¿Retrasar o no el reloj? Unos expertos en el sueño desaconsejan el horario de verano

VIERNES, 5 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- La mayoría de las personas se quejan cuando llega el momento de "adelantar" o "retrasar" el reloj una hora, con las fluctuaciones del horario de verano.

Pero ese cambio de una hora, que ocurre este domingo a las 2 a.m., es más que una molestia menor, afirman los expertos en el sueño.

¿Retrasar o no el reloj? Unos expertos en el sueño desaconsejan el horario de verano

La investigación ha mostrado que alterar de forma deliberada nuestro reloj interno dos veces al año aumenta el riesgo de accidentes, enfermedad y muerte.

Por eso, la Academia Americana de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine, AASM) ha pedido que se acabe con el horario de verano, planteando que la adopción de un horario estándar permanente es lo mejor para mejorar la salud de las personas.

"En los últimos 20 a 30 años, ha habido una investigación creciente que ha demostrado que, de hecho, una hora parece ser muy importante", comentó el Dr. Muhammad Adeel Rishi, pulmonólogo y especialista en medicina del sueño y atención crítica de la Clínica Mayo en Eau Claire, Wisconsin. "Esta pérdida de sueño de una hora puede tener efectos duraderos en la salud y la seguridad. Un horario estándar provee la mejor solución posible durante todo el año para la salud y la seguridad de la sociedad como un todo".

Cambiar del horario estándar al horario de verano magnifica los problemas cardiacos, lo que incluye un aumento en el riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular (ACV) y un ritmo cardiaco anómalo y peligroso, argumentó la AASM en un documento de opinión que se publicó el otoño pasado en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine.

También tiende a haber más accidentes de coche y visitas a la sala de emergencias debidas a accidentes en el lugar de trabajo y el hogar, según el artículo.

Unas significativas amenazas para la salud

Además, la descoordinación entre los relojes internos de los humanos y el reloj de la pared aumenta el riesgo de obesidad, síndrome metabólico, depresión y cáncer, anotó la AASM.

"Sabemos que el cambio de hora en primavera tiene unas consecuencias de salud significativas", señaló Erin Flynn-Cuevas, directora del Laboratorio de Contramedidas para la Fatiga del Centro de Investigación Ames de la NASA, en Mountain View, California. "En general, no tiene mucho sentido dañar la coordinación entre nuestros relojes y la hora de nuestros relojes internos".

El cambio también afecta a la atención que los pacientes reciben de los médicos. Una investigación reciente encontró un aumento del 18 por ciento en los eventos médicos adversos relacionados con el error humano en la semana tras el cambio al horario de verano, anotó la AASM.

Los cuerpos humanos funcionan en un reloj interno que los médicos llaman reloj circadiano, apuntó Rishi.

"Se sabe que casi todos los organismos vivientes que se han estudiado tienen este reloj. Sigue el tiempo del sol, es decir, la hora a la que el sol sale y la hora a la que el sol se pone. Así evolucionamos a lo largo de milenios", señaló.

El horario de verano altera a los sistemas del cuerpo creados a través de la evolución para que coordinen el horario de vigilia y el de sueño con el sol.

Orígenes históricos

Aunque usted no lo crea, la idea comenzó como un mordaz chiste de Benjamin Franklin, uno de los próceres estadounidenses.

En primavera de 1784, Franklin, el primer embajador del país en Francia, escribió un ensayo satírico para el Diario de París, titulado "Un proyecto económico", en que planteaba que podrían ahorrar dinero en velas y aceite de lámpara si se despertaran más pronto en verano.

"Cada mañana, desde que el sol salga, que suenen todas las campanas de todas las iglesias. ¿Y si esto no es suficiente? Que se disparen cañones en cada calle, para despertar efectivamente a los holgazanes, y obligarlos a abrir los ojos para que vean su interés real", escribió Franklin, con toda su ironía.

Alemania fue el primer país que adoptó del todo el horario de verano como una medida para ahorrar energía durante la Primera Guerra Mundial, y pronto los aliados también adoptaron la práctica.

Desde entonces, Estados Unidos ha modificado el horario de verano de una forma u otra. Hasta agosto de 2021, todos los estados excepto Arizona y Hawái observaban el horario de verano.

"Una de las industrias que presionó para que se realizara el más reciente aumento en el horario de verano fue la industria de los dulces", aseguró Rishi, autor principal del documento de opinión de la AASM. "Se dieron cuenta de que el hecho de que Halloween se celebrara en el horario de verano daría a los niños una hora adicional de luz solar para salir a pedir dulces, y millones de dólares en ventas de dulces. Ahí estamos en este momento, con ocho meses de horario de verano y cuatro meses de horario estándar".

Los relojes corporales no son flexibles

Pero cuando adelantamos la hora en marzo, alteramos unos sistemas internos que aún no comprendemos del todo, apuntaron los expertos.

El horario de verano hace que haya menos luz solar a primera hora de la mañana y más en la noche.

Esto significa que está más oscuro cuando la mayoría de las personas se despiertan para trabajar, mientras que la luz solar dura hasta un momento posterior en la tarde, apuntaron Rishi y Flynn-Evans. Esto podría parecer como una idea agradable para las barbacoas después del trabajo, pero es terrible para los horarios de sueño de las personas.

"Si se expone a más luz en la tarde, una de las consecuencias es que es probable que duerma menos, porque el cuerpo no se preparará para que duerma a una hora más temprana", aclaró Flynn-Evans. "Pero nuestras obligaciones sociales no cambian, así que las personas tienen que levantarse en la mañana para ir a trabajar o a la escuela. Esto deja menos tiempo para dormir, porque tenemos esa exposición a la luz a una hora más tardía en la tarde".

Quizá crea que atrasar y adelantar respecto al horario de verano no es distinto al desfase horario que experimenta cuando viaja por el país, pero Flynn-Evans dice que no es así.

"Con el desfase horario real, se viaja a través de las zonas horarias, lo que significa que la exposición a la luz del sol concuerda mejor con la zona horaria donde está", apuntó. "Cuando el reloj cambia pero uno se queda en la misma zona horaria, para nuestros cuerpos es más difícil adaptarse, porque el sol no cambia. Solo cambiamos nuestros relojes".

El Congreso sopesa un cambio permanente

La buena noticia es que en el Congreso hay una legislación para eliminar los cambios horarios, comentaron Rishi y Flynn-Evans.

Pero la legislación plantea un horario de verano permanente, y los expertos en el sueño afirman que esta es la medida errónea.

Estados Unidos ya experimentó con un horario de verano permanente durante la crisis energética de 1973, provocada por el embargo de petróleo de la OPEC, pero la política fue muy impopular, y tras un solo invierno, se eliminó, anotó el documento de opinión de la AASM.

Hay evidencias de que el reloj corporal no logra ajustarse de forma adecuada al horario de verano incluso tras varios meses, porque el cambio de horario artificial está tan descoordinado respecto al reloj solar, según el informe.

De hecho, la investigación ha mostrado que la tasa de ataques cardiacos y ACV se reduce después de que los relojes cambian al horario estándar, anotó Rishi.

"Esto sugiere que quizá la tasa de ataque cardiaco se eleva durante el periodo en que estamos en el horario de verano", dijo Rishi. "Si es cierto, obviamente es muy preocupante".

El horario de verano también va en contra de las iniciativas para retrasar la hora de inicio de la escuela, añadió Rishi.

"Si uno a la escuela a las 8 a.m., una vez el horario de verano empieza, desde el punto de vista del reloj solar, uno va a la escuela a las 7 a.m.", indicó Rishi. "Esto anula todo el progreso que se ha logrado para retrasar la hora de inicio de la escuela, que, sobre todo en los estudiantes de secundaria, reduce el riesgo de accidentes, y que se ha mostrado que mejora el rendimiento escolar".

La buena noticia es que el cambio de horario inminente de este fin de semana es el que es mejor para la salud de las personas", aseguraron los expertos.

"El cambio de horario en otoño es un buen momento para que las personas reprogramen sus relojes y quizá duerman un poco más", aconsejó Flynn-Evans. "Para la mayoría de los adultos, este cambio de horario es bastante bueno, porque dormimos una hora adicional".

Más información

Lea el argumento de la Academia Americana de Medicina del Sueño contra el horario de verano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

SOURCES: Muhammad Adeel Rishi, MD, pulmonology, sleep medicine and critical care specialist, Mayo Clinic, Eau Claire, Wis.; Erin Flynn-Evans, PhD, director, NASA Ames Research Center Fatigue Countermeasures Laboratory, Mountain View, Calif.; Journal of Clinical Sleep Medicine, Oct. 15, 2020, online

Comparte tu opinión