Un aumento en la duración de los ciclos menstruales cerca de la menopausia podría predecir la salud cardiaca

MIÉRCOLES, 13 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- La duración del ciclo menstrual de una mujer mientras se acerca a la menopausia podría reflejar su riesgo futuro de enfermedad cardiaca, informan unos investigadores.

Los ciclos menstruales de algunas mujeres se alargan cuando se acercan a la menopausia, mientras que los ciclos de otras siguen siendo estables. Este nuevo estudio encontró que las mujeres cuyos ciclos aumentaron en duración dos años antes de la menopausia tenían unas mejores medidas de salud vascular que las que tuvieron unos ciclos estables.

Un aumento en la duración de los ciclos menstruales cerca de la menopausia podría predecir la salud cardiaca

"La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte de las mujeres, y el riesgo aumenta de forma significativa tras la mediana edad, motivo por el cual pensamos que la menopausia podría contribuir a esta enfermedad", señaló la autora del estudio, Samar El Khoudary, profesora asociada de epidemiología de la Escuela de Postgrado en Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh.

"La menopausia no ocurre al presionar un botón. Es una transición con múltiples etapas en que las mujeres experimentan muchos cambios que las ponen en un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular", advirtió en un comunicado de prensa de la universidad. "El cambio en la duración del ciclo, que se vincula con los niveles hormonales, es una medida simple que podría decirnos quién tiene un riesgo más alto".

Para examinar esta relación, El Khoudary y sus colaboradores analizaron los datos de 428 mujeres mayores de EE. UU., que participaban en un estudio nacional en curso.

Alrededor de un 62 por ciento de las mujeres tuvieron unos ciclos relativamente estables antes de la menopausia, mientras que un 16 por ciento tuvieron un aumento temprano en la duración del ciclo (cinco años antes de la menopausia) y un 22 por ciento tuvieron un aumento tardío (dos años antes de la menopausia).

En comparación con las mujeres con unos ciclos estables, las del grupo del aumento tardío tenían unas medidas significativamente mejores de rigidez y grosor arteriales, lo que indica un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca. Las mujeres en el grupo del aumento temprano tuvieron la peor salud arterial.

El estudio aparece en la edición del 13 de octubre de la revista Menopause.

Los cambios en los ciclos menstruales durante la menopausia quizá reflejen los niveles hormonales, lo que a su vez contribuye a la salud cardiaca, sugirieron los investigadores. Planifican evaluar esta teoría en investigaciones futuras, mediante la evaluación de los cambios hormonales.

"Estos hallazgos son importantes porque muestran que no podemos tratar a las mujeres como un solo grupo: los ciclos menstruales de las mujeres tienen distintas trayectorias a lo largo de la transición a la menopausia, y esta trayectoria parece ser un marcador de la salud vascular", añadió El Khoudary. "Esta información amplía las herramientas que estamos desarrollando para los profesionales clínicos que atienden a las mujeres en la mediana edad, para evaluar el riesgo de enfermedad cardiovascular, y nos acerca a la personalización de las estrategias de prevención".

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre la menopausia y la enfermedad cardiaca.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Pittsburgh, news release, Oct. 13, 2021

Comparte tu opinión