Se reduce la tasa de demencia entre los estadounidenses mayores, según un estudio

MARTES, 8 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Una buena noticia para los adultos que envejecen: la prevalencia de la demencia se redujo en Estados Unidos entre 2000 y 2016, revela un nuevo estudio.

En las personas de a partir de 65 años, la prevalencia de la demencia se redujo en 3.7 puntos de porcentaje. También se redujeron las disparidades entre los hombres blancos y los negros, y entre los hombres y las mujeres.

Se reduce la tasa de demencia entre los estadounidenses mayores, según un estudio

"Los motivos del declive en la prevalencia de la demencia no se conocen con certeza, pero esta tendencia es una buena noticia para los estadounidenses mayores y los sistemas que los respaldan", aseguró el autor principal, Péter Hudomiet, economista de la RAND, una organización de investigación sin fines de lucro.

"Este declive podría ayudar a reducir la carga prevista en las familias, los hogares de ancianos y otros sistemas de respaldo a medida que la población estadounidense envejece", añadió Hudomiet en un comunicado de prensa de la RAND.

En 2000, la prevalencia de demencia ajustada por la edad era de un 12.2 por ciento en las personas de a partir de 65 años. En 2016, era de un 8.5 por ciento, una reducción de casi un tercio. La tasa de declive fue particularmente rápida entre 2000 y 2004, encontró el estudio.

Las brechas en las tasas de demencia entre los hombres negros y los blancos se redujeron con los años, ya que la prevalencia se redujo en 7.3 puntos de porcentaje entre los hombres negros en esos años, en comparación con una reducción de 2.7 puntos de porcentaje entre los hombres blancos.

Las mujeres siguieron teniendo una tasa más alta de demencia, pero se redujo de un 13.6 a un 9.7 por ciento en esos años. Entre los hombres, la tasa se redujo de un 10.2 a un 7 por ciento.

Para estudiar el tema, RAND usó los datos de más de 21,000 personas del Estudio nacional de salud y jubilación.

Los investigadores atribuyen unos niveles crecientes de educación, una reducción en el tabaquismo, y un mejor tratamiento de unos factores de riesgo cardiaco clave, como la hipertensión, como motivos potenciales de las mejoras.

La educación parece ser clave, según el estudio.

Alrededor de un 22 por ciento de los hombres del estudio en 2000 habían estudiado en la universidad, en comparación con casi un 34 por ciento en 2016. Y la fracción de mujeres educadas en la universidad casi se duplicó, de poco más de un 12 a un 23 por ciento, en ese periodo.

Pero los investigadores anotaron que las tendencias en el nivel educativo diferían entre los distintos grupos demográficos. Esto podría afectar a la desigualdad en el futuro.

"Cerrar las brechas en la educación entre los grupos raciales y étnicos podría ser una poderosa herramienta para reducir las desigualdad de la salud en general, y las desigualdades en la demencia en particular, una importante meta de la política de salud pública", añadió Hudomiet.

En 2021, alrededor de 6.2 millones de adultos de EE. UU. de a partir de 65 años vivían con demencia.

Los hallazgos se publicaron en la revista Proceedings of National Academy of Sciences.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la demencia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: RAND Corporation, news release, Nov. 7, 2022

Comparte tu opinión