencia el noviembre pasado. Los médicos lo están usando, además de otro coctel de anticuerpos de Eli Lilly, para los pacientes con COVID-19 de alto riesgo, para protegerlos de una infección grave y la hospitalización.

Pero muchos hospitales y clínicas no han hecho que los tratamientos sean prioritarios, porque demandan mucho tiempo y son difíciles de administrar, en gran parte porque se deben administrar por vía intravenosa. Regeneron planifica pedir a la FDA que permita que su medicamento se administre a través de una inyección, igual que se hizo en su estudio reciente, lo que permitiría que se administre de forma más rápida y fácil.

Esta semana, los suministros de la vacuna de J&J se reducirán en un 86 por ciento

El gobierno federal dijo la semana pasada que Johnson & Johnson repartirá un 86 por ciento menos de dosis de su vacuna contra el coronavirus en Estados Unidos esta semana, un revés para una campaña nacional de vacunación que por fin estaba avanzando.

La compañía entregó el primer lote de su vacuna de una sola dosis a principios de marzo, y envió 2.8 millones de dosis por todo el país, antes de descender por debajo de las 400,000 en las semanas posteriores, reportó el Times. La semana pasada, se enviaron unos 1.9 millones de vacunas por todo el país, y la semana anterior se enviaron 4.9 millones de dosis. Esta semana, esa cifra bajará a 700,000.

Los administradores federales dividirán las dosis de vacuna por todo el país, según la población adulta de cada estado. Esto significa que California se llevará la peor parte de la reducción: tras recibir 572,700 dosis de la vacuna la semana pasada, apenas recibirá 67,600 dosis de la vacuna de J&J esta semana, según el Times.

En Texas, la asignación se reducirá de 392,100 a 46,300. Florida, que recibió 313,200 dosis la semana pasada, recibirá 37,000 esta semana, dijo el periódico.

La ralentización sucede días después de que las autoridades federales se enteraran de que Emergent BioSolutions, un contratista de fabricación que había estado produciendo las vacunas tanto de Johnson & Johnson como de AstraZeneca, había mezclado los ingredientes de ambas y había arruinado hasta 15 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson.

Es difícil determinar que tanto ha influido esto en los problemas de distribución de Johnson & Johnson, apuntó el Times.

La distribución no ha sido el único problema de Johnson & Johnson. Las autoridades de salud de Carolina del Norte dijeron que dejaron de administrar las dosis de la vacuna de Johnson & Johnson en un centro de inmunización masiva de Raleigh y en clínicas de Hillsborough y Chapel Hill después de que al menos 26 personas experimentaran unas reacciones adversas, entre ellas desmayos, reportó Associated Press. Cuatro personas fueron llevadas a hospitales para recibir más exámenes, y las autoridades de salud estatales y federales están revisando el tema.

Kristen Nordlund, vocera de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., dijo a AP que están enterados de las reacciones adversas en algunas personas que recibieron las vacunas en Iowa, Colorado, Georgia y Carolina del Norte. Estas reacciones incluyen mareo, desvanecimiento, sensación de desmayo y respiración acelerada.

Nordlund afirmó que los CDC están trabajando con las autoridades estatales y locales para evaluar el problema, y que ha realizado análisis de los lotes de vacunas y no han encontrado ninguna causa de preocupación. Los CDC no están indicando a los departamentos de salud que paren las vacunaciones, anotó AP.

En cuanto al esfuerzo general de vacunación del país, los CDC informaron el lunes que poco más de 119 millones de estadounidenses habían recibido al menos una dosis de una vacuna, lo que incluye a unos 72.6 millones de personas que se han vacunado del todo.

Los casos de COVID aumentan en el Medio Oeste, a medida que la variante británica se arraiga

Mientras los casos del nuevo coronavirus se disparaban en el Medio Oeste superior la semana pasada, una importante funcionaria de salud dijo que una variante altamente infecciosa que se descubrió por primera vez en Reino Unido se ha convertido ahora en la fuente más común de infecciones en este país.

"Según nuestros estimados más recientes, a partir de la vigilancia de los CDC, la variante B.1.1.7 es ahora el linaje más común que está circulando en Estados Unidos", aseguró durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca la Dra. Rochelle Wallensky, directora de los CDC. Ya hay 21,000 casos confirmados de la variante B.1.1.7 en Estados Unidos, según los CDC.

Los científicos y las autoridades de salud federales han advertido repetidas veces que una cuarta ola de casos de coronavirus podría surgir esta primavera en Estados Unidos, debido a la aparición de unas variantes más contagiosas y la relajación de las medidas de distanciamiento social.

En el Medio Oeste superior, Michigan se ha visto muy afectado. Allí, los nuevos casos y hospitalizaciones se han multiplicado por más de dos en las dos últimas semanas, y las seis áreas metropolitanas de Estados Unidos con el mayor número de nuevos casos en relación con su población se encuentran en Michigan, reportó el Times.

Varios estados más en el Oeste Medio superior también han reportado unos aumentos significativos en las nuevas infecciones y hospitalizaciones. En Illinois, el promedio diario de casos nuevos aumentó en alrededor de un 56 por ciento en las dos últimas semanas, llegando a unos 2,832 al día, señaló el Times. Las hospitalizaciones han aumentado en alrededor de un 28 por ciento respecto a hace dos semanas. Mientras tanto, Wisconsin y Dakota del Norte han experimentado un aumento del 50 por ciento o más en su promedio de casos en las dos últimas semanas.

En todo el país, los casos se han estancado en general, mientras que las hospitalizaciones se han nivelado y las muertes permanecen en un promedio de unas 800 al día, según el Times.

El lunes, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. superó los 31.2 millones, mientras que el número de muertes superó a las 561,500, según los cálculos del Times. El lunes, los cinco estados con más casos de infecciones con el coronavirus eran: California, con más de 3.7 millones de casos; Texas, con más de 2.8 millones de casos; Florida, con más de 2.1 millones de casos; Nueva York, con más de 1.9 millones de casos; e Illinois, con casi 1.3 millón de casos. En todo el mundo, el lunes se habían reportado más de 136 millones de casos, con más de 2.9 millones de muertes por la COVID-19.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: The New York Times; Associated Press

Comparte tu opinión