¿Son las mujeres o los hombres los mejores médicos?

LUNES, 19 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Cuando se está hospitalizado, uno desea ser tratado por profesionales médicos cualificados, pero ¿es importante si su médico es un hombre o una mujer?

Podría serlo.

¿Son las mujeres o los hombres los mejores médicos?

Un estudio reciente en Canadá encontró que los pacientes tratados por médicas tenían unas tasas más bajas de mortalidad hospitalaria que los que fueron tratados por médicos de sexo masculino.

"Nuestro estudio en general muestra que las médicas tienen unas tasas más bajas de mortalidad de los pacientes en comparación con sus colegas masculinos, pero la diferencia no se puede explicar en base a las pruebas de imagen, las TC, los ultrasonidos y cosas por el estilo", dijo Anjali Sergeant, autora principal del estudio.

"Sin embargo, la tasa de mortalidad más baja de los pacientes de las médicas se explica en parte por el hecho de que una mayor proporción de nuevos graduados en medicina son mujeres, y estos nuevos graduados pueden estar más actualizados", añadió Sergeant, estudiante de medicina de la Universidad McMaster, en Ontario.

El estudio fue impulsado por investigaciones anteriores en un entorno de atención primaria, que sugirieron que podría haber diferencias en cómo los médicos y las médicas ejercen su práctica clínica. Esto incluyó informes de que las médicas pasaban más tiempo con los pacientes, brindaban una atención más centrada en el paciente y una atención con un enfoque empático. Un estudio de EE. UU., realizado en 2017. también encontró una diferencia similar en la mortalidad de los pacientes según el sexo del médico.

La nueva investigación incluyó a pacientes que fueron ingresados en una sala médica general en siete hospitales de Ontario, entre abril de 2010 y octubre de 2017. Los pacientes recibieron atención de un internista general o un médico de familia hospitalario.

La mitad de los más de 171,000 pacientes eran mayores de 73 años. Fueron atendidos por 172 médicos, 54 mujeres y 118 hombres.

Las médicas solicitaron más pruebas de imágenes diagnósticas, pero esto no explicaba la modesta diferencia en las tasas de mortalidad.

El equipo del estudio encontró que el 4.8 por ciento de los pacientes tratados por las médicas murieron en el hospital, en comparación con el 5.2 por ciento de los pacientes de los médicos. La diferencia fue de un 0.47 por ciento, similar a la diferencia de un 0.43 por ciento que se encontró en el estudio estadounidense con pacientes de Medicare.

"Creo que debido a que los sistemas de salud canadiense y estadounidense son tan diferentes, se podría esperar que los hallazgos fueran difíciles de reproducir, pero parece que obtuvimos unos resultados parecidos", afirmó Sergeant.

Los resultados fueron los mismos cuando el equipo de investigación hizo ajustes según varias características de los pacientes. Pero el equipo encontró que la diferencia era estadísticamente insignificante cuando contabilizaron la cantidad de años que los médicos llevaban ejerciendo.

"Lo que esto nos dijo fue que los pacientes con médicas pueden tener mejores resultados debido, en parte, a que más mujeres se gradúan de medicina en Canadá", dijo Sergeant, y señaló que algunas evidencias sugieren que los recién graduados, hombres y mujeres, podrían estar más actualizados en las directrices clínicas.

Pero Sergeant añadió que le gustaría ver más investigaciones sobre la brecha en las tasas de mortalidad. Ella y sus colaboradores también advirtieron en contra de la perpetuación de los estereotipos de género.

La Dra. Theresa Rohr-Kirchgraber es profesora de medicina de la Universidad de Augusta y de la Asociación Médica de la Universidad de Georgia, en Athens, Georgia.

Los hombres y las mujeres aportan diferentes puntos fuertes al trabajo, dijo. Las mujeres suelen ser cuidadoras en sus hogares y aportan esa perspectiva al trabajo, añadió Rohr-Kirchgraber, que no formó parte del estudio.

"Pensamos en lo que sucederá cuando [los pacientes] regresen a casa, en quién va a estar con ellos", afirmó Rohr-Kirchgraber. "No se trata solo de la atención durante la estancia en el hospital, sino en pensar con anticipación qué va a suceder cuando salga".

Este tipo de estudios son importantes, ya que las médicas todavía no ganan tanto dinero como sus homólogos masculinos, señaló Rohr-Kirchgraber. Citando a otras investigaciones, dijo que alrededor del 40 por ciento de las médicas abandonan la práctica médica o reducen sus horas en un plazo de seis años tras la finalización de su formación.

"Se habla sobre el empeoramiento de la escasez de médicos, y no es debido a que no seamos suficientemente inteligentes o buenos. Tiene que ver con el hecho de que existe desigualdad cuando se accede al lugar de trabajo", dijo Rohr-Kirchgraber. Pidió políticas de permisos familiares remunerados, que podrían beneficiar a los médicos de ambos sexos, y más transparencia en cuanto a los salarios.

"Cuando se hacen políticas que favorecen tener familias, como los permisos familiares, se ayuda a toda la familia, no solo a las médicas sino también a los hombres", concluyó Rohr-Kirchgraber.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 16 de julio de la revista JAMA Health Forum.

Más información

La Asociación Americana de Colegios Médicos (Association of American Medical Colleges) ofrece más información sobre la evolución de la fuerza laboral médica.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Anjali Sergeant, BASc, medical student, McMaster University, Hamilton, Ontario, Canada; Theresa Rohr-Kirchgraber, MD, past president, American Medical Women's Association, and professor of medicine, Augusta University/University of Georgia Medical Partnership, Athens, Ga.; JAMA Health Forum, July 16, 2021, online

Comparte tu opinión