Telemedicina para la atención del cáncer ayuda a los pacientes y al planeta

MARTES, 4 de junio de 2024 (HealthDay News) -- Las visitas de telemedicina para la atención del cáncer podrían ayudar a salvar el planeta y al mismo tiempo facilitar las cosas a los pacientes, encontró un estudio reciente.

A nivel nacional, la atención del cáncer podría generar un 33 por ciento menos de emisiones de gases de efecto invernadero si cambiara a la telemedicina desde el modelo tradicional de atención hospitalaria, informaron los investigadores en la edición del 3 de junio de la revista JAMA Oncology. Los hallazgos se presentaron simultáneamente en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society for Clinical Oncology, ASCO), en Boston.

Telemedicina para la atención del cáncer ayuda a los pacientes y al planeta

"Aunque la atención de la salud en Estados Unidos provee beneficios para la salud de muchas personas, genera cantidades sustanciales de emisiones de gases de efecto invernadero que impulsan el cambio climático y dañan la salud de forma inadvertida", señaló el investigador colíder , el Dr. Andrew Hantel. Es miembro de la facultad de leucemia y ciencias de la población en el Instituto Oncológico Dana-Farber en Boston.

En el estudio, los investigadores calcularon la cantidad de dióxido de carbono emitida cada día en Dana-Farber durante dos periodos: entre marzo y diciembre de 2020, cuando la pandemia provocó un cambio a la telemedicina, y entre marzo de 2015 y febrero de 2020,  cuando la mayoría de las visitas ocurrieron en persona.

Las fuentes de emisión fueron tan variadas como conducir al hospital, tomar un ascensor, usar el baño, frotarse con desinfectante de manos y usar las computadoras, las luces y los equipos de la clínica, señalaron los investigadores.

Las emisiones de dióxido de carbono fueron un 81 por ciento más bajas durante el periodo de telemedicina que durante el periodo presencial, encontraron.

Extrapolando eso a todo Estados Unidos, los investigadores estimaron que las emisiones de dióxido de carbono para la atención del cáncer podrían haberse reducido en un 33% durante el período anterior a la pandemia.

El declive más modesto en todo el país se basa en el hecho de que las personas en otras partes de Estados Unidos tienen que viajar más lejos para recibir atención oncológica, sobre todo si tienen cánceres raros, dijo Hantel.

Extender la telemedicina para la atención del cáncer implicará un delicado acto de equilibrio, dijo Hantel.

"En el lado positivo, pueden aumentar el alcance de la atención experta a la vez que reducen los viajes, el tiempo y el costo para los pacientes", señaló Hantel en un comunicado de prensa de Dana-Farber. "Pero también tienen el potencial de agregar visitas, en lugar de reemplazarlas, lo que puede ser difícil para los adultos mayores y los que no tienen buenas conexiones a Internet, y en algunos casos puede reducir la capacidad de los médicos para diagnosticar y tratar adecuadamente".

"Nuestros hallazgos añaden otra capa a esta conversación, mostrando que la reducción de emisiones es un beneficio adicional de este enfoque de la atención", añadió Hantel.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre la telemedicina y la telesalud.

FUENTE: Instituto Oncológico Dana-Farber, comunicado de prensa, 3 de junio de 2024

Comparte tu opinión